sábado, 13 de marzo de 2010

Gloriosos 80's... (Parte X)



El Cristal Encantado / Cristal Oscuro (The Dark Crystal, Jim Henson, Frank Oz, Gary Kurtz, 1982)

Las escenas iniciales nos trasladan al Castillo del Cristal donde, hace mil años, el Cristal Oscuro fue dañado por un Urskeks, comenzando un periodo de caos y de dimensiones casi apocalípticas para todo el planeta. Entonces, se nos dice, fue cuando aparecieron los siniestros y crueles Skeksis, la raza gobernante, y los Místicos, sabios y benévolos. Luego veremos que el número de individuos es idéntico para ambas razas, y que cuando muere uno en un bando, otro tanto ocurre en el otro. Para asegurar su permanencia en el poder, los Skeksis decidieron exterminar a la raza de los Gelflings debido a una profecía según la cual uno de éstos acabaría con su terrorífico predominio restaurando el Cristal. Pero ha llegado el tiempo en que la profecía debería cumplirse y los Skeksis descubren con alarma que un Gelfling, Jen, ha sobrevivido a la matanza, criado por los Místicos. Sin pérdida de tiempo envían a sus soldados, los Garthim, a subsanar ese detalle que pone en jaque su futuro en el poder, pues Jen querrá devolverle al cristal su poderoso resplandor… Una propuesta sumamente original desde su aspecto técnico. Partiendo de los dibujos de Brian Froud, los creadores de la serie “Los Muppets” necesitaron cinco años para completar esta historia de aventuras y fantasía, rodada íntegramente con animatronics, toda una novedad en su momento. Fue ganadora de un Premio Saturno de la Academia de Ciencia Ficción, Fantasía y Filmes de Horror como Mejor Película de Fantasía en 1983. Muy influida por los relatos fantásticos de Tolkien, la cinta sin embargo no ha tolerado bien el paso del tiempo, pues su gran despliegue marionetista ha quedado totalmente obsoleto ante el apogeo digital.











Videodromo (Videodrome, David Cronenberg, 1983)

Max Renn (James Woods) es el aburrido jefe de una cadena de TV por cable que emite de manera clandestina un canal de violencia y pornografía debido a su gran rentabilidad. Este canal llamado “Videodromo” mostrará vida propia haciendo que el protagonista tenga alucinaciones y delirios en el que su propio cuerpo se va metamorfoseando en una especie de reproductor de vídeo a través de una ranura salida de su estómago, lo que le hace ser víctima de un complot en donde realidad se mezcla con ficción constantemente y en donde un grupo parece reivindicar una nueva filosofía de la vida basada en la carne… El guión escrito por el propio Cronenberg es fascinante y muy original, permitiéndole en todo momento desarrollar sus habituales obsesiones por el mal gusto y lo desagradable, manteniendo siempre el suspense y jugando con el espectador que no acaba por decidirse si lo que está viviendo el protagonista es sueño o realidad. Puede parecer manida la idea de la televisión como instrumento de alienación humana pero hemos de pensar que ésta película tiene ya sus años, con lo cual, es posible que fuera algo novedosa en aquel momento.









Ciencia Loca / La Mujer Explosiva (Weird Science, John Hughes, 1985)

Gary (Anthony Michael Hall) y Wyatt (Ilan Mitchell-Smith) son dos adolescentes que no gozan de lo que se dice demasiada popularidad entre las chicas. Un día, aprovechando que los padres no están en casa, deciden crear por ordenador una mujer espectacular que les obedezca en todo, para poder presumir delante de sus amigos y no requerir la atención del resto de las chicas. Jugando con una muñeca, recortes de revistas y el escáner de su ordenador Apple Lisa, diseñan a su mujer de perfectas medidas y bello rostro. El destino hace que un relámpago aterrice en su casa y convierta a esa patrón en una realidad palpable. El resultado: una tremendamente exuberante chica bautizada como Lisa (Kelly LeBrook, que ya nos enloqueció un año antes en La Mujer de Rojo), que aparte de ser todo un bombón, además es un ser inteligente y poseedora de extraños poderes, lo que propiciará surrealistas y muy cómicas situaciones a lo largo de la trama… El mito de Frankenstein da un giro inesperado en esta comedia de adolescentes con la hormona alborotada del guionista y director de Dieciséis Velas y El Club de los Cinco, con situaciones disparatadas y lo bien que están llevadas a cabo. Algo a destacar son sus efectos especiales, excelentes para la época. Unos jovencitos Bill Paxton y Robert Downey Jr. sobresalen en el reparto. A mediados de los 90’s, un remake llegaría en forma de exitosa serie de televisión con el titulo homónimo, se transmitió en la televisión americana con 88 episodios (en 5 temporadas) entre 1994 y 1997, con un nuevo reparto en el que la no menos sexy Vanessa Angel interpretó el papel de “Lisa”.












La Mosca (The Fly, David Cronenberg, 1986)

Seth Brundle (Jeff Goldblum) es un joven científico. Una noche, en una convención de ciencia, conocerá a la reportera Verónica Quaife (Geena Davis), a la que le presentará su nuevo proyecto, la “teleportación”. Que consiste en transportar objetos de una cabina llamado “telepod” hacia otra de las mismas. Brundle y Verónica iniciaran una relación sentimental. Una discusión entre Verónica y su ex novio y editor Stathis Borans (John Getz) encenderá los celos de Brundle, razón por la que se internará en uno de los telepods sin tener conocimiento de que una mosca ingresó con él, y debido a su imprudencia, al usarlo se fusionará genéticamente hasta transformarse gradualmente en un repulsivo insecto, emanando compasión y empatía, antes e incluso durante la espantosa visión final de su nuevo ser… Esta es la película más famosa de Cronenberg, y uno de los mejores remakes de la historia, ya que lo único que se mantiene del relato original de 1958 (Kurt Neumann, con Vincent Price) es la idea central del científico que se transforma en un hombre-mosca. A partir de ahí todo es diferente. Cronenberg acomete la complicada y nada agradable labor de mostrar la progresiva degeneración física que conlleva la transformación de Seth Brundle, pero a la vez transmite las diferentes etapas psicológicas por las que pasa (euforia, desconcierto, enfado, aceptación...) con tal maestría que llega a conmovernos. Dentro de las muchas virtudes que hacen de La Mosca una de las mejores muestras de horror y ciencia ficción, están la imprescindible labor en maquillaje y efectos visuales de Chris Walas y su equipo, trabajo por el que sería galardonado en los Oscar; así como una magnifica banda sonora de Howard Shore, habitual colaborador del director canadiense.











Los Muchachos Perdidos / Jóvenes Ocultos (The Lost Boys, Joel Schumacher, 1987)

Una mujer divorciada (Dianne Wiest) se traslada con sus dos hijos de Phoenix a la casa de su abuelo en Santa Carla, un pueblo de la costa californiana que presume de ser el de mayor índice de desapariciones. El mayor de los hermanos, Michael (Jason Patric), se encapricha con una joven vampiro llamada Estrella (Jami Gertz), la cual no asesina a sus víctimas (de hecho no se ve que se alimente en la película, pero es una defensora de la raza humana). Esta Estrella convive con un grupo de vampiros con apariencia de moteros rebeldes y estos deciden que ella obtenga su primera caza en Michael, pero en lugar de alimentarse de él, no lo hace "porque le gusta", entonces el grupo, liderado por el peligroso David (Kiefer Sutherland), decide transformarlo en uno de ellos. Sam (Corey Haim), el hermano menor, conoce a su vez a un par de hermanos amantes de los cómics y "especialistas en vampiros" (Corey Feldman y Edward Feldman) que intentarán revertir la maldición que ha caído sobre la familia. A su vez, la madre de los hermanos entra a trabajar en un videoclub que resulta ser del "vampiro jefe", el cual se encapricha de la madre e intenta, a través de ella y de su familia formar la suya propia... Con un reparto de lujo y una banda sonora de rock, Schumacher pretendía con Los Muchachos Perdidos hacer algo nuevo con el subgénero de vampiros, algo que representara un cambio notable, sin ella, ni el Drácula de Coppola, ni Entrevista con el Vampiro, ni Del Crepúsculo al Amanecer, ni Blade ni ninguna otra cinta de vampiros posterior hubiera existido. Solo por eso ya merece ser vista. Kiefer Sutherland y Jason Patrick se hicieron súper amigos durante el rodaje y luego terminaron siendo enemigos mortales después de que Jason le quitara la novia (Julia Roberts) a Kiefer.











De tal Padre, tal Hijo / De tal Astilla… tal Palo (Like Father, Like Son, Rod Daniel, 1987)

El doctor Jack Hammond (Dudley Moore) es un brillante cirujano especializado en enfermedades del corazón. Refinado, culto y un tanto remilgado y estirado, el doctor Hammond es un hombre viudo que se preocupa de criar solo a su hijo y que ahora es el más firme candidato para ser nombrado jefe del Centro Médico de uno de los mejores hospitales y con los más modernos equipos del mundo. Su hijo Chris Hammond (Kirk Cameron) es un estudiante adolescente que lucha por estar a la altura de las exigencias de su padre en cuanto a requerimientos académicos. Además, Chris ha logrado al fin conversar con la chica de sus sueños y hasta la ha invitado a salir una noche. Pero, tras beber un misterioso brebaje indio, padre e hijo se cambian accidentalmente de cuerpos. Chris tiene ahora acceso al Jaguar y a las tarjetas de crédito de su padre mientras que éste se luce en clases de anatomía y asiste a un ensordecedor concierto de Rock… Este tipo de películas de intercambio de personalidad generó en su momento bastante buenos resultados, como lo demostraron Viceversa (1988) con Fred Savage, Double Switch (1987) con George Newbern, y 18 Again! (1988) con Charlie Schlatter y George Burns. Sin embargo la estética ochentera no parece haber soportado muy bien el paso de los años, aún así esta entretenida cinta es una buena oportunidad para ver al televisivo y joven Cameron -muy de moda entonces entre las jovencitas- en la cima de su carrera.







Wall Street: El Poder y la Avaricia (Wall Street, Oliver Stone, 1987)

Bud Fox (Charlie Sheen) es un joven y ambicioso corredor de bolsa que gracias a su esfuerzo y el de su padre (Martin Sheen), mecánico y jefe del sindicato de una compañía aérea, consiguió terminar la carrera universitaria. Su mayor deseo es trabajar con el hombre que más admira, Gordon Gekko (Michael Douglas), un individuo hecho a sí mismo sin escrúpulos que bajo el lema "La codicia es buena" desarrolla una intensa actividad especulativa en activos reales y financieros, y que en poco tiempo ha conseguido reunir una gran fortuna en el mundo de la bolsa. Gracias a su insistencia, Bud consigue introducirse en el círculo privado del todopoderoso Gekko, que le encarga labores ilegales de espionaje financiero y de propagación de información interesada. Bud obtiene a cambio dinero, ascenso profesional y la compañía amorosa de Darin Taylor (Daryl Hannah)... Escrita y dirigida por Oliver Stone, la película describe la vorágine que se vive en torno a la Bolsa de NY y de Wall Street, en un mundo dominado por el dinero y la especulación, que no conoce principios, y en el que, con frecuencia, se bordea la ilegalidad. Por su inmortal papel, Michael Douglas ganó el Oscar y el Goblo de oro al Mejor Actor. La secuela de la cinta llegara en este año con el título de Wall Street: El Dinero Nunca Duerme (Wall Street 2: Money Never Sleeps, Oliver Stone), protagonizada de nuevo por Douglas y Sheen, anexando a su reparto a Shia LaBeouf, Carey Mulligan, Frank Langella y Susan Sarandon.










Arma Mortal / Arma Letal (Letal Weapon, Richard Donner, 1987)

Martin Riggs (Mel Gibson) es un policía de Los Ángeles con tendencias suicidas. Roger Murtaugh (Danny Glover) es un maduro y responsable policía, padre de familia, que ha sido asignado junto a Riggs. Juntos intentarán desmantelar una operación de contrabando de droga al tiempo que, a pesar de sus diferentes caracteres, se harán buenos amigos… Exitosa combinación de acción y comedia; una mezcla utilizada en el cine anteriormente, pero que nunca había ofrecido tan excelentes resultados en taquilla. Supuso la primera de una saga que siguió recaudando dinero durante los 90’s (secuelas en 1989 -la mejor por introducir a Joe Pesci-, 1992 y 1998), además de consolidar como estrella mundial a un simpático Mel Gibson que se había dado a conocer por Mad Max (1979). Muy entretenida.








Duro de Matar / Jungla de Cristal (Die Hard, John McTiernan, 1988)

En lo alto de la ciudad de Los Ángeles un grupo armado terrorista se ha apoderado de un edificio tomando a un grupo de personas como rehenes. El policía John McClane (Bruce Willis), que se encuentra dentro del rascacielos, consigue escapar, manteniendo a partir de ese momento una desigual y agotadora lucha contra los terroristas (liderados por un sensacional Alan Rickman)… Una entretenidísima cinta de acción que catapultó al estrellato absoluto a Bruce Willis (hasta entonces conocido por la serie de televisión "Luz de luna") y que originó tres exitosas secuelas (1990, 1995 y 2007), además de varios plagios de idéntico argumento y distinta ubicación: Alerta Máxima (Under Siege, 1992) –en un barco-, Pasajero 57 (Passenger 57, 1992) – en un avión-, o Muerte Súbita (Sudden Death, 1995) -en un estadio-. Sin duda alguna, y junto a Arma Mortal (1987) y Terminator (1984), el filme de acción de los años ochenta.









Willow (Ron Howard, 1988)

El argumento trata sobre un mundo medieval en el que existen varios tipos de seres, los Daikiris (personas de estatura normal), los Nelwyn (personas de corta estatura) y los Brownies (personas que miden cerca de 10 centímetros). En las mazmorras del castillo de la malvada reina hechicera Bavmorda (Jean Marsh), una prisionera da a luz una niña que, de acuerdo a una antigua profecía, pondrá fin al reinado de la hechicera. La comadrona salva a la niña daikiri de la ira de Bavmorda, pero se ve obligada a arrojar su cuna al río cuando es alcanzada por sus perros de presa. La corriente le hace alcanzar un pueblo de enanos en donde es adoptada por el valiente Willow Ufgood (Warwick Davis), un nelwyn labrador pero aprendiz de mago. A Willow se le encomendará en una misión junto con unos compañeros para devolver a la niña a su hogar natural más allá de las montañas. Por el camino se cruzará con Madmartigan (Val Kilmer) y lucharán contra el ejército de la malvada Bavmorda… George Lucas es el que escribió el argumento de la película que en un principio la ambientó en el espacio, pero al darse cuenta del gran parecido con Star Wars (1977) cambió la ambientación por una película de capa y espada, que sin embargó bebió mucho de la trilogía de “El Señor de los Anillos” de J.R. Tolkien. La cinta contiene todos los elementos fantasiosos como magia y hechizos, brujas, nobles, espadas y mucha aventura, además de tener también una buena banda sonora acorde a los momentos del metraje. Es en todos los aspectos una muy buena película para los más chicos, aunque no haya alcanzado a convertirse en un clásico.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada