miércoles, 3 de agosto de 2011

Beautiful Wonder Boys Retro: Van Williams (Parte II)





El actor texano Van Williams había nacido el 27 de febrero de 1934. Por recomendación del fallecido productor Mike Todd se había hecho actor, apareciendo en seriales televisivos a partir de 1959, contratado desde entonces por la Warner Bros. Ese mismo año se había casado en segundas nupcias con su esposa Vicki Flaxman, y luego, siendo uno de los protagonstas de la serie veraniega Rompeolas (Surfside 6, 1960-1962) se había colocado en el gusto del público femenino gracias a su atractivo físico. En cine, había intervenido con un breve papel en la comedia Me Casaré Contigo (Tall Story, Joshua Logan 1960), y como actor secundario en Almas en Tinieblas (The Caratakers, Hall Bartlett, 1963).













En 1965 Williams dejó la Warner y al año siguiente la cadena ABC lo contrató junto a Bruce Lee, para protagonizar la versión televisiva del cómic El Avispón Verde (The Green Hornet, 1966-1967), donde el actor de 1.83 m. dio vida al millonario “Britt Reid” y a su alter ego “El Avispón Verde”, mientras Lee, de apenas 1.71 m. de altura, encarnó a su fiel sirviente “Kato”.








El show fue un paso más allá de lo que veíamos en su serie hermana Batman – colorida en exceso y con un estilo campy que envolvía al Detective de Ciudad Gótica (oscuro por naturaleza)-; en el Avispón había más misterio, la labor superheroica se realizaba preponderantemente de noche; y la acción llevada a cabo por Bruce Lee era lo mejor del programa. Los personajes fueron creados por George W. Trendle y Frank Striker en el año de 1930 para un programa de radio. En un principio el personaje fue sólo llamado El Avispón, pero se le agrego el Verde debido al color de la máscara. Máscara muy similar a la de cierto cowboy: El Llanero Solitario (The Lone Ranger). ¿Por qué la similitud? Debido a dos factores, el primero los creadores del Llanero Solitario son los mismos del Avispón y segundo, Britt Reid (El Avispón) es sobrino nieto de John Reid (el verdadero nombre de El Llanero). Qué pequeño es el mundo ¿no? El éxito del Avispón en radio le permitió estar al aire más de de 20 años (de 1930 a 1953) y generó también una serie de adaptaciones en comic y dos seriales cinematográficos.











Para mediados de los sesenta, los productores de Batman quisieron repetir el éxito que estaban teniendo con el encapotado, y entonces pensaron en este héroe. El productor William Dozier ya había observado las exhibiciones de un arte marcialista llamado Bruce Lee, así que pensó de inmediato en él para el papel del asiático ayudante Kato. Para el papel del Avispón la elección no fue tan fácil pues al menos tres actores audicionaron para ser Britt Reid, siendo el elegido Van Williams, quien se tuvo que poner lentes de contacto de color verde para darle vida al famoso héroe.










Van Williams: Los productores tenían todo listo menos al actor principal, habían estado viendo a todos los posibles protagonistas y ninguno los convencía. Un día mi agente me llamó muy excitado y me dijo que teníamos un encuentro en la 20th. Century - Fox, que querían hablar conmigo sobre El Avispón Verde, y yo le respondí muy tranquilo que no iba a ir de ninguna manera, no me interesaba ese papel porque mi amigo Adam, estaba haciendo Batman y ya estaba encasillado, estaba buscando hacer otros roles pero todos lo veían como Batman, (el tiempo me dio la razón). Pero me rogó que fuéramos a ver que ofrecían. Finalmente fuimos y la discusión iba y venía sin definiciones claras, yo finalmente dije: “¿Qué es lo que están planeando hacer con este show? ¿Quieren hacerlo de la misma manera de Batman, una copia, una parodia? ¿Qué?. "¡¡No!! de ninguna manera, va a ser algo totalmente diferente", me contestaron. No sabía si creerles o no, yo siempre había sido un gran fan de El Avispón Verde desde sus días de radio, cuando era chico no me perdía un capítulo, pero seguía dudando. "No quiero hacer este tipo de show, corriendo de acá para allá enfundado en un disfraz" les dije, "Pero es solo una máscara" respondieron, "Por Dios, es lo mismo" agregué, comenzamos a discutir sobre el dinero y llegamos a un punto interesante; los derechos del merchandise, ellos ofrecieron el 2 ½ %, nosotros pedíamos el 5% y la reunión terminó. Dos semanas después nos llamaron y nos dijeron que aceptaban todo lo que pedíamos, que cerremos el trato y firmemos el contrato. Pero para poder vender el show sin necesidad de hacer un piloto ellos le cedieron ¡todos los derechos a la ABC! y nunca recibí un centavo de todo el merchandise. De cualquier manera no tengo animosidad hacia el show, al contrario estoy muy orgulloso de haberlo hecho, era excelente y de haber seguido hubiera madurado más y mejor, trabajábamos muy duro para que así fuera. A parte del dinero la otra cosa que me convenció fue cuando conocí a Bruce Lee, yo no sabía nada acerca del “Jeet Kune Do”, y quedé absolutamente impresionado cuando lo vi moverse de esa manera, además de su dinámica personalidad y de su pinta. Pero todo sucedió tan rápido, de repente nos mandaron a New York, Adam West nos acompañó e hizo nuestra presentación ante los dueños y accionistas de ABC. Hicimos entrevistas para la TV, con cosas como “Kato tiene un estilo chino llamado Kung-fu, el otro día cometí el error de estornudar estando cerca de él y terminé en el suelo, es muy veloz” y Adam decía: “¿Es una broma? ¿Más veloz que Robin?”Mucho más veloz que Robin, ¡es como un cohete!" y él retrucaba “No puede ser, nadie es más rápido que él.









Una vez encontrada la pareja de justicieros, la leyenda comenzaría. Extrañamente la serie no renunció a la esencia del pasado: a diferencia de Batman se tomaba muy en serio, no había colorido, ni supervillanos sólo personajes muy parecidos a los de la vida real donde destacaban los gangsters, la corrupción y el chantaje.









Van Williams: Trabajábamos a full los 5 días de la semana, nuestro mayor problema eran las escenas de lucha porque estaban muy coreografiadas, usábamos dos o tres días solo en las peleas. Era muy caro para un show de media hora, cuando leí el primer guión llamé a (William) Dozier y le dije “¿Cómo diablos vamos a meter todo esto en media hora? Tenemos que presentar a Britt Reid, al diario El Centinela con su staff, tenemos que demostrar por que el Avispón y Kato hacen lo que hacen, tenemos que presentar al villano y mostrar que crimen cometió, tenemos que usar el auto, los trucos y los demás aparatos. ¿Cómo podemos hacerlo en 26 minutos?” El me contestó “Este es mi mayor punto de disputa, estamos tratando de conseguir una hora dividida en 1/2 los miércoles y 1/2 los jueves después de Batman.” Pero ABC ya había arreglado toda la programación dejándonos para el viernes a las 7,30 hs. Para tratar de convencerlos hicimos tres shows de una hora “Corpse of the Year”, “Invasion from outer space” y “Beatiful Dreamer”, los dividimos en dos partes de media hora como Batman, pero no sirvió de nada, con el tiempo se descubrió que aparentemente en la Fox habían sido bastante inescrupulosos con Greenway Producciones haciendo perder dinero a Dozier con nuestro show, él nunca lo admitió, pero estoy seguro que fue así.









26 capítulos se filmaron de El Avispón Verde, el primer episodio salió al aire el 9 de Septiembre de 1966, y tres semanas después, para darle impulso a la nueva serie, en el capítulo de “El Periodo de Tut” del Batman televisivo, hay una escena donde se ve a “Dick Grayson” (Robin) viendo la serie del Avispón antes de salir a combatir el crimen. Pero la legendaria aparición de Williams y Lee en Batman sucedió en los episodios “A piece of the action” y “Batman satisfaction”, en Marzo de 1967, produciendo un crossover inolvidable, ya que el Avispón y Kato llegan a Ciudad Gótica para atrapar a un villano, cosa que Batman y Robin toman como un desafió que va subiendo de tono a lo largo de los dos capítulos y desemboca en una pelea que termina sin ganadores, y donde lo más memorable es que alguien como Robin pudiera hacer frente a Kato. Debió hacerle mucha gracia a Bruce Lee que Burt Ward siquiera se parara frente a él.











Van Williams: Los guionistas quisieron que todos nos viéramos mezclados en una gran pelea final, Burt Ward estaba como petrificado, no quería pelear con Bruce, y Bruce cuando recibió el libreto original se encontró con que el perdía frente a Robin, no le gustó y se retiró diciendo: “No hay forma que la gente crea que peleo con Robin y al final pierdo el combate.” Después de una breve reunión se cambió el guión y la pelea quedó inconclusa. (Ver video a partir del minuto 3.00)








Caso raro en el cine de superhéroes, Williams tuvo la mala suerte de que su personaje no estuviera a la altura de la agilidad de las artes marciales de Bruce Lee, y “Kato” acabó robándole la popularidad a su patrón. De hecho el trabajo de Bruce Lee trascendió tanto que en Asia el programa era conocido como “El Show de Kato”.

Van Williams: Una de sus bromas preferidas era aproximarse sigilosamente por detrás de alguien que estuviera fumando y sorpresivamente sacarle limpiamente el cigarrillo de su boca con una patada…












Van Williams: Se suponía que teníamos un romance o algo así con Casey (Wende Wagner) pero nunca la pude besar, ni siquiera tomarla de la mano o por ejemplo la relación con Kato nunca pasó a tener relevancia, con el potencial de Bruce, él era mostrado solo como un chofer. Recuerdo una conversación que tuvimos durante los primeros rodajes, yo le decía “Tendríamos que ser como amigos, tendrías que imponerte como socio y no como empleado” pero lamentablemente no tuvo tiempo de trabajar esta posibilidad…










Van Williams: Recuerdo cuando George Trendle nos visitó en el set de filmación y no estuvo muy conforme de la manera que su creación estaba siendo retratada, pero para mí era lo correcto ya que yo lo hacía de la forma en que la radio lo había presentado.








Un elemento fundamental que se recuerda mucho es el tema musical conocido como El Vuelo del Abejorro (Flight of the Bumblebee) de Nikolai Rimsky-Karsakov, melodía que fue utilizada (al igual que la máscara de Kato) por Tarantino en Kill Bill Vol. 1 (2003). Por otra parte, el automóvil en el que se trasladaban los personajes de Kato y Britt Reid, que en los países de latinoamericana se le puso por nombre “Betsabé”, cuando su verdadero nombre en inglés es Black Beauty, traducido como Belleza Negra, un Chrysler Crown Imperial.


Van Williams: Siempre me impresionó mucho, pero para mí siempre fue “The Black Ugly” (La negra fea) porque lucía como un tanque. Que era lo que era en realidad ya que todos los trucos y proyectiles realmente funcionaban, y todavía lo hacen porque la persona que lo compró hace unos años (J.R. Goodman) se ocupó de restaurarlo hasta el más mínimo detalle.









Y para los que gustan de estos datos, en México el doblaje lo realizaba Jorge Lavat (también recordado como Homero Adams) en el doble papel de Britt Reid / Avispón Verde y Jorge Arvizu como Kato.

Van Williams: Al final de la temporada se dijo que el show iba a cambiar, enseguida pregunté en qué forma y me dijeron que iba a ser de una hora. Pensé que esto resolvería todos los problemas. Nunca sabremos si fue verdad o una manera de Dozier para que entendamos que el no seguiría con el show a menos que este fuera de una hora. El 99 % del show business está basado en el rumor, esa fue una de las causas por lo que lo abandoné.











Al finalizar El Avispón Verde, Van Williams apenas había llegado a la edad de 33 años. Y siguió interviniendo como actor invitado en algún capítulo de las series The Big Valley (1968), Mannix (1970), Love, American Style (1970), Nanny and the Professor (1970), Ironside (1971), Misión: Imposible (1972), Apple’s Way (1974), La Ley del Revólver (Gunsmoke, 1974), The Manhunter (1975), Bert D’Angelo/Superstar (1976) y The Streets of San Francisco (1976), aquella serie sobre detectives protagonizada por Karl Malden y Michael Douglas.











Van Williams: Yo estoy muy orgulloso de mi trabajo en El Avispón Verde, aunque el personaje me encasilló causando un efecto negativo en mi carrera como actor… Creo que de lo más orgulloso que estoy como actor es del episodio que protagonicé en La Ley del Revólver, lamentablemente todavía no lo pude conseguir en video.






El episodio al que Van hace referencia en el western La Ley del Revólver se tituló “Thirty a Month and Found”, y fue emitido el 7 de octubre de 1974, es el episodio 5 de la última temporada, y por supuesto gracias al internet ahora ya puede ser descargado por todo el mundo. En la trama, ante la llegada de los ferrocarriles que habían alterado significativamente el trabajo de los arrieros para el traslado de ganado, tres cowboys de oscuro pasado buscan trabajo en Dodge City, pero los habitantes se muestran sumamente ariscos con ellos, y el poco dinero que ganan no se los reciben por considerarlo de dudosa procedencia, así que al trio no le quedará otra opción que convertirse en fugitivos de la ley, lo que provocará una sucesión de tragedias que conducen a su trágica muerte, uno de ellos viejo amigo del comisario Matt Dillon (interpretado por James Arness), uno de los personajes principales.

Williams dio vida a uno de los tres vaqueros caídos en desgracia, compañero de Gene Evans y Nicholas Hammond (sí, el Spider-Man de la serie de t.v. de 1977 a 1979), y fue tan bueno ese capítulo que la serie ganó el Premio Spur por Mejor Argumento de un Western para la Televisión, concedido por el grupo de Escritores de Western de Estados Unidos, así como el Premio del Sindicato de Guionistas por Mejor Episodio de Drama.

La Ley del Revólver fue protagonizada por James Arness (el jefe de Misión Imposible, serie que hiso al terminar esta), Milburn Stone, Ken Curtis, Buck Taylor y Amanda Blake, en capítulos de una hora de duración, y se mantuvo al aire de 1955 y 1975, tras 20 exitosas temporadas.











En 1975 Williams vuelve a la cabeza del reparto en Westwind, serie familiar en la que da vida a un fotógrafo submarino padre de familia que junto a su esposa (Niki Dantine) y dos hijos adolescentes (Kimberly Beck y Steve Burns) viven grandes aventuras en una isla de Hawaii. Sin embargo la única temporada duró solamente 13 capítulos porque la NBC la transmitía los sábados por la mañana, y los censores decidieron que tanto cuerpo semidesnudo paseándose alegremente por las playas no podía ser considerado apto para el público matutino de fin de semana, además de que cómo la serie iba de riesgosos episodios con biología marina incluida, el presupuesto no alcanzó para tanto.
















Ese mismo año actuó en el filme para televisión The Runaways (Harry Harris, 1975), basado en la novela de Victor Canning, en la que un adolescente (Josh Albee) huye de la casa hogar en la que está interno tras haber sido acusado falsamente de un robo. En el bosque, se encuentra con un joven leopardo que también ha escapado de su cautiverio, y al tiempo ambos serán protegidos por la propietaria de un refugio de animales (Dorothy McGuire) y por un hombre solitario amigo suyo (Van Williams). Sin lugar a dudas esta es la mejor película de Williams por su emotiva historia, y porque es la más recordada por el público televisivo que había olvidado que ya tenía una participación en el cine doce años atrás.








Williams continuó su carrera actoral en programas como Tales of the Unexpected (1977), Barnaby Jones (1977), y The Red Hand Gang (1977), así como las miniseries western How the West Was Won (1978) y Centennial (1978-1979), galardonada producción de 12 episodios que conjuntó a un extenso reparto de renombre para narrar el crecimiento económico y cultural de Colorado desde mediados del siglo XVIII a finales de 1970’s. Asimismo actuó en dos dramas realizados como películas para televisión: Colorado C.I. (Virgil W. Vogel, 1978) y The Night Rider (Hy Averback, 1979), en las que tenía personajes muy secundarios y no demasiado destacados. Al ver su carrera menguada, todavía hizo apariciones en las series Mrs. Columbo (1979) y The Rockford Files (1979) antes de retirarse y decirle adiós a la pantalla chica.












Van llegaba a los 46 años, con su esposa Vicki había tenido tres hijos y no había desaprovechado el dinero ganado en la industria del espectáculo. Tenía comercios ganaderos en Texas, Idaho y Hawaii, además de negocios con las comunicaciones y bienes raíces. Así que desde la década de los 80’s se dedica a manejar cada una de sus empresas, no teniendo la necesidad de volver a las pantallas ni buscando un desesperado regreso. Solamente en 1993 aceptó hacer una última aparición especial en cine con la película La Leyenda del Dragón (Dragon: The Bruce Lee Story, Rob Cohen), biografía de Bruce Lee. En esta cinta, Jason Scott Lee dio vida al famoso actor y maestro en artes marciales, y aunque su apellido pudiera decir lo contrario, no tiene ninguna relación familiar con el fallecido Bruce. Van Williams por su parte, interpretó al director de El Avispón Verde, mientras que Forry Smith lo personificó a él. Y hasta aquí llega todo el trabajo televisivo y cinematográfico del guapo actor.









Van Williams: Supuestamente el libro de esa película lo escribió Linda, la esposa de Bruce y si lo lees no dice casi nada acerca del Avispón, creo que tal vez a ella no le gustó la forma en que fue presentado el personaje de Bruce durante el show, ella es mi amiga, nunca admitió eso, pero creo que algo de eso hay, siempre me extraño este hecho ya que el show fue su plataforma de lanzamiento, si el no hubiera hecho el programa creo que nunca habría llegado a ser tan popular en oriente, y hacer todas las películas que hizo.









En la versión cinematográfica de El Avispón Verde (The Green Hornet, Michael Gondry, 2011), protagonizada por Seth Rogen y Jay Chou, Van se negó a aparecer en algún cameo, y ahora en pleno 2011, ha llegado a los 77 años convirtiéndose en el único sobreviviente de la mítica serie sesentera. Continua viviendo al lado de su esposa Vicki y disfrutando de un relajado estilo de vida y en muy pocas ocasiones se deja ver en alguna ocasional firma de autógrafos. Uno de los hombres más atractivos que ha dado la pantalla chica, con esos músculos tostados por el Sol de las calurosas playas y con esos hermosos ojos azules, bien merece nuevos suspiros, ¿no les parece?








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada