sábado, 1 de enero de 2011

Diálogos Inolvidables: 2001: Odisea del Espacio


2001: Odisea del Espacio
(2001: A Space Odyssey, 1968)


Director: Stanley Kubrick.

Guión: Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke (sobre la historia “El Centinela” de Arthur C. Clarke).

Reparto: Keir Dullea, Gary Lockwood, William Sylvester, Daniel Richter, Leonard Rossiter.

Premios Oscar: Mejores Efectos Visuales (Stanley Kubrick). Nominada a Mejor Director, Mejor Guión Original y Mejor Dirección de Arte.







Hace millones de años, en los albores del nacimiento de la humanidad, un grupo de simios se sienten asombrados ante la inexplicable aparición de un monolito que les lleva a un estadio de inteligencia superior: descubren la herramienta, su utilidad y su poder.

Otro monolito vuelve a aparecer millones de años después, solo que esta vez enterrado en la luna, lo que provoca el interés de los científicos humanos ya embarcados en la era espacial. Para investigarlo, la misión ha de ser mantenida en absoluto secreto. Sin embargo, cuando el grupo espacial liderado por el Dr. Floyd (William Sylvester) hace contacto con el objeto, éste funciona como alarma mandando el aviso a Júpiter de que el ser humano ha alcanzado otro nivel de inteligencia y está listo para viajar más allá de las estrellas.

Meses después, en la nave espacial Discovery los astronautas Frank Poole (Gary Lockwood) y Dave Bowman (Keir Dullea) se dirigen a la base lunar ignorando que su verdadera misión será investigar un monolito mucho más grande que ha aparecido en Júpiter, cometido que únicamente conoce HAL 9000, la supercomputadora que controla la nave, y que al estar a punto de ser descubierta, deberá inventar una mentira que se irá complicando hasta acabar luchando por su vida.

Bowman viajará solo hacia Júpiter, se encontrará con el monolito y una misteriosa energía lo introducirá a una nueva dimensión que le llevará a un viaje por el cosmos, le mostrará su futuro, pero también lo que pese a la inteligencia del ser humano todavía no llega a dominar: evitar su propia muerte y repetir un ciclo de vida. Bowman renacerá con una visión distinta de los grandes misterios del universo, con él, el ser humano se encontrará listo para el siguiente salto evolutivo…











La secuencia que hemos elegido reseñar pertenece a la parte más convencional de esta obra maestra de la ciencia ficción. HAL 9000 (voz de Douglas Rain), una máquina de inteligencia artificial 100% perfecta, es la encargada de todos los sistemas de una nave espacial tripulada durante una misión de la NASA. HAL sabe que planean desconectarlo por un aparente fallo que tuvo al diagnosticar el error de una de las antenas exteriores del Discovery, por lo que se muestra inseguro y ocasiona la muerte de Frank cuando éste restablecía la parte dañada. Dave sale a bordo de su pequeña nave a rescatar el cuerpo sin vida de su compañero que flotaba suspendido en el espacio totalmente a la deriva. Pero HAL decide no permitirles la entrada y asesinar a los demás tripulantes humanos que viajan en estado de hibernación. Dave intenta ponerse en contacto con la maquina y lo llama una y otra vez sin que HAL se decida a responder, hasta que finalmente lo hace.













Dave Bowman: Hola, HAL. ¿Me estás leyendo, HAL?

HAL: … Afirmativo, Dave. Te leo.

Dave Bowman: Abre las compuertas de la capsula, HAL.

HAL: Lo siento, Dave. Temo que no puedo hacer eso.

Dave Bowman: ¿Cuál es el problema?

HAL: Creo que sabes al igual que yo cuál es el problema.

Dave Bowman: ¿De qué estás hablando, HAL?

HAL: Esta misión también es importante para mí como para permitir que la pongas en peligro.

Dave Bowman: No sé de qué estás hablando, HAL.







HAL: Sé que tú y Frank estaban planeando desconectarme, y temo que eso es algo que no puedo permitir que suceda.

Dave Bowman: … ¿De dónde diablos sacaste esa idea, HAL?

HAL: Dave, si bien tomaron minuciosas precauciones en la capsula para impedir que les oyera, pude ver el movimiento de sus labios.







Dave Bowman: …Está bien, HAL... Entraré por la escotilla de emergencia.

HAL: Sin tu casco espacial, Dave, encontrarás eso bastante difícil.

Dave Bowman: HAL, no quiero discutir más contigo. Abre las puertas.

HAL: Dave, esta conversación ya no tiene ningún sentido... Adiós.







Y en el espacio, en pleno siglo XXI, el hombre tiene que luchar nuevamente por su supervivencia. Pero esta vez, paradójicamente, tiene que enfrentarse con su propia herramienta. HAL es la herramienta, es ese hueso que en diferentes formas había acompañado al ser humano a lo largo de la historia. En formas cada vez más complejas y sofisticadas pero sin dejar de ser una herramienta. La diferencia es que HAL había llegado a ser una herramienta consciente y también luchaba por su supervivencia. Era una herramienta tan avanzada que los seres humanos habían depositado más confianza en él que en sus semejantes. Ahora el hueso controlaba al simio...








 

1 comentario: