martes, 26 de marzo de 2013

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XXXIX)



1999

El XLIV Festival de la Canción de Eurovisión fue organizado el 29 de mayo de 1999 en Jerusalén. El certamen se celebró en Israel luego de la victoria obtenida por Dana International y su canción "Diva" en la edición de 1998. Por primera vez en la historia del festival, el show fue presentado por tres presentadores que fueron Dafna Dekel (que representó a su país en 1992), Sigal Shahamon y Yigal Ravid. El escenario estaba inspirado en el sistema solar y las postales de presentación de cada tema gozaron de una gran originalidad sacando a colación pasajes bíblicos.

Hubo cierta controversia a la hora de designar la sede del festival, ya que por la complicada situación geopolítica de Israel y la oposición de grupos de judíos ultra ortodoxos, se dijo que la edición de 1999 debería ser acogida en alguna ciudad del Reino Unido o Malta (el segundo y tercer clasificado del año anterior). Pero finalmente fue designada Jerusalén, y el Centro Internacional de Convenciones como sede del festival.

Desde este año, se estableció nuevamente la "libertad de idioma", permitiendo a cualquier país presentar su canción en cualquier idioma. También, la Unión Europea de Radiodifusión anunció que a partir de 2000, los cuatro mayores contribuyentes del certamen a nivel económico (Alemania, España, Francia y el Reino Unido) clasificarían automáticamente para las siguientes ediciones del festival, no importando su puntaje o posición en años anteriores. Creándose el grupo conocido como "Big Four". Otro cambio notable es que fue el primer año que no hubo orquesta en directo, algo que no se ha vuelto a instaurar.

Después de haber sido relegado en 1998, la cadena rusa Perviy Kanal prefirió no transmitir el evento de ese año, con el propósito de prepararse mejor para volver a participar en 1999. Sin embargo, sólo los países que habían transmitido las ediciones anteriores del festival podían volver a participar, por lo que Rusia fue forzada a no participar.

Eslovaquia, Finlandia, Grecia, Macedonia (ARY), Rumania y Suiza fueron relegados de participar en la presente edición debido a sus malos resultados en los últimos cuatro años. Si bien Letonia pretendía debutar en esta edición, decidió retirarse antes de la fecha límite estipulada por la UER. Esta plaza pretendía ser ocupada por Hungría, pero Magyar Televizió decidió no participar en el certamen, siendo esta plaza finalmente cedida a Portugal.

Austria, Bosnia y Herzegovina, Dinamarca e Islandia regresaron al Festival tras haber sido relegados en 1998; mientras que Lituania volvió a participar luego de un paréntesis de cinco años, lamentablemente su regreso se saldaría en la posición número 20, tras ser la delegación que abrió el concurso en el primer lugar de participación.

En la selección nacional de Alemania, el tema ganador había sido “Hör den Kindern einfach zu”, interpretado por la cantante invidente Corinna May. Sin embargo, May fue descalificada cuatro días después de ser elegida al descubrirse que la canción ganadora había sido editada en 1997. Viajarían finalmente a Jerusalén el grupo Sürpriz que había logrado la segunda posición, y Corinna May lo haría hasta el 2002, aunque quedaría en la vigesimoprimera posición. El grupo elegido había despertado polémica en el festival de selección nacional por su tema “Reise nach Jerusalem - Kudüs'e seyahat” (Viaje a Jerusalén), cuyo título parecía ser el adecuado para conquistar votos del país anfitrión, pero que no casaba de ninguna forma con un tema representante alemán. Sin embargo poco importó y en Jerusalén se situó entre los favoritos desde el principio, cantando gracias a la libertad idiomática en inglés, alemán, turco y una despedida en hebreo. “La pesadilla de Hitler”, se decía en los comentarios. El grupo ocupó la tercera posición, siendo la quinta vez que Alemania terminaba en ese lugar y que desde entonces la televisión germana no volvió a superar hasta su triunfo en 2010.
   
Mientras tanto, la última posición de la tabla de votaciones fue ocupada por la representante española Lydia, con una balada cuyo título parecía una premonición, “No quiero Escuchar”. Lo más criticado fue el vestido arcoíris de bandera gay diseñado por Ágata Ruiz de la Prada, que ese año se llevó el Barbara Dex como el peor atuendo de la gala. La cantante de 19 años estuvo a punto de obtener el 0 points de no ser porque el televoto de Croacia le regaló 1 punto y nadie más la votó esa noche. De ahí que la decepción en el segundo festival de Jerusalén, en el mismo escenario donde Betty Missiego había quedado segunda veinte años antes, fuera tan mayúscula para España.

Por su parte, las hermanas Bronagh y Karen Mullan, representantes de Irlanda, no pudieron poner un broche de oro a la gloriosa década que había vivido su país en Eurovisión, con cuatro triunfos (1992, 1993, 1994 y 1996, dos segundos puestos (1990 y 1997) y otros dos resultados dentro del top10. Con la balada “When you need me” ocuparon la decimoséptima plaza.

Bosnia & Herzegovina llega en esta edición del Festival a su sexta. participación, y hasta ahora nunca había entrado en el top10. Su mejor resultado sólo era un decimoquinto puesto de Dublín’94, y tras no participar en la edición de Birmingham ’98 consiguió este año su mejor resultado hasta el 2006, el 7° puesto gracias al tema “Putnici” interpretado por Dino Merlin (volvería a Eurovisión en 2011 logrando el 6to. lugar) y Beatrice Poulot.

El tema croata tuvo una reducción del total de los puntos obtenidos al haber utilizado voces pregrabadas, algo que no estaba permitido en las bases del concurso.

La ganadora del festival fue Charlotte Nilsson que obtuvo la primera posición representando a Suecia con el tema "Take me to your heaven".

La nota curiosa de la edición, fue el momento de proclamar ganadora a la cantante sueca. La encargada de entregar el premio fue la ganadora de la edición del año anterior Dana International. Cuando ésta cogió el trofeo, perdió el equilibrio y cayó al suelo, arrastrando a otras personas que se encontraban a su lado. Este hecho activó por un momento todas las alarmas de seguridad del recinto del festival, ya que se pensó que se había producido un atentado terrorista en directo. Finalmente Dana y los demás que cayeron al suelo, se levantaron (entre risas) como si nada hubiese ocurrido.
 
Además fue la única edición del festival que no finalizó con la canción ganadora, ya que después de volver a interpretar “Take me to your heaven”, todos los participantes cantaron en el escenario “Hallelujah”, (la canción ganadora por parte de Israel veinte años atrás) en recuerdo de las personas que no pudieron disfrutar de la gala a causa de los conflictos de los Balcanes.

Revelaremos que a este TOP se quedaron a un paso de entrar los temas de Bosnia & Herzegovina, Irlanda y Alemania.

Pero los trece mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:


NÚMERO 13

Canción: This Time I Mean It (Esta vez voy en serio)
Intérprete: Trine Jepsen & Michael Teschl
País: Dinamarca
Lugar obtenido: 8vo. Lugar



Curiosidades: Denne gang, que se versionó en inglés para el Festival con el título de This time I mean it, es una balada up tempo escrita y compuesta por Ebbe Ravn, el teclista de la banda Chris de Burgh, en su única experiencia eurovisiva. El texto es un canto a la decisión de vivir el amor.
 
El dúo danés Michael Christian Teschl (1971) y Trine Jepsen (1977) actuó en la novena posición del desfile de canciones, entre las delegaciones noruega y francesa. Trine apareció con el cabello semirrecogido y vestida de gris oscuro (al parecer era un vestido comprado de manera urgente tras haber perdido su equipaje en el aeropuerto) y Michael con chaqueta negra y camisa gris acompañado de su guitarra. Acompañados de un coro de cuatro voces mixtas (las de las hermanas Lupe y Lei Moe en su sexta comparecencia en un escenario eurovisivo y las de Kenny Lübcke, representante danés en 1992 junto a Lotte Nillson, y Peter Busborg), Trine y Michael protagonizaron una sencilla y simpática actuación. Sumaron 71 puntos procedentes de trece países, los mismos que la cantante holandesa, y se colocaron en la octava posición.



NÚMERO 12

Canción: Happy Birthday (Yom huledet) (Feliz Cumpleaños)
Intérprete: Eden
País: Israel
Lugar obtenido: 5to. Lugar



Curiosidades: Veintiuna participaciones contaba Israel antes de organizar su segundo festival, en el mismo escenario que el primero (el Centro Binyaney Ha'Uma de Jerusalén), tras la victoria de Dana International en Birmingham'98. Ya ocupaba uno de los primeros puestos del palmarés con sus tres triunfos (A-ba-ni-bi en 1978, Hallelujah en 1979 y Diva en 98), dos segundos puestos (Hora en 1982 y Hi en 1983), un tercero (Kan en 1991), un cuarto (Ey sham en 1973) y un quinto (Olé olé en 1985).

El cuarteto masculino Eden, formado en 1997, estaba integrado por dos hermanos de origen norteamericano, Gabriel y Eddie Butler, y los israelíes Rafael Dahan y Doron Oren (este último había participado en la selección del 96, con pésimo resultado, 11º de doce con el tema Me'abed tzura). Sólo se mantuvieron unidos un par de años. Eddie Butler (1971) sería el único que continuaría la carrera musical y en 2006 volvió a Eurovisión como representante en solitario de Israel (23º y penúltimo con el tema Together we are one).

El tema Yom hudelet, que fue presentado en el festival con título (Happy Birthday) y algunas frases en inglés, está firmado por uno de los miembros del cuarteto (Gabriel Butler), junto a los productores (Ya'akov Lamai y Jacky Oved) y Moshe Datz, el integrante masculino del Dúo Datz que quedara 3º en 1991 con Kan junto a la que entonces era su esposa, Orna Cohen. Es una canción de celebración, como correspondía a la ocasión que vivían los anfitriones, que se prestaba a una alegre y desenfadada puesta en escena.

Los cuatro integrantes del grupo Eden, que contaron con un coro de dos voces masculinas, estuvo muy conjuntado en atuendos y en coreografía. Resultó una puesta en escena alegre y efectista de una canción que no presentaba demasiada complejidad. Los chicos de Eden dejaron en buen lugar al país anfitrión con su festiva canción de cumpleaños, su planeada coreografía y su quinto puesto con votos de todos excepto de lituanos, británicos e irlandeses. Sumaron un total de 93 puntos, con los 10 de Francia, Polonia y Chipre como puntuaciones más elevadas, y ocuparon el quinto puesto. Aseguraron, pues, la plaza para Estocolmo'00, festival en que serían los primeros en actuar y uno de los últimos en la tabla.



NÚMERO 11

Canción: Dön Artik (Vuelve)
Intérprete: Tuğba Önal & Grup Mistik
País: Turquía
Lugar obtenido: 16to. Lugar



Curiosidades: De los compositores de Unutamazsin (14ª en el festival del 98 en Birmingham en la voz de Tüzmen), Erdinç y Canan Tunç, es el tema con que la TV de Turquía acude a Jerusalén. El tema del 99 se titula Dön artik y presenta un estilo musical muy distinto de la balada del 98. Se trata de una canción enraizada en la música folk turca, un número oriental de alegre ritmo con un estribillo que casi parece un trabalenguas. El texto se refiere al torbellino del amor y ciertamente parece un torbellino de palabras, el cual se pierde en la versión en inglés (Inmortal love), no es de extrañar que la cantante se negara a cantarla en lengua inglesa. Erdinç Tunç volverá a Eurovisión como compositor del tema de 2005 Rimi rimi ley.

Dön artik había ganado la final turca interpretada por Tugba (o Tuba) Önal y el grupo Mistik (Bike Baran, Aysun Sökmen, Uğur Erdoğan, Tuncay Ariğ y Gülden Özgediz), con una puesta en escena bastante más austera que la que llevaron a Jerusalén. Tugba cambió el negro por el rojo y visitó cual odalisca o bailarina de la danza del vientre, porque así plantearon la coreografía ella y dos de las componentes femeninas del grupo. Resultó un número, en definitiva, muy turco que se llevó el 12 del televoto alemán (como en los años 97, 98, 04, 06 y 07) y nueve puntos de otros dos países (Francia y Noruega); con los 21 definitivos Turquía se situó en la decimosexta posición.




NÚMERO 10

Canción: Como tudo começou (Como comenzó todo)
Intérprete: Rui Bandeira
País: Portugal
Lugar obtenido: 21er. Lugar



Curiosidades: Portugal concluye la década de los 90 lo mismo que la empezó, como reza el título de la canción de Rui Bandeira, es decir, en el puesto antepenúltimo (20º de 22 y 21º de 23 respectivamente). En medio sólo son destacables el 6º puesto de 1996, que sigue siendo lo mejor de las 43 participaciones que conforman trayectoria portuguesa hasta la actualidad, conseguido por Lucia Moniz con O meu coração não tem cor, seguido de los dos octavos de los años 1991 (con Dulce y Lusitana paixão) y 1994 (con Sara Tavares y Chamar a musica).
 
Como tudo começou es un texto sobre las dificultades en el amor escrito por Tó Andrade al que puso música Jorge do Carmo, ambos en su única experiencia eurovisiva. Alejado de los esquemas tradicionales de la música portuguesa, pretende ser un tema pop que no pasa de ser un digno intento de modernidad musical.
 
Rui Bandeira sólo tenía veinticinco años pero antes de 1997 ya había publicado cuatro álbumes, dos como solista y otros dos como vocalista de una banda fundada por él mismo. Su verdadero nombre es Rui Pedro Neto de Melo Bandeira, nació en Mozambique en julio de 1973 y se afincó desde los dos años en Portugal, empezó a dar sus primeros pasos musicales en una iglesia evangélica a los quince años, después de haber aprendido a tocar el piano y de haber pasado cuatro años en la Escuela de Música Luz e Som de Odivelas. El mismo año del festival de Eurovisión, Bandeira representó a su país en el Festival Internacional de El Cairo, con Make this world, una canción de los mismos creadores de Como tudo começou con la que quedó en cuarta posición.

La delegación portuguesa protagonizó la décimosexta actuación de la gala de Jerusalén, justo después de la que sería ganadora, la sueca, y antes de la irlandesa. A Rui, caracterizado por su larga cabellera rubia y sus ojos azules, le acompañaron tres guitarristas, entre quienes estaban los dos creadores de la canción, y las coristas Fernanda Lopes (en su sexta colaboración con los representantes portugueses) y Filipa Lourenço.

Fue una de las pocas canciones que no usaron el inglés (aunque sí hubo versión inglesa titulada You can take my hand) y a lo mejor eso le pasó factura en las votaciones. Además de un sorprendente 12 del televoto francés, no recibió nada desde ningún otro país y ocupó la 21ª y antepenúltima plaza, sólo delante de Chipre y España. El resultado impidió a Portugal participar en la siguiente cita eurovisiva.



NÚMERO 9

Canción: One good reason (Una buena razón)
Intérprete: Marlayne
País: Países Bajos
Lugar obtenido: 9no. Lugar



Curiosidades: Después del buen sabor de boca dejado por Edsilia en el 98, los holandeses realizaron una buena preselección nacional que deparó un triunfo arrollador de Marlayne Sahupala en los votos, con casi 150 puntos más que el segundo clasificado. Nacida como Marleen van den Broek en 1971, es hija de Rein van den Broek, trompetista del grupo holandés Ekseption. Ella comenzó a estudiar piano a los 8 años, y soñaba con ser concertista en un futuro. Pero ese sueño cambió cuando tuvo el placer de ver, a la edad de once años, un número musical titulado I love rock & roll con Joan Jett & The Blackhearts. Entonces decidió ser cantante de pop. Estudió canto en el conservatorio, con grandes tutores como Greetje Kauffeld y Humphrey Campbell, y se graduó con distinción cum laude un año antes de lo previsto. Marlayne hizo un tour con su propia banda y su propio repertorio, escrito por Michel van Schie y Lou Guldemond, tocando en pequeños locales y cafés. Tenía éxito entre el público, pero ninguna casa discográfica apostaba por ella. Se dedicaba a hacer publicidad en radio, cortes musicales, o a hacer grabaciones como voz de coro. Hasta que llegó su gran oportunidad cuando los autores de la canción la seleccionaron para el National Song Festival.
 
One good reason, cuyos autores, Tjeerd van Zanen y Alan Michael, volverán en 2003 con un tema de corte muy similar (One more night), es una canción pop de convencionales asuntos de amor que, si bien no resulta estridente ni aburrida, tampoco tiene elementos para sobresalir. Pegadiza y resultona. Tjeerd van Zanen será también el autor y compositor de la canción holandesa de 2008, Your heart belongs to me.
 
En la gala de Jerusalén, la delegación holandesa actuó en undécimo lugar, entre las de Francia y Polonia. La tarjeta de presentación que preparó la TV israrelí se titulaba El profeta y comenzaba con la figura de un profeta que era molestado por el ruido de los vecinos, y desencadenaba una cita de enamorados, que mostraban los lugares de ocio, disfrute y baile de Israel, con beso incluido, y que acababa a las siete de la mañana. Y aquí llega Marlayne, junto a su guitarrista, que comienza a tocar mientras ella chasquea los dedos, con el micro escondido entre la capa de su pantalón, una capa que hacía que pareciera una falda. Fue una actuación llena de colorido y de luces, con un coro triple con dos voces masculinas y una voz femenina. Marlayne demostró su talento y su voz, y su complicidad con la cámara. Una actuación redonda. Gracias al festival, fue reconocida dentro y fuera de su país. Grabó varios discos. Su dueto Ik kan't niet alleen, que cantó con Gordon, fue todo un éxito. Se casó con Danny Sahupala y formó un grupo con Esther Hart (The Eighties Ladies). Ha presentado programas de televisión, y ha sido portavoz de los votos holandeses en varias ocasiones, en el año 2000, cuando anunció que el voto provenía de un jurado, y en el 2001.



NÚMERO 8

Canción: Say it Again (Dilo otra vez)
Intérprete: Precious
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 13er. Lugar



Curiosidades: Say it again es una canción de asuntos de amor fácil de oír y repetitiva, sin muchas pretensiones, pero que consigue ser pegadiza y muy rítmica. Debe su letra y música al cantante y compositor Paul Varney, en su única experiencia eurovisiva. Alcanzó el puesto sexto en las listas británicas. Precious es el nombre elegido para su banda por cinco atractivas jóvenes británicas que deciden unir sus voces para dedicarse a la música pop en 1998. La idea inicial es de Sophie McDonnell y Jenny Frost, a quienes se unen tras una serie de audiciones, Anya Lahiri, Kalli Clark-Sternberg y Louise Rose; Louise sería la voz principal. Y su primer paso fue precisamente la victoria en la final británica del 99 de cara a Eurovisión, así que las cosas no les pudieron empezar mejor.

En la gala de Jerusalén protagonizaron la quinta actuación, entre las delegaciones croata y eslovena. Vestidas de blanco y gris con atuendos juveniles, bailaron y cantaron muy conjuntadas pero sin chispa, intentando unas tapar los fallos de las otras. La delegación maltesa les pisaba los talones, ya que también era un grupo femenino de tres integrantes (Times 3), vestidas de plateado y haciendo igualmente una sexi coreografía con el tema Believe 'n Peace que terminaría en la decimoquinta plaza. Precious habían nacido al calor del éxito de las Spice Girls, que en 1998 empezaron a disgregarse, pero la verdad es que su calidad vocal dejaba que desear y su carrera apenas tuvo continuidad. Tras el primer sencillo con la canción de Eurovisión, las Precious editaron tres más el año siguiente y un único álbum que vio la luz en noviembre de 2000 titulado Precious y que apenas tuvo resonancia en el mercado, lo cual supuso el fin de una corta carrera. El grupo se disolvió y cada una de sus integrantes siguió su camino.



NÚMERO 7

Canción: For a thousand years (Durante mil años)
Intérprete: Darja Švajger
País: Eslovenia
Lugar obtenido: 11er. Lugar



Curiosidades: Cuando Eslovenia llega a la cita de Jerusalem'99 acumula cinco festivales y en sólo uno ha quedado entre los diez primeros (el 7° puesto de Dublín'95), precisamente gracias a Darja Švajger. Los creadores de la mejor canción eslovena hasta la fecha, Prisluhni mi, son también los responsables de Še tisoč let, que sería versionada al inglés de cara a Eurovisión con el título For a thousand years. Son Primož Peterca, autor en este caso de la letra, y Sašo Fajon, compositor de la partitura.  Es una espléndida balada que describe poéticamente las sensaciones del sentimiento amoroso.

En Jerusalén Darja Švajger fue la sexta cantante de la gala, entre las delegaciones británica y turca. Darja estuvo sola en el escenario, vestida de amarillo y peinada con un singular moño. Protagonizó una de las mejores actuaciones de la noche, sentida en lo interpretativo y brillante en lo vocal. Tras las cuatro primeras votaciones Eslovenia iba en primer lugar, empatada con Islandia a 26 puntos. Pero a partir de ahí comenzó a bajar posiciones y al final sólo pudo ser undécima con 50 puntos; la ignoraron catorce países y los puntos recibidos de los ocho países que sí la votaron resultaron insuficientes para permitir a la TV eslovena participar en la cita de Estocolmo'00.



NÚMERO 6

Canción: Reflection (Reflejo)
Intérprete: Bobbie Singer
País: Austria
Lugar obtenido: 10mo. Lugar



Curiosidades: Para elegir la representación en Jerusalén'99, la cadena austríaca se decantó por la joven de 18 años Bobbie Singer (nombre artístico de Tina Schoßer), que contaba con un disco en el mercado (Egoistic) y muchas canciones de su propia autoría. La canción seleccionada es obra del compositor Dave Moskin, con el que la ORF también contaría el año 2000 (All to you). A él se debe la letra en inglés y la música de Reflection, un texto de contenido amoroso ("dicen que el camino al cielo es largo, pero se equivocan, porque el cielo eres tú") con una melodía sencilla y pegadiza.

En el tramo final de la gala, entre la actuación de las irlandesas The Mullans y la del grupo del país anfitrión Eden, fue el turno de la representante de Austria; era la canción decimoctava. Bobbie Singer estuvo acompañada por tres músicos (dos guitarras y un batería) y un coro de dos voces femeninas, todos de negro y alguna prenda roja, a juego con el atuendo de la solista. Fue una interpretación sencilla y discreta que tuvo su mejor baza en la suave y melodiosa voz de la intérprete, logrando 65 puntos de 13 países, que la colocaron en el décimo puesto, por cuarta vez en la década para Austria.



NÚMERO 5

Canción: Diamond of Night (Diamante de la Noche)
Intérprete: Evelin Samuel & Camille
País: Estonia
Lugar obtenido: 6to. Lugar



Curiosidades: A Evelin Samuel (1975) y la violinista y guitarrista Camille (1970) les correspondió actuar en la última posición, la 23ª, después del dúo bosnio. Salieron a escena acompañadas de las citadas coristas y de Saale Kivimaaker, que tocaba el arpa. La puesta en escena fue muy sencilla y correcta, la realización se centró en Evelin, que supo transmitir perfectamente el significado del tema, a pesar de su deficiente pronunciación del inglés. Evelin y Camille grabaron versión en estonio titulada Langevate tähtede aeg.

Diamond of night es una bella balada con texto en inglés de Maian-Anna Kärmas, quien acompañaría a Evelin en Jerusalén como backing singer junto a Anneli Tõevere, y con partitura de Priit Pajusaar & Glen Pilvre, los creadores de Kaelakee hääl (1996), Tii (2004) y Leto svet (2008). Es una oda a la luna como guía de nuestros pasos en la noche y en la oscuridad. Los atuendos de todas las participantes eran en tonos blancos menos el traje de Evelin que era en un tono pastel. El escenario se oscureció casi al máximo dando un aura de tranquilidad y paz. Vocalmente todo fue perfectamente y finalmente el resultado fue bastante bueno ya que lograron alcanzar la sexta plaza con 90 puntos. Esto suponía la segunda mejor posición alcanzada por Estonia tras el quinto puesto logrado en 1996.



NÚMERO 4

Canción: All Out of Luck (Sin nada de Suerte)
Intérprete: Selma
País: Islandia
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: Selma Björnsdóttir estaba a punto de cumplir veinticinco años cuando la TV de su país la invitó para representarla en Jerusalén'99. Era conocida por su interpretación en varios musicales desde que tenía diez años (El arca de Noe, West Side Story, The Rocky Horror Show, Cats, Grease...). La canción seleccionada es una creación en la letra y en la música de Þorvaldur Bjarni Þorvaldsson, un famoso vocalista, guitarrista y productor que había alcanzado notoriedad como fundador del grupo Todmobile, cuyo primer álbum (Sinfónía) fue grabado con la Orquesta Sinfónica de Islandia. En los créditos de la canción también figuran la propia cantante y Sveinbjörn I. Baldvinsson.

All out of luck es un tema muy rítmico, bailable y pegadizo, con ecos del pop de los sesenta y setenta, que el videoclip promocional, quizá el mejor del año, nos mostró también muy alegre y divertido. El texto de la canción es una especie de recetario para ahuyentar la mala suerte y los días de bajón. Selma sabía que partía como favorita y ella misma se encargó de preparar la coreografía, un incesante y casi frenético baile entre dos jóvenes bailarines ataviados con largas gabardinas. Les acompañó un coro de tres voces mixtas, las de las chicas Rúna Stefansdottir y Jóhanna Vigdís Arnardóttir y la del eurovisivo Stefán Hilmarsson (1988 y 1991).

Cuando le llegó el turno al portavoz del televoto sueco, que dio el 12 a Selma, como acababa de hacer el chipriota, Islandia lideraba la tabla de resultados con 103 puntos, seguida de Suecia con 96. Era la primera vez en su historia que Islandia tenía claras opciones de triunfo, pero los países que comunicaron su veredicto a continuación puntuaron más a Charlotte que a Selma y ésta vio cómo se le escapaba la que hubiera sido la primera victoria de su país en Eurovisión.

El segundo puesto conseguido en Jerusalén subía a lo más alto del palmarés de Islandia, que acumulaba ya trece participaciones desde el debut en 1986, de las cuales sólo dos se habían colocado entre los diez primeros puestos (la de 1990 con el 4º puesto, y la de 1992 con el 7 º). Era también la primera vez que Islandia cantaba en inglés, costumbre que no ha abandonado ni uno solo año hasta la fecha. El récord de Selma se ha mantenido hasta Moscú'09, festival en que Islandia ha repetido posición (2ª), pero ahora con 218 puntos, gracias a Yohanna y el tema Is it true.



NÚMERO 3

Canción: Je veux donner ma voix (Quiero dar mi voz)
Intérprete: Nayah
País: Francia
Lugar obtenido: 19no. Lugar



Curiosidades: Francia recorre la década de los 90 con una gran variedad de estilos que en casi todos los casos tuvieron buena o bastante buena acogida en las votaciones, a excepción de las apuestas arriesgadas de 1996 (la balada celta Diwanit bugale) y los ritmos africanos de 1998 (Oú aller), que se saldaron con los puestos 19º y 24º respectivamente. La década concluyó con una balada de Gilles Arcens y Luigi Rutigliano, Je veux donner ma voix, inspirándose en el poder y la fuerza de la voz humana para contribuir la armonía en el mundo (Si es suficiente cantar, si es suficiente cantar / Quiero dar mi voz, quiero dar mis palabras / Quiero dar mi fe y mi vida como un regalo / Quiero dar mi corazón) al que le pusieron música Pascal Graczyk y el saxofonista y director de orquesta René Coll.

Nayah, había ganado la única final nacional pública que organizó la TV francesa en la década de los 90, pues todas sus apuestas de los años 90-98 fueron fruto de designaciones internas. La victoria de Nayah se vio seguida de una gran controversia en los medios de comunicación franceses tras haberse difundido la pertenencia de la cantante al movimiento raeliano, una especie de secta que basaba sus ideas en la creencia en unos extraterrestres técnicamente avanzados, los elohim, que habrían creado la vida en la tierra; con ellos habría contactado su fundador, Claude Vorilhon (Räel), y la cantante les dedicó su primer álbum que se tituló precisamente Elohim. Los opositores a Nayah consideraban que se le estaba ofreciendo una enorme tribuna al movimiento, pero finalmente la cantante, que afirmó que su salida del grupo se había producido tres años atrás, acudió a Jerusalén. Seis años después, en el libro Fiers d'être Raëlien, Nayah desmiente su salida del movimiento y achaca la falsa noticia a la presión sufrida por sus productores.
 
La delegación francesa actuó en décimo lugar, entre la danesa y la holandesa. Nayah, toda de negro (cabello y vestido), lució un enorme collar que ceñía su cuello casi totalmente y acentuaba la esbeltez de su figura. La acompañó un solvente coro de cinco voces mixtas. A su interpretación le faltó garra y su excelente voz no aguantó el sostenido final. Sólo recibió 14 puntos de cuatro jurados (destacando el 8 procedente de Noruega) y ocupó la 19ª plaza, la misma que el grupo Dan Ar Braz & L'Héritage des Celtes tres años atrás. El traspié eurovisivo no frenó en absoluto la carrera de Nayah, con más de sesenta conciertos al año, especialmente exitosos los dedicados a homenajear a Céline Dion. También ha cantado en Las Vegas. En 2009 publicó un libro en el que rinde homenaje a compositor de su canción eurovisiva, René Coll, fallecido en enero de ese año.



NÚMERO 2

Canción: Take me to your Heaven (Llévame a tu Cielo)
Intérprete: Charlotte Nilsson
País: Suecia
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: El Festival de Jerusalén de 1999, el de la nueva libertad idiomática (que casi todos entendieron como "cantar en inglés") y la eliminación de la orquesta, lo ganó Suecia elevando así su palmarés de victorias a cuatro. Charlotte nació precisamente el año 74, cuando se produjo la primera de ellas gracias al grupo Abba.

En la final nacional una joven Charlotte de 24 años, sin apenas experiencia en el mundo de la música, había ganado de manera incontestable a eurovisivos como Christer Björkman, Arvingarna y Roger Pontare con la canción Tussen och en natt (Mil y una noches), que debe su texto a Gert Lengstrand, uno de los cantantes más famosos durante los sesenta y setenta en Suecia, autor también de Eloise, la canción sueca del 93. En Jerusalén se presentó un nuevo texto en inglés debido al barcelonés afincado en Suecia Marcos Ubeda (compositor y letrista del tema sueco de 2002, Never let it go) y titulado Take me to your heaven. La música es de Lars 'Dille' Diedricson, quien entonces se estrenaba en el Melodi pero que luego ha visitado como compositor casi año tras año.

Se trata de una canción de asuntos de amor (Abrazados a un sueño / Llévame a tu cielo / Que mis noches son frías y solitarias / Volando juntos muy alto / En un viaje hacia las estrellas) cuya música es casi un prototipo de las canciones que en Suecia llaman schlager, algo así como una melodía pegadiza con estructura efectista y final ascendente que se vuelve muy popular y que ancla sus raíces en los ritmos de Abba.

Charlotte causó sensación nada más pisar el escenario, no sólo por su singular atuendo de color fucsia y su melena rubia, sino también por su potente voz y la sencilla puesta en escena de un ritmo mil veces escuchado, pero al que dieron una tremenda fuerza ella y su excelente coro de cinco voces mixtas, en el que estaban los eurovisivos Gabriel Forss, del grupo Blond, y Sahlene (ambos también volverían en el coro de Malta 2000).

La votaron todos los países excepto Croacia y se colocó primera con los 163 puntos recibidos, destacando cinco 12 (Reino Unido, Noruega, Malta, Bosnia & Herzegovina y Estonia), tres 10 (Dinamarca, Islandia y Portugal) y dos 8 (Países Bajos e Israel). Días después, el compositor alemán David Brandes declaró que la canción ganadora era un auténtico plagio de su canción de 1997 Out of the blue, que interpretó el grupo Bad Boys Blue y fue disco de platino en Escandinavia. Pero ello no fue obstáculo para que Charlotte tuviera un enorme éxito con la canción en varios países de Europa. El triunfo en Eurovisión lanzó su carrera en Suecia, convirtiéndola en una de las mayores artistas del país y triunfando con canciones como Closer, Light of my life o You got me going crazy. El éxito la acercó al mundo de la prensa rosa y fue portada de revistas del corazón en infinidad de ocasiones. Incluso su boda con Nicola Perrelli, quien le daría su nuevo apellido de casada, fue retransmitida por televisión.

En 2004 presentó las semifinales y la final del Melodi, concurso en que compitió y ganó cuatro años después; fue en la edición de 2008 con la canción Hero, que fue número 1 en Suecia pero con la que no consiguió repetir el éxito de 1999 en Eurovisión. Partía como una de las máximas favoritas, pero tan solo consiguió ocupar la decimosegunda posición en la semifinal (siendo repescada por el jurado) y accediendo, por tanto a la final, donde quedó en la decimoctava posición. El álbum que editó en abril de ese mismo año llegó al puesto 3 en la lista de ventas sueca, la máxima posición alcanzada por Charlotte en la lista de discos.



NÚMERO 1

Canción: Marija Magdalena (María Magdalena)
Intérprete: Doris Dragović
País: Croacia
Lugar obtenido: 4to. Lugar



Curiosidades: Doris Dragović (Dorotea Dragovic Budimir) nació en abril de 1961 en la ciudad croata de Split. En los años 80 empezó a destacar como cantante, en principio como componente del grupo More, con el cual alcanzó cierto éxito y participó en varios festivales como el Splitski festival. En 1986 decidió empezar una carrera en solitario y participó en la preselección yugoslava para el festival de Eurovisión con el tema Zeljo moja (compuesto por Zrinko Tútic, quien sería autor del tema yugoslavo en 1990 y croata en 1996). Doris consiguió alzarse con la victoria en la selección yugoslava y acudió a Bergen'86 (fue 11ª)
 
Croacia llega a Jerusalén'99 como favorita para el triunfo, tras seis participaciones consecutivas desde el debut en Millstreet'93 y con un notable palmarés que incluía un cuarto puesto en 1996 con Maka Blagdan, un quinto en 1998 con Danijela y un sexto en 1995 con Magazin & Lidija. Doris Dragović había ganado el DORA, la selección nacional croata, con mucha facilidad, pues consiguió 207 puntos frente a los 153 puntos del segundo clasificado, Petar Graso (con Ljubav jedne zene).
 
El tema Marija Magdalena estaba compuesto por el matrimonio Vjekoslava y Tonči Huljić, un gran equipo que ha compuesto muchos temas para artistas croatas e internacionales y tres canciones para Eurovisión, Nostalgija que representó a Croacia en 1995 de la mano de Magazin (un grupo en el que estaban en esa época el propio Tonči Huljić y Danijela), Strings of my Heart, que defendió Vanna en 2001, y Lijepa Tena, que cantarían Igor Cukrov & Andrea Šušnjara en 2009.

Doris se preparó concienzudamente para el festival, se le hicieron pequeños arreglos al tema y ella se centró en prepararse tanto vocalmente como para la puesta en escena. Partía como favorita y ella era consciente de ello, todo parecía ir a su favor, el tema gustaba mucho y ella era considerada una gran cantante en su país. El problema llegó en el primer ensayo en Jerusalén. Doris, vocalmente, estaba impecable y su vestido (del diseñador Jean Paul Gaultier, diseñador también del traje de la ganadora del año anterior, Dana Internacional), era maravilloso. La causa del conflicto estaba en que los coros del tema, que resultaban fundamentales, estaban pregrabados. La UER comunicó a la delegación croata que esto no era legal y ésta alegó que no eran voces humanas. La UER postergó la decisión para después del festival, lo que causó mucho revuelo entre las demás delegaciones.
 
Aun así, Doris salió al escenario el día del festival con una puesta en escena bastante sencilla pero efectista. Tras quitarse la capa a mitad de la canción, Doris nos dejaba ver su espectacular figura enfundada en ese vestido tan sexy. Pero lo más importante y espectacular era el tema, y así lo dejo claro la cantante, haciendo un directo soberbio con una seriedad, garra y seguridad aplastantes. Sus grandes bazas fueron su portentosa voz y su expresividad. El tema, dedicado a la figura bíblica del título en un guiño al país anfitrión, era musicalmente muy vistoso y la voz de Doris hizo el resto. La acompañó como corista Alenka Milano, que había estado con Danijela el año anterior y volvería con Vanna dos años después.

En las votaciones la canción croata consiguió 118 puntos y la cuarta plaza, con lo que igualaba el mejor resultado del país hasta la fecha obtenido por Maja Blagdan en Oslo'96 con el tema Sveta ljubav. Solo quedaron por delante de Doris la ganadora Suecia, Islandia y Alemania. Los países que mejor la votaron fueron España y Eslovenia (12) y Alemania (10). Después del festival la UER decidió Croacia debía ser penalizada por haber infringido el reglamento al utilizar coros pregrabados. La sanción consistió en restarle un tercio de los puntos obtenidos, por lo que Croacia pasó de 118 a 79, si bien le fue respetado el cuarto puesto. Doris editó el tema en versión inglesa con título homónimo.

Fuente: Todos los artículos fueron tomados de aquí y de aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada