domingo, 5 de octubre de 2014

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (LIII) Parte I



2013


El LVIII Festival de la Canción de Eurovisión se celebró los días 14, 16 y 18 de mayo de 2013 en Malmö, Suecia después de que este país ganase el festival del año anterior con la canción «Euphoria», interpretada por Loreen. El evento se celebró en concreto en el Malmö Arena, siendo la quinta vez que el festival se realizó en Suecia después de ser sede en 1975, 1985, 1992 y 2000. Las razones esgrimidas por la SVT para la elección fueron las buenas infraestructuras con las que cuenta la ciudad y el deseo de celebrar el festival en un auditorio de tamaño inferior que los de ediciones previas para evitar sobredimensionar el evento.

El diseño del escenario, cuyos autores fueron Viktor Brattström y Frida Arvidsson, estaba inspirado según sus palabras en distintos aspectos de las mariposas, la arquitectura moderna y la alta costura. El escenario, de planta circular y rematado por una estructura en forma de arco, estaba continuado por una pasarela que lo conectaba con un escenario circular más pequeño. El escenario y la pasarela ocupaban gran parte de la superficie del arena y estaban rodeados por público en pie, para aumentar"la interacción entre espectadores y público", según palabras del productor ejecutivo del festival Martin Österdahl. Otra diferencia con respecto a ediciones previas, es que el escenario no tenía un fondo de leds, sino que se utilizan 28 proyectores de última generación para crear distintos ambientes. Asimismo, entre otros aspectos técnicos destacaba la presencia de 210 altavoces, 40 kilómetros de cable eléctrico, 1.243 focos para iluminación y 24 kilómetros de "cable de señal".


El eslogan de esta edición fue “We are one” ('Somos uno') y estuvo acompañado por una mariposa multicolor, que sirvió de logotipo y grafismo identificativo, atribuido todo ello a la agencia sueca Happy F&B, que según los organizadores pretendía simbolizar la diversidad cultural de los países participantes y hacer alusión al llamado efecto mariposa.

39 países participaron en el evento como representantes de las cadenas televisivas nacionales pertenecientes a la Unión Europea de Radiodifusión. Bosnia y Herzegovina, Eslovaquia, Portugal y Turquía anunciaron su retirada de esta edición. Por otra parte, Armenia regresó al concurso tras un paréntesis en 2012.

Por primera vez desde 1995, el festival fue conducido por una única presentadora principal, Petra Mede, quien contó con el apoyo del cantante Eric Saade (3er. lugar en el festival de 2011), como entrevistador en las conexiones con la denominada «Green room».


Todos los países participantes tuvieron que competir en una de las dos semifinales para conseguir el pase a la Gran Final, excepto Alemania, Francia, España, Reino Unido, Italia (por ser miembros del Big Five) y Suecia (por ser el país anfitrión) que estaban automáticamente clasificados para competir directamente en la Gran Final del sábado.

De los 39 temas participantes, 22 fueron interpretados íntegramente en inglés, mientras que 17 utilizaron idiomas propios, distintos del inglés. Entre estos últimos, Islandia cantó por primera vez en islandés desde 1997. Grecia interpretó su canción en griego, pero su estribillo estaba en inglés. Macedonia mezcló el macedonio con el romaní.

Cambios importantes se hicieron en esta edición del Festival, pero de ello hablaremos en la entrada siguiente, porque El Eden Sideral ha decidido dividir en dos las entradas correspondientes al Anuario Eurovisión, pasando de un Top 20 a un Top 26, porque muchos temas buenos se nos habían venido quedando fuera de la lista, y consideramos prudente ya no extender el Top en una sola entrada, sino en dos para que sea más cómoda y rápida la lectura y visualizaciones que lo acompañan. En esta primera parte hablaremos de las que a nuestro juicio tuvieron que estar en la competencia de la gran final, del número 16 al número 26. En la siguiente comentaremos el resto.

Ahora sí, sin más preámbulos pasen, vean y comenten. Porque como dice el dicho, recordar es volver a vivir, y en Eurovisión, todos somos uno…





NÚMERO 26

Canción: Tomorrow (Mañana)
Intérprete: Gianluca Bezzina
País: Malta
Lugar obtenido: 8vo. Lugar



Curiosidades: Aunque Malta debutó en 1971, este año apenas fue su participación número 26, debido a variadas ausencias a lo largo de su trayectoria eurovisiva. Destacan en su haber dos segundos puestos conseguidos en 2002 y en 2005. En los últimos años su éxito en el Festival estaba de capa caída, pues en 2007, 2008, 2010 y 2011 se quedaron fuera de la final. Y en 2012 sí lograron pasar pero su representante Kurt Calleja terminó en el puesto número 21. Así que para el 2013, la televisión maltesa tenía un gran reto a sus espaldas, y en sus consecutivas semifinales del Malta Eurovisión Song Contest acabaron concursando 24 canciones, entre las cuales consiguió alzarse con el triunfo Gianluca Bezzina con Tomorrow gracias al voto del jurado, pues él era la segunda opción del televoto, que prefería al ganador del Idol sueco Kevin Borg.

Gianluca Bezzina (9 de Noviembre de 1989) empezó a estudiar piano y acordeón con siete años a la vez que pertenecía al Coro infantil de Malta. Es el líder de Funk Initiative, grupo nominado en 2011 como Mejor Grupo Revelación, con el que ha grabado tres singles, entre ellos The Liberators y Paris, que han tenido amplia radiodifusión local en Malta. Además ha participado como solista en los populares conciertos bianuales Voices en 2008, 2010 y 2012 y en el Rockestra, concierto de rock organizado por la Orquesta filarmónica de Malta. Simultáneamente, Gianluca completó estudios de medicina y cirugía.

El tema Tomorrow despertó de inmediato opiniones de paralelismo con el estilo musical de Bruno Mars, siendo una canción positiva, alegre, divertida y de ritmo sencillo pero muy actual. Narra el enamoramiento que sufre un chico ensimismado llamado “Jeremy” y las virtudes de la espontanea chica que lo conquistó. Tal vez la sencillez de la canción fue lo que hizo dudar sobre cómo podría ser recibida en el eurofestival. Pero afortunadamente para el pequeño país mediterraneo, el público votante comulgó con el buen rollismo que despertaba la canción y la simpatía de Gianluca, con estampa de chico bueno amigable que no rompe ni un plato. En la semifinal 2 Malta acabó en un cuarto lugar de preferencia, y ya en la final, contra todo pronóstico, acabó conquistando el octavo puesto nada menos que con 120 puntos, superando por seis puntos a la candidatura holandesa y a seis puntos de la italiana, grandes favoritas para ocupar los primeros puestos.



NÚMERO 25

Canción: Solayoh
Intérprete: Alyona Lanskaya
País: Bielorrusia
Lugar obtenido: 16to. Lugar



Curiosidades: Bielorrusia es el único país cuyo debut en el festival fue en la sección junior (Festival de Eurovisión Junior) en 2003, y después al siguiente año debutó en el Festival de adultos. Fue el mismo año (2004) en que se implementaron las rondas semifinales para determinar quiénes competirían en la final, por lo que les costó trabajo clasificarse para la actuación de los sábados, siendo hasta el 2013 únicamente dos las ocasiones en que sí lo habían hecho: 2007 (acabó en el puesto 6to.) y 2010 (24to.).

Bielorrusia no ha estado exento de polémica año con año, pues si la necesidad lo amerita, se cambian a canciones o hasta cantantes ya elegidos y anunciados por la televisora según convenga. En el año 2012, por ejemplo, concretamente el día 14 de febrero, se hizo una gala con cinco participantes en el que saldría el representante bielorruso para ese año. La ganadora fue Alyona Lanskaya, pero el día 24 de febrero, el Presidente del país pidió que recontaran los votos luego de que circularon rumores de que sus productores habían manipulado el televoto dándole 12 puntos y la victoria, en consecuencia. La investigación confirmó los rumores y averiguaron que los ganadores habían sido Litesound con la canción We Are the Heroes por lo que Alyona quedó descalificada.

Ya para el 2013, la elegida de la preselección nacional (EuroFest) fue de nueva cuenta Alyona Lanskaya, llevándose el 12 del televoto y el jurado. Ésta vez la polémica vino a raíz de que cambiaron la canción por la que representaría a Bielorrusia. La BTRC anunció en enero que Simon Bass, el compositor de Rhythm Of Love –el tema con el ganó la cantante-, podría cambiar de tema para Malmö, tras trasladarse a Londres para grabar nuevas canciones. Tras reunirse miembros de la cadena se decidió que el tema Solayoh fuera el tema que se presentara en el festival.

Alyona Lanskaya (Maguilov, 7 de septiembre de 1985), empezó a cantar de muy niña en el coro de su escuela, actuando con varios grupos infantiles hasta que con 15 años se presentó al Festival Dazhynki, en Škłoŭ, lo que marca el comienzo real de su carrera. Se graduó en Banca, Finanzas y Crédito en la Universidad de Mogilev, simultaneando sus estudios con su participación en varios concursos y festivales. En 2005 concursó en el programa de televisión Pesnya goda Belarusi (Canción bielorrusa del año), ganando un Gramófono de plata por su canción Tishe-tishe. En mayo de 2009, ganó el Concurso Internacional Copa de Europa 2009 en Rusia. En marzo de 2010 editó su primer álbum, "Labirinty sudʹby", en bielorruso, ruso e inglés. En 2011 gana con Nebo znayet el concurso de jóvenes intérpretes Vitebsk-2011, celebrado en el marco del festival de arte internacional Slavyanskiy bazar (Bazar eslavo). El 25 de noviembre de ese año es condecorada por decreto presidencial como Artista de Honor de la República de Bielorrusia, convirtiéndose en la intérprete más joven que ostenta ese honor.

Por su parte, el tema Solayoh es el nombre de un planeta imaginario creado por los letristas, en cuyo estribillo dice algo así: “Solayoh, Solayoh, donde el sol siempre brilla en ti. Jugamos-oh, jugamos-oh al ritmo de un "cha-cha". Solayoh, Solayoh, sube la música, te va a atrapar. Jugamos-oh, jugamos-oh, podemos convertir esto en una caliente noche (¡si!).” Semanas antes del Festival, comenzaron a circular rumores de que el tema finalmente elegido no era inédito, y había sido editado y publicado desde diciembre de 2008. La UER supuestamente estudió el caso y no encontró elementos suficientes para echar abajo la candidatura.

Y así fue como el tema bielorruso sorteó la primera semifinal (en el séptimo puesto) con una puesta en escena algo estática pero que llamó la atención por la gigante bola de espejos de donde salió Alyona para cantar, enfundada en un escotado vestido de flecos plateados y azulados, acompañada por dos bailarines de blanco vestuario y un trío de coristas (dos mujeres y un hombre) también en tonos azules y blancos, haciendo su parte de la coreografía, que por supuesto tenía inspiración del Shady Lady ucraniano del 2008 con Ani Lorak, y pues precisamente fue Ucrania el único país que le dio a la actuación bielorrusa sus 12 puntos, que la ayudaron a llegar a la posición número 16 en la tabla de resultados de la final.



NÚMERO 24

Canción: It's my life (Es mi vida)
Intérprete: Cezar
País: Rumania
Lugar obtenido: 13er. Lugar



Curiosidades: Para la preselección rumana se celebraron audiciones en varias ciudades del país, siendo seleccionados 36 intérpretes que se dividieron en dos semifinales y de las cuales se clasificaban los seis primeros para la final. De entre los doce candidatos, el triunfo fue para César Ouatu (conocido como Caesar "The Voice" o simplemente Cezar), un intérprete rumano de ópera y pop-ópera. Nacido en una familia de músicos a los seis años aprendió a tocar el piano. En 2001 ingresó en el Conservatorio "Giuseppe Verdi" de Milán, donde se graduó en 2004 de la clase de canto de la soprano Margaret Hayward. Debutó como actor profesional en el escenario de teatro "La Fenice" de Venecia, interpretó las escenas más importantes en el mundo y ha ganado numerosos premios en concursos de canto.

En 2004, Israel estuvo representado en Eurovisión por David D’Or, otro interprete de pop-ópera que no clasificó a la final, y en 2009, Suecia lo intentó con la mezzosoprano Malena Ernman, que terminó en un injusto lugar 21, por lo que se temía que Cezar y su canción recibieran el mismo trato de indiferencia que los cantantes ya señalados. De hecho las encuestas lo situaban en los últimos lugares de probabilidad para –al menos- pasar la semifinal. Y quizá se hubiera quedado en semis si hubiera repetido la misma puesta en escena que en la final nacional, él de traje demostrando el talento vocal y dos parejas de bailarines dark haciendo la coreografía a su alrededor. Pero Rumania arriesgó y le quiso buscar el lado sexual a su apuesta eurovisiva.

El video oficial de It’s my life nos mostraba a Cezar como playboy amante de los deportes extremos: Comenzaba con el intérprete mostrando el torso desnudo mientras se calzaba el traje de paracaidista, luego subía a una avioneta rosada y se aventaba al vacío. Gracias al seguro paracaídas llega sano y salvo a tierra, se cambia de vestuario, por lo que nuevamente muestra torso mientras se viste una camisa blanca antes de subirse a su convertible plateado; portando una bufanda rosa lo vemos manejando en carretera, y pronto conoce a una chica que maneja otro auto y que luego lo alcanza mientras él está sentado en la playa viendo el atardecer. Para terminar, la invita a dar una vuelta en su yate mientras la abraza cariñosamente… aunque nunca llega a besarla.

En Malmö, al representante rumano le tocaba cerrar las 17 actuaciones de la segunda semifinal. Y ya durante los ensayos levantó expectación, porque la puesta en escena parecía inspirarse en alguna escena del musical Drácula, con una iluminación oscura en tonalidades azules y rojizas, y un vestuario negro cuanto más recargado, con una gran falda que ocultaba un pedestal que lo hacía elevarse a más de dos metros del suelo, y una chaqueta de grandes hombreras y cuello gigante tras la cabeza, con incrustaciones en pedrería al estilo barroco. Cezar no vistió camisa debajo de la chaqueta, y la dejó desabotonada casi hasta el ombligo, con lo que su pronunciado escote dio mucho de qué hablar comparándolo con otro escote delantero de la cantante israelí. Del cuello le colgaba una gran cadena con un crucifijo en el centro, mientras que sus cinco bailarines (hombres y mujeres) bailaban cual condenados del inframundo entre las telas vaporosas de color rojo que ondulaban una y otra vez a los pies del cantante.

Para sorpresa de todos, la apuesta rumana logró clasificarse a la final en el quinto puesto (con un asombroso primer lugar del televoto), y ya la noche del sábado recibió votos de 13 países, con dos dieces como máxima puntuación, provenientes de Moldavia y Grecia. 65 puntos dejaron a Cezar en un digno decimotercer lugar, tomando en consideración que casi nadie apostaba porque esta singular propuesta pasará su semifinal, demostrando una vez más que en Eurovisión nada está escrito, y que una puesta en escena efectiva siempre dará buenos resultados más allá de una canción que pueda o no gustar.




NÚMERO 23

Canción: Ljubav je svuda (El amor está en todas partes)
Intérprete: Moje 3
País: Serbia
Lugar obtenido (Semifinal 1): 11er. Lugar



Curiosidades: Para edición eurovisiva de 2013, la RTS decidió volver a la preselección conocida como Beosong. La mecánica consistió en dos shows televisados, el 2 y 3 de marzo. En el primero quince participantes mostraban sus canciones y el televoto elegía las cinco que debería de disputarse la final al día siguiente. Ya en la final, volverían a ser los espectadores quienes mediante sus llamadas y mensajes telefónicos eligieron al ganador, que fue el grupo Moje 3 con el tema Ljubav je svuda. El grupo se formó por Nevena Božović, Sara Jovanović y Mirna Radulović, únicamente para su participación de cara a Eurovisión. Nevena participó en 2007 en el Festival de Eurovisión Junior con la canción Piši mi ocupando la tercera posición en el certamen, por lo que se convierte en la primera concursante de la historia del festival infantil que participa en la versión adulta de Eurovisión. Por su parte Mirna fue la ganadora de la segunda edición del Prvi glas Srbije, concurso de formato similar a The Voice.

Muy criticada fue la elección, porque el tema se alejaba de los ritmos balcánicos que le habían dado un triunfo a Serbia en 2007, el sexto lugar en 2008, y el tercero en 2012. Se ajustaba más al estilo de canciones parodia como las representantes nacionales en 2009 (10° posición en la Semifinal 2), 2010 (13° posición) y 2011 (14° posición). Más controvertido aún fue su elección de vestuario para Malmö, pues del vestuario “normal” que intentaba dar juego a la canción sobre la disputa entre un ángel y un demonio por aconsejar a una mortal sobre asuntos amorosos, se optó por un vestuario más moderno realizado con la combinación de diferentes telas superpuestas, inspirado en las tiras cómicas japonesas, aunque el aire del debate entre el bien y mal se mantuvo intacto.

El coro rezaba: “Sí, el amor está en todas partes. / Amo, después no amo. / Con él, lo intentaré de nuevo. / Y posiblemente, con algo más eficaz….” Ese estilo y la dramatización de la canción fue la parte más propositiva de todas las actuaciones que se presentaron en la primera semifinal; estuvieron acompañadas por tres coristas con vestidos más normales, y sin efectismos que adornaran su puesta en escena, las Moje 3 dieron un performance solvente cantando íntegramente en serbio. A ellas les tocó salir a cantar en la última posición, tras otras quince actuaciones donde por supuesto estaban las grandes favoritas de este año: Dinamarca, Rusia, Ucrania y Países Bajos. Valorada mejor por el televoto que por el jurado, la delegación serbia alcanzó los 46 puntos en las votaciones, seis puntos por detrás de la clasificada en número 10 para la gran final: Estonia. Y ahí acabaron los sueños de un país que quedó en undécimo lugar y que optó por no regresar al festival Eurovisión al año siguiente.



NÚMERO 22

Canción: Ég á líf (Tengo una Vida)
Intérprete: Eythor Ingi
País: Islandia
Lugar obtenido: 17mo. Lugar



Curiosidades: Eyþór Ingi Gunnlaugsson nació el 29 de Mayo de 1989. En su carrera como artista ha ganado varios concursos locales y ha interpretado varios musicales como Rocky Horror Picture Show o Jesucristo Superstar. Ganador de su famosa preselección nacional eurovisiva, El guapo Eythor llegó a Malmö con posibilidades inciertas de llegar a la final del sábado, a pesar de la calidad de su balada y su buen hacer en la interpretación. Le tocó actuar en la segunda semifinal, contendiendo con los temas favoritos de Noruega, Azerbaiyán, Grecia, Finlandia, Georgia, Malta e Israel. Pero afortunadamente su melancólica balada encontró eco en los votantes que la clasificaron en un sexto puesto para la final, rezando en su estribillo “Tengo una vida, tengo una vida, floto por encima de la adversidad. Tengo una vida, tengo una vida, vivo gracias a ti.

El rubio intérprete vistió traje formal en el escenario del Malmö Arena, con su rubia y larga melena suelta. La iluminación fue oscura con tonalidades azules mientras en el fondo era proyectada la imagen de un grupo de casas en el ártico, con un faro encendido cercano a ellas. Hacia el final de su actuación, el cantante estuvo acompañado por un coro masculino de 4 integrantes que le dieron más fuerza al estribillo mientras el alto Eythor concluía su participación con la cámara enfocando su mano izquierda en la que portaba tres anillos planeando de manera estética para inmediatamente cerrar el puño y dar por concluida su última nota.

En la final, Islandia tuvo la mala fortuna de actuar en el puesto diecinueve, entre los países que eran máximos favoritos para el triunfo, Dinamarca y Azerbaiyán, lo que finalmente ocurrió al acabar ganando el primero y segundo lugar del concurso. Muy pocos apreciaron el tema islandés al estar concentrados en el antes y el después de las actuaciones, por lo que solo pudo reunir 47 puntos (con un único 8 como máxima puntuación gracias a los alemanes) y quedó finalista en el lugar número 17.



NÚMERO 21

Canción: Mižerja (Miseria)
Intérprete: Klapa s Mora
País: Croacia
Lugar obtenido (Semifinal 1): 13er. Lugar



Curiosidades: Croacia debutó en 1993 en el festival de Eurovisión, hasta 2006, era el único país junto a España que nunca había faltado a una final del Festival desde su debut (sin contar los debutantes de los dosmiles); sumaba catorce participaciones seguidas desde 1993. Pero en la semifinal de 2007 cayó ese récord porque no la superó. Su mejor resultado data de la década de los 90 y consiste en el 4º puesto de 1996, con Maja Blagdan y el tema Sveta ljubav y, de nuevo, en 1999 con Doris Dragovic y Marija Magdalena. Tras la ausencia en la final de Helsinki'07, Croacia llegó a la final de Belgrado'08, pero obtuvo el puesto más bajo de toda su trayectoria (21º) con Kraljevi Ulice & 75 Cent y el tema Romanca.

En 2012, a pesar de haber elegido internamente a una de sus mayores estrellas del panorama musical croata, Nina Badríc, tampoco superó la semifinal quedándose en el puesto 12º, a pocos puntos de pasar a la final. Así que este año decidieron recurrir a sus raíces y folclore, y la cadena HRT eligió internamente un conjunto de voces masculinas provenientes de grupos vocales tradicionales, denominados klapas, para representar al país en el Festival de Malmö. Los seleccionados fueron:
Marko Škugor (como primer tenor), Ante Galić (segundo tenor), Nikša Antica (primer barítono), Leon Bataljaku (segundo barítino), Ivica Vlaić (bajo) y Bojan Kavedžija (otro bajo). La agrupación pasó a llamarse Klapa s Mora, y el tema seleccionado para el concurso fue Mižerja: “No tengo oro para decorarte con él. Sólo estos dos brazos para abrazar tu alma. / ¡Oh, miseria! Eres tan dura como una roca. ¡Oh, miseria! Eres como dos gotas de vino. No tengo nada salvo mi fe y un poquito de amor puro.

El video oficial del grupo tuvo una excelente factura, con una bella fotografía filmada en las playas mediterráneas, concretamente en las ciudades dálmatas de Kaštela y Trogir (su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad, según la UNESCO). Las voces masculinas se complementaban en perfecta armonía, y recordaban a conjuntos varoniles que también hicieron gala de sus voces como los representantes de Letonia en 2007 y de Bosnia & Herzegovina en 2009. Sin embargo, la puesta en escena pecó de estatismo y no se supo vender pese al buen directo de los participantes.

Una propuesta de gran calidad, se hundió en las votaciones de la primera semifinal porque el sexteto fue muy comparado con el grupo internacional Il Divo, y porque en la semi les tocó la mala fortuna de actuar en cuarta posición, antes de Dinamarca, país que contendía como máximo favorito del certamen. Contra lo que pudiera esperarse, la canción croata fue mejor valorada por el televoto que por el jurado de “expertos”, obteniendo unos miserables 38 puntos, por lo que solo pudo ocupar el puesto número 13 y quedó irremediablemente fuera de la gran final.



NÚMERO 20

Canción: Marry Me (Cásate Conmigo)
Intérprete: Krista Siegfrids
País: Finlandia
Lugar obtenido: 24to. Lugar



Curiosidades: Para la preselección de este año, la YLE volvió a organizar el Uuden Musiikin Kilpailu. Doce fueron los temas que entraron a concurso y cinco los programas previos en los que las distintas canciones se fueron presentando y compitiendo. En los dos programas previos a la semifinal, tan sólo una canción era eliminada para siempre, mientras que dos canciones se clasificaban directamente para la final, y tres tenían que pasar a la semifinal. En esta, del total de seis temas en competición, cuatro llegaron a la final, componiéndose esta finalmente de ocho temas. La canción ganadora fue seleccionada al 50% entre el voto del jurado y el voto público.

Kristin "Krista" Siegfrids (4 de diciembre de 1985) nació en la minoría sueco-parlante de Finlandia, en Kaskinen, al oeste del país. Su lengua materna es el sueco, aunque también habla finés. Tiene tres hermanos, y ha estado estudiando en Vaasa para ser maestra. Siegfrids empezó su carrera con su banda Daisy Jack en 2009. Su primer single fue Perfect Crime publicado en 2011. Logró su primer papel en el musical Play Me (2009 - 2010) en el teatro sueco de Helsinki. Su segundo gran paso en su carrera fue en el musical rock de Muskettisoturit (Los tres mosqueteros, 2011) en el teatro Peacock de Helsinki. También participó en la primera temporada de la versión finesa de La Voz (2011 - 2012) pero fue eliminada en las semifinales.

La canción Marry Me, emulaba a los temas pop de la cantante americana Katy Perry, con la que fue muy comparada de cara a Eurovisión. Un tema alegre y una actuación que según se vio en los ensayos sería desenfadada, con la cantante vestida de novia moderna y con un beso final que al no haber hombres que la acompañaran, tenía que darse Krista con alguna de las coristas bailarinas.

Finlandia participó en la segunda semifinal, en el puesto 5º, y logró clasificarse para la final un poco por los pelos al alcanzar la novena posición con un total de 64 puntos que le llegaron de casi todos los países que votaban esa noche, excepto de cinco. Pero el beso lésbico causó controversia en algunos países socialmente más conservadores que emiten el Festival. Los medios de comunicación turcos, griegos, rusos e israelíes, reaccionan negativamente a este hecho, causando que la televisora TRT de Turquía, que en un principio emitiría la Final a pesar de su retirada en esta edición, adoptara la decisión de último minuto de no trasmitirlo; posteriormente, medios de prensa informaron que la decisión adoptada por TRT estaba vinculado al beso lésbico finlandés, a pesar que los directivos del canal alegaron que se debía a baja cifras de audiencia. Y, por otro lado, la cadena CCTV de China, censuró la escena del beso eliminando los segundos finales de la actuación finlandesa, esto durante la retransmisión del Festival.

La polémica despertada ocasionó que de ser uno de los países favoritos para ocupar los primeros puestos de clasificación, Finlandia acabara en la final siendo votada únicamente por cinco de los 39 países con derecho a voto: Israel (4 puntos), San Marino y Francia (3 puntos), Dinamarca (2 puntos) y Alemania (1 punto). El resultado dejó al país nórdico ocupando uno de los tres últimos puestos de la gran final, la antepenúltima posición, solo por delante de España e Irlanda.



NÚMERO 19

Canción: Shine (Brilla)
Intérprete: Natália Kelly
País: Austria
Lugar obtenido (Semifinal 1): 14to. Lugar



Curiosidades: Para Malmö'13, Austria tuvo como preselección el programa de televisión Österreich rockt den Song Contest al que llegaron cinco canciones finalistas directas tras una selección interna de la cadena pública. La preselección, mediante 50% televoto y 50% jurado, fue ganada por Natália Kelly, primera opción del público y segunda del jurado.

Natália Kelly, nacida en diciembre del 94, es una cantante austríaca nacida en Connecticut, Estados Unidos, de padre estadounidense (y hombre de negocios) y madre brasileña. Actualmente reside en Bad Vöslau (Baja Austria). Llegó de USA al país austríaco en el año 2000, con seis años y comenzó su dedicación a la música a una edad temprana. En 2004, con diez años, fue un miembro del coro de opera infantil en la producción de In 80 Tagen um die Welt (La vuelta al mundo en ochenta días) en el teatro estatal de Baden. Ese mismo año, acabó en segundo lugar en el concurso de la televisión pública Kiddy Contest, en un dúo junto a Manuel Gutleb. En años sucesivos, participó en varias competiciones como Prima La Musica, de música clásica. Entre 2005 y 2007, Kelly fue miembro del grupo infantil Gimme 5 bajo contrato con la discográfica Universal Music, y producido por Alexander Kahr. En 2011, Kelly participó en la versión austriaca de The Voice y recibió un contrato discográfico de Alexander Kahr.

En Eurovisión, Natália tuvo la mala fortuna de ser propuesta para abrir la gala de la primera semifinal en Malmö, en la que competían 16 canciones y se encontraban muchos de los países favoritos al triunfo. La intérprete apostó por una puesta en escena sencilla y fresca, en la que la única protagonista era ella, vestida con jeans plateado y zapatillas a juego, con una blusa blanca semitransparente que llevaba cola por la parte trasera, y su rizada melena al descubierto. Estuvo bien acompañada por un coro de 4 mujeres y hombre, todos vestidos de negro.

Las votaciones fueron injustas con Austria una vez más, pues aunque fue votada por 11 países, le dieron puntos bajos con tres 4’s como máxima puntuación, que dejó al país de nuevo en la semifinal, aunque eso sí, Natália superó por cuatro posiciones el resultado austriaco de la edición del año pasado en Bakú, cuando el dúo masculino Trackshittaz terminó en la posición 18, la última en su semifinal. Un injusto resultado pues lo sucedido con Austria este año, pero que pronto el país será ampliamente recompensado.



NÚMERO 18

Canción: Believe in Me (Cree en mí)
Intérprete: Bonnie Tyler
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 19no. Lugar



Curiosidades: Gaynor Hopkins (nacida el 8 de junio de 1951 en Sweken, Neath, Gales), más conocida por su seudónimo artístico Bonnie Tyler, es una cantante galesa de música pop y rock. Dueña de una voz muy característica, como ronca o cascada y es famosa principalmente por los éxitos It's a Heartache, Holding Out for a Hero y Total Eclipse of the Heart, allá en los años 80’s. Megaestrella del panorama musical internacional, ganadora de multitud de premios y una más que admirada cantante, Bonnie Tyler aceptó la propuesta que de manera interna le hizo la BBC para representar al Reino Unido en la festival Eurovisión. Según contó ella misma, en 1993 se lo propusieron por primera vez, pero en ese entonces estaba en la cima de su popularidad y no creyó conveniente arriesgar su éxito participando en un concurso musical.

Por supuesto que la elección de Bonnie causó expectación, porque aunque muchos la consideraban una apuesta solvente que podría romper la mala racha de resultados que el Reino Unido venía cosechando desde iniciado el nuevo milenio, otros tantos criticaban que la característica voz de la cantante ya no se encontraba en plena forma, y que su aspecto físico ya no estaba como para acarrear votos de todos los puntos de Europa, que podían ver en Bonnie a una abuelita resistiéndose a abandonar sus mejores momentos de gloria en el escenario. La balada Believe in Me, si bien se consideró apropiada para la edad de la intérprete, no causó el furor que se esperaba, y aunque las apuestas concluían que el Reino Unido podía hacer Top 15, muchos se mostraban escépticos por lo sucedido con Engelbert Humperdinck, otro famoso del pasado, en 2012, al acabar en el penúltimo lugar de la tabla de resultados.

Al Reino Unido le tocó actuar directamente en la gran final en la posición número 15, después de la canción rumana y antes de la sueca. Bonnie salió al escenario con su melena rubia, vestida de negro, con unas amplias mascadas en tonalidades negras y grises que le salían a los costados de la cintura. Fue la única cantante para la que se reservó la elevación de la pequeña plataforma circular que estaba en el centro del satélite con el que concluía el brazo curvo que salía del escenario. Apropiado fue el entorno que le quiso dar la BBC a la canción, con sus coristas con instrumentos y una cálida iluminación dorada propia de las grandes estrellas. Sin embargo, a pesar de que su voz a lo largo de la canción mantuvo por momentos el potencial que siempre ha caracterizado a la veterana cantante, su interpretación no terminó de convencer a la audiencia, Bonnie se mostró emocionada por su actuación ante el gigantesco público congregado en el Malmö Arena, pero falló en aguantar las notas de su canción, más notorias en ese final de antología donde su voz se rompe a mitad de la nota mientras la cámara la enfoca muy bien. “Sé que muchos se han sentido decepcionados pero he disfrutado de la experiencia. Hice todo lo que pude”, declaró una optimista Bonnie después de la gala.

Solo 23 puntos cosechó la cantante de 61 años, y lo hizo con un 7 de Irlanda, 5 de Malta, 4 de España, 3 de Rumania, 2 de Suiza, y 1 de Suecia y Eslovenia. Con ello, Bonnie alcanzó la posición 19, con lo que empató con el resultado obtenido por Daz Sampson en 2006, pero superó los resultados obtenidos por sus compatriotas en 2003, 2005, 2007, 2008, 2010 y 2012.



NÚMERO 17

Canción: Waterfall (Cascada)
Intérprete: Nodi Tatishvili & Sophie Gelovani
País: Georgia
Lugar obtenido: 15to. Lugar



Curiosidades: Esta fue la sexta participación de Georgia en el festival tras su debut en 2007. Para ello, la televisión georgiana decidió seleccionar de forma interna a Sopho Gelovani y a Nodiko Tatishvili, encargando la creación de la canción a los famosos compositores Thomas G:son y Erik Bernholm. El tema Waterfall fue sin embargo muy criticado por ser muy parecido a la balada con la que participó la representante española Pastora Soler en 2012, y es que ese tema titulado Quédate Conmigo, fue también compuesto por G:son en colaboración con Tony Sánchez Ohlsson.

Nodiko Tatishvili nació en 1986. A los seis años debutó en el Tbilisi Grand Concert Hall. Formó parte del proyecto televisivo School of Nutsa. Entre 2005 y 2009 participó en prestigiosos festivales musicales, tras esto, ganó el Geostar 2009, un talent show nacional. Por su parte, Sopho Gelovani nació en en 1984. En 1999 ganó un concurso de talentos para niños, y en 2010 participó en el Geostar. Y como curiosidad, se puede apuntar que en 4 de las 6 participaciones de Georgia hasta este año, la vocalista principal se llama Sopho, incluida la Gelovani, por supuesto.

Las casas de apuestas, citaban a Georgia dentro del Top 15, cercana al Top 10, y se intuía que con una buena puesta en escena la pareja podía entrar perfectamente a la competencia por los primeros puestos. Superaron la segunda semifinal al quedar justo en la última plaza que daba el acceso, es decir, la 10ª con una puntuación de 63 votos. Y nuevamente muchos quisieron ver un plagio en la puesta en escena al tema español Quédate Conmigo (2012), al danés In a Moment Like This (2010, incluso la frase del título es repetida en la canción) y al azerí Running Scared (2011).

Ya en la final, a Georgia le tocó participar en la penúltima posición, después de la favorita cantante noruega y antes de la apuesta irlandesa que también terminaría en el último lugar. Para el jurado, Georgia mereció quedar en la posición 13 mientras que el televoto le reservó el lugar 23. 50 puntos sumó en total durante la ronda de votaciones, con dos dieces como máxima puntuación provenientes de Azerbaiyán y Armenia.



NÚMERO 16

Canción: You ()
Intérprete: Robin Stjernberg
País: Suecia
Lugar obtenido: 14to. Lugar



Curiosidades: Como anfitrión de este año 2013, Suecia no tuvo que pasar por la semifinal como en otras ocasiones. Tras ganar una controvertida final del Melodifestivalen, Robin defendió su tema You delante de sus compatriotas acompañado de dos coristas y tres bailarines, moviéndose todos alrededor de él en una enérgica coreografía, en la que primó el vestuario de corte oriental asemejándose a los atuendos de uso común de los samuráis o hasta el vestuario jedi de la saga cinematográfica Star Wars de George Lucas. 

Los trajes color crema fueron acompañados por un saco asimétrico en color blanco para Robin y en color gris para sus bailarines hombres que llevaban el pelo recogido en chongo tubular de tipo oriental y tenis rojos, el corista hombre era calvo pero también iba vestido como sus compañeros, mientras que las mujeres (una bailarina y una corista) utilizaron el gris en sus pantalones. Mejor vestuario tuvo Robin en la final del Melodi, y también un mejor directo.

Las casas de apuestas situaron a Suecia dentro del Top 5 muchas veces y nunca salió del Top 10. Sin embargo en la hora de la verdad creemos que esa mala puesta en escena de la delegación sueca no gustó lo suficiente, pues el televoto dejó al pobre Robin en la posición 18, mientras que el jurado internacional le reservó el tercer lugar. Tan dispar valoración, le otorgó a los suecos el apoyo de sus vecinos con un único 12 proveniente de Noruega y un 8 de Dinamarca como máximas puntuaciones, lo que al final ayudó a sumar 62 puntos y un resultado por la mitad del tablero que bien puede considerarse como mediocre para los estándares del país con más tradición eurovisiva del mundo.


Esta lista continuará...

Los artículos fueron tomados de aquí y de aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada