miércoles, 15 de agosto de 2012

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XXIII)



1983


El XXVIII Festival de la Canción de Eurovisión fue celebrado el 23 de abril de 1983 en Múnich, Alemania, desde el Rudi Sedlmayer Hall, complejo olímpico que albergó los juegos de 1972. La presentadora fue Marlene Charell, que realizó las presentaciones en alemán, inglés, y francés. Esta edición supuso la vuelta de países como Francia, Italia y Grecia. Por el contrario, Irlanda declinaba participar por problemas económicos de la RTE, que todavía acusaba los gastos organizativos de 1981. Participaron un total de 20 países.

En este año se utilizaron por primera vez micrófonos inalámbricos, y fue también la primera vez que los espectadores en vivo de Eurovisión superaron el aforo de 10.000 personas. Mientras que la orquesta se marcó un excelente trabajo de acompañamiento. Por el contrario, ha sido uno de los festivales más críticados por el mal gusto de la organización en cuanto al decorado del escenario (uno de los más feos que se recuerden) y los vestuarios más antiestéticos que lucieron la mayoría de los participantes. El escenario de Múnich resultó más bien pequeño, formando un arco que rodeaba la orquesta. Detrás, había una especie de calentadores eléctricos gigantescos que se encendían en secuencias dependiendo del ritmo de las canciones. No hubo postales de presentación; cada canción fue presentada por Marlene Charell ante una bandera de su país elaborada con flores por ella misma.

Al comenzar el Festival, todos los artistas desfilaron juntos por el escenario. España tuvo un sonoro pero muy esperado batacazo con la cantante gitana Remedios Amaya. El tema, de puro sabor flamenco pop, no fue votada por ningún país. "Quién maneja mi barca" se convirtió en una agria polémica en España por parte de los críticos, la prensa y la opinión pública en 1983. El 0 recibido no sorprendió a nadie: Ella salió al escenario con gesto asustado, descalza y con un vestido largo de rayas azules y blancas para el amargo recuerdo, que había utilizado en el video promocional de la canción, en detrimento de uno confeccionado en negro de corte flamenco con motivos de rosas incrustadas en sentido vertical, porque supuestamente se confundía entre el fondo oscuro del escenario y no fotografiaba bien a cámara. Años más tarde se desveló que esta complicada canción había sido elegida para Eurovisión por el entonces recién llegado al poder gobierno socialista, a modo de burla hacia el Festival. Además el Festival desde este año y hasta 1992 fue relegado a la segunda cadena de TVE. Por si fuera poco, Jose Miguel Ullán fue puesto en el cargo de comentarista español, y estuvo toda la noche haciendo comentarios jocosos y poco serios de todas las participaciones. Remedios compartió los 0 puntos en el marcador con los turcos Cetin Alp & The Short Waves. Era el tercer cero (y último hasta la fecha) en la trayectoria española, después de los de 1962 (con Víctor Balaguer y Llámame) y 1965 (con Conchita Bautista y Qué bueno, qué bueno).

Los anfitriones, los hermanos Hoffmann & Hoffmann ocuparon el sexto puesto con un claro estilo a lo Simon & Garfunkel, y una melodía muy parecida a la banda sonora que Giorgio Moroder compuso para Midnight Expres (Alan Parker, 1978). Entre los repetidores estaban el francés Guy Bonnet (ya estuvo en 1970) y Jahn Teigen (1978 y 1982) acompañado en los coros por su pareja sentimental la eurovisiva Anita Skorgan, que era su cuarta vez en el Festival, ahora interpretando un tema basado en una canción clásica de la película The Sound of Music (Robert Wise, 1965).

El famoso cantante austriaco Gary Lux tuvo aquí la primera de sus seis participaciones en Eurovisión, formando parte del grupo Westend, volvería como parte del coro en 1984 y como solista en 1985 y 1987. El intermedio antes de los votos fue amenizado por el Ballet del Festival (Ballet Song Contest) encabezado por la propia presentadora, la bailarina y vedette Marlene Charell. La dirección de la orquesta, le jugó una mala pasada a la presentadora, quien en el momento de anunciar al director de la delegación noruega (Sigurd Jansen), olvidó su nombre y recurrió, según sus propias palabras en declaraciones posteriores, al nombre que más nórdico le parecía; así, anunció: "Der Dirigent, the conducter, le directeur ... Johannes Skorgan", lo que provocó que Jansen se acercase a su puesto con una gran sonrisa en el rostro. El musico no se molestó para nada. Dijo Marlene que después fue a pedirle disculpas y él le contestó: “¿Disculpa por qué? ¿Por hacerme reír como nunca lo había hecho en la vida?

El tema más innovador del certamen fue el presentado por la delegación belga, defendido más por la orquesta que por sus intérpretes, que también salieron descalzas a escena. Se trataba de “Rendez-vous”, una de las canciones con menos texto de toda la historia del festival, con dos únicos versos que se repiten hasta el final: "Rendez-vous, maar de maat is vol en m'n kop is toe" (Cita: Estoy hasta la coronilla y me va a estallar la cabeza). El mejor elemento de este conjunto es la orquesta, que verdaderamente lleva el peso de la actuación, aparte de que en la transmisión abundan los planos de sus componentes. Los arreglos de esta melodía son excelentes, y son de lo mejorcito de la historia del festival. La instrumentación es muy rica, y llena el vacío que deja la escasez de letra. Si bien esta actuación quedó en la posición 18°. Al frente estuvo el maestro Freddy Sunder, que volvería en 1987 (Soldiers of love) y 1989 (Door de wind).

La conocida Carola Häggkvist, niña prodigio en Suecia, consigue el tercer lugar con "Främling", que fue la canción de esa edición que más se vendió. Desde entonces inició una fructífera carrera que la llevará a presentarse muchas veces más en el Melodifestivalen sueco para volver a Eurovisión, hasta conseguirlo de nuevo en 1991, cuando ganó por fin. En 2006 retornaría también al Festival aunque con menos suerte, pero ocupando el 5° lugar. La actuación de Carola en Múnich empezó con un ligero error técnico. La primera palabra, el nombre del tema, no se escuchó ya que al parecer el micrófono estaba apagado, pero pese al nerviosismo, la chica de 16 años se metió al público en el bolsillo con una actuación e interpretación vibrante y sobre todo, ilusionadora. Pocas veces se ha visto a alguien disfrutando tanto encima del escenario eurovisivo.

Con seis puntos menos que el tema ganador, el segundo lugar fue para la canción israelí Chai (o Khay, Khai, Jhai, Hi, que de todas maneras se ha transcrito), con letra de Ehud Manor y música de Avi Toledano, el segundo lugar de la edición anterior de Eurovisión. Ofra Haza, la interprete, llegó a Alemania con muchísimas expectativas para el triunfo (había actuado como bailarina de Avi Toledano en 1982), y cantando a su pueblo, el hebreo, y encima en la tierra donde cuarenta años antes los judíos habían sido severamente perseguidos y ejecutados. Salió en 16º lugar e hizo un directo brillante junto a sus cinco coristas que iban vestidos de amarillo y que bailaron como han hecho siempre los típicos coros israelíes en Eurovisión. El tema comienza con unas notas que remiten al "Jesus Christ Superstar" de Andrew Lloyd Webber, y habla del propio pueblo de Israel, su esperanza, su supervivencia (Esta es la canción que el abuelo le cantó ayer al padre / Y hoy me toca a mí / Aún estoy viva, viva, viva / La nación de Israel está viva), en lo que muchos vieron una indirecta muy directa contra la canción que Alemania llevó a Jerusalen'79.

Y si consecutivamente en 1975 y 1976 habían ganado las canciones que actuaban en primer lugar, en este 1983 y 1982 ganaron los temas que actuaban en el último. En 1984 ganaría la primera canción de la noche. La victoria fue para la representante luxemburguesa Corinne Hermès con el tema "Si la vie est Cadeau". Luxemburgo llegaba así a su quinta victoria, y lo hacía con una joven parisina de veintiún años que no era conocida más allá del ámbito local, aunque ya había granado un álbum y participado en espectáculos musicales en París. Tenía una voz portentosa, así como una enorme fuerza interpretativa. Fue un auténtico broche de oro para la gala del Rudi Sedlmayer Hall, donde hubieron desfilado unas cuantas rarezas, muchos bailes frenéticos y una buena dosis de inelegancia. No es de extrañar que la actuación de Corinne causara el efecto que causó en los jurados.

Los doce mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:



NÚMERO 12

Canción: Rendez-vous (Cita)
Intérprete: Pas de Deux
País: Bélgica
Lugar obtenido: 18vo. Lugar





NÚMERO 11

Canción: Per Lucía (Para Lucía)
Intérprete: Riccardo Fogli
País: Italia
Lugar obtenido: 11er. Lugar





NÚMERO 10

Canción: Do re mi
Intérprete: Jahn Teigen
País: Noruega
Lugar obtenido: 10mo. Lugar






NÚMERO 9

Canción: Fantasiaa (Fantasía)
Intérprete: Ami Aspelund
País: Finlandia
Lugar obtenido: 11er. Lugar






NÚMERO 8

Canción: Hurricane (Huracán)
Intérprete: Westend
País: Austria
Lugar obtenido: 9no. Lugar





NÚMERO 7

Canción: Sing me a Song (Cantame una Canción)
Intérprete: Bernadette
País: Países Bajos
Lugar obtenido: 8vo. Lugar






NÚMERO 6

Canción: Rücksicht (Consideración)
Intérprete: Hoffman & Hoffman
País: Alemania
Lugar obtenido: 6to. Lugar






NÚMERO 5

Canción: I'm Never Giving Up (Nunca me Rindo)
Intérprete: Sweet Dreams
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 7mo. Lugar





NÚMERO 4

Canción: Džuli (Julie)
Intérprete: Daniel
País: Yugoslavia
Lugar obtenido: 4to. Lugar





NÚMERO 3

Canción: Jai (Viva)
Intérprete: Ofra Haza
País: Israel
Lugar obtenido: 2do. Lugar





NÚMERO 2

Canción: Si la Vie est Cadeau (Si la Vida es un Regalo)
Intérprete: Corinne Hermès
País: Luxemburgo
Lugar obtenido: 1er. Lugar





NÚMERO 1

Canción: Främling (Extraño)
Intérprete: Carola Häggkvist
País: Suecia
Lugar obtenido: 3er. Lugar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada