domingo, 11 de noviembre de 2012

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XXIX)



1989


El XXXIV Festival de la Canción de Eurovisión se celebró el 6 de mayo de 1989 en Lausana, Suiza. Habían pasado 33 años desde la última vez que se realizó en ese país, concretamente en 1956 en Lugano, en la primera edición de Eurovisión. Desde el Palais de Beaulieu, Céline Dion, la ganadora del año anterior, se encargaba de abrir el festival cantando un trozo de "Ne partez pas sans moi" para luego dar paso a los presentadores de la gala, Lolita Moreno y Jacques Descheneaux (ella presentadora y licenciada en Historia del Arte, y él, periodista deportivo). Después de la bienvenida, anunciaron la premier mundial del tema "Where Does My Heart Beat Now", el nuevo trabajo de la intérprete, la popular balada que le abría las puertas del mercado anglosajón.

Hubo cantantes muy conocidos en sus respectivos países y en toda Europa como los italianos Anna Oxa & Fausto Leali, la danesa Birthe Kjaer, el sueco Tommy Nilsson, el austríaco Thomas Forstner, la finlandesa Anneli Saaristo que luchó en determinadas ocasiones por representar a su país sin conseguirlo y el alemán de origen italiano Nino de Angelo que obtuvo grandes éxitos en Alemania y en Europa antes de participar en Eurovision.

Este año se hizo patente el patinazo de la delegación irlandesa, acostumbrada a buenas clasificaciones, sólo fueron decimoctavos, la peor plaza obtenida hasta ese momento por este país. También fue un chasco para el cantante de Islandia, Daniel, que se quedó con un cero, un tema que ya la crítica previa al Festival lo ponía "como una canción con pocas posibilidades para el triunfo".

Muchos países protestaron por el hecho de que ese año habían intervenido dos niños (en representación de Israel y Francia) y eso podía perjudicar a los países que no lo habían hecho puesto que los jurados podían confundir la calidad de las canciones y dejarse llevar por otros factores a la hora de evaluar una canción. La UER tomó cartas en el asunto y al año siguiente se prohibió la participación de menores, poniéndose como norma la edad mínima para poder concursar de 16 años. Anteriormente no había ninguna norma al respecto, incluso una menor llegó a ganar el Festival, Sandra Kim, en 1986. Hoy las cosas han cambiado mucho y los pequeños tienen su propio eurofestival junior, un festival que aún no ha visto la participación de Israel.

El jurado español de este año estuvo presentado por Inka Martí y compuesto por el eurofán y presidente de AEV Luis Merino, la poetisa Blanca Andreu, el escritor y dramaturgo Javier Tomeo, la estudiante Ángeles Fernández, el actor Antonio Banderas, la actriz Isabel Mestres, el torero Luis Miguel Calvo, la actriz Emma Penella, el actor Antonio Ozores, la escritora Pitita Ridruejo, el entrenador de fútbol Javier Clemente, la relaciones públicas Dolly Fontana, el periodista Carlos Ferrando, la peluquera Tatiana Magdalena García, el guionista Félix Cábez y la física y meteoróloga Charo Pascual. Actuó como presidente Sergi Schaaf, realizador. El notario fue Manuel Rodríguez, el secretario fue Francisco Hortelano y la portavoz, Matilde Jarrín. Los 12 puntos se los dieron a la delegación italiana, 10 puntos fueron para la canción inglesa y 8 para Portugal.

El intermedio antes de los votos estuvo amenizado por un número de circo que tenía como inspiración el personaje popular más conocido de Suiza, Guillermo Tell, bajo el título "Guy Tell (Arrow-phantom)".

Los diez mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:



NÚMERO 10

Canción: Apopse as Vrethume (Encontrémonos esta Noche)
Intérprete: Fani Polymeri & Yiannis Savvidakis
País: Chipre
Lugar obtenido: 11er. Lugar



Curiosidades: La TV chipriota llegaba en Lausana a su octava participación. Una pareja mixta, Fanny Polymeri y Yannis Savidakis, nos ofrecen casi una escena de boda, con sus trajes nupciales y sus chicos del coro vestidos de gala, como si fueran también copartícipes de la ceremonia; en dicho coro están los futuros eurovisivos Alex Panayi y Elena Patroklou. Nos dijeron que Fanny era licenciada en Informática y Yannis profesor de Educación Física, y que ambos habían emigrado a los Estados Unidos. Corrió el rumor de que ambos se enfadaron poco antes de salir a escena y aprovecharon la interpretación para reconciliarse ante las cámaras. Islandia fue el único país que les dio 12 puntos, y al final lograron quedar en la posición número 11.




NÚMERO 9

Canción: Derech Hamelech (El Camino del Rey)
Intérprete: Gili & Galit
País: Israel
Lugar obtenido: 12do. Lugar



Curiosidades: Ve ajshav nishma et ha-shir... ("Y ahora escucharemos una canción")... Con estas palabras en hebreo, Lolita Moreno comenzó su presentación de la canción de Israel en Lausana, el día 6 de mayo de 1989, precisamente el día en que el niño llamado Gili Netanel cumplía doce años; él y la cantante Galit Burg-Michael eran los representantes israelíes. La canción es una exaltación del sionismo. El título significa en español "Camino del Rey" y hace alusión al camino que el pueblo de Israel tuvo que cruzar cuando salió de la esclavitud en Egipto y entró en la Tierra Prometida. El autor de la canción es Shaike Paikov, reconocido compositor israelí, que además dirigió la orquesta en esta presentación. Él fue quien reunió a Gili y Galit con el único propósito de interpretar su canción. La actuación, segunda de la noche, no fue lo que se esperaba. El niño iba vestido de manera poco elegante con unos pantalones blancos y una camiseta a rallas negras y blancas. Galit iba vestida con una faldilla negra corta y una blusa roja. Ambos estuvieron acompañados de dos chicas vestidas con faldas blancas cortas que hacían de coros. Gili estaba nervioso y cantó toda la canción desafinando, incluso llegó a olvidarse de una palabra, momento que la cámara captó muy bien, pues el pequeño, avergonzado por el fallo, miró hacia otro lado, aunque supo salir airoso de la situación. El final fue apoteósico y recibieron una tremenda ovación. El tema fue grabado también en inglés con el título de "Shine for tomorrow", cuya letra no tiene que ver nada con la original hebrea. No tuvo mucho éxito este tema, calificado de "empalagoso" por el comentarista de TVE, Tomás Fernández Flores. (sus palabras literales fueron: la verdad es que el corte fraternal de la canción es un poco empalagoso.)




NÚMERO 8

Canción: Viver senza tei (Vivir sin ti)
Intérprete: Furbaz
País: Suiza
Lugar obtenido: 13er. Lugar



Curiosidades: El grupo Furbaz (integrado por Marie Louise Werth, sus primos Ursin y Gion Defuns, y un amigo en común Giusep Quinter), se había presentado tres veces a la Final Nacional Suiza para elegir el representante del país en Eurovisión. La tercera fue la vencida, porque el grupo había participado en las finales de 1987, quedando tercero, y en 1988, con un segundo lugar. La representación suiza no pasó inadvertida desde luego, principalmente por el idioma de la canción seleccionada: el romanche. Derivada del latín, esta lengua autóctona de Suiza comparte junto al francés, el italiano y el alemán el mosaico de lenguas helvéticas. La antigüa lengua romanche está cada día más marginada. Los cambios sociales y, sobre todo, el uso del alemán, han conducido a una notoria disminución del número de sus hablantes.




NÚMERO 7

Canción: Nur ein Lied (Sólo una Canción)
Intérprete: Thomas Forstner
País: Austria
Lugar obtenido: 5to. Lugar



Curiosidades: El tema austriaco es una sencilla balada portadora de deseos de un mundo mejor, que tuvo la voz y la presencia del joven de 19 años Thomas Forstner, un ex-miembro del Coro de Niños Cantores de Viena que se había dado a conocer de manera individual el año anterior con su canción Still hoping, la cual le reportó el Premio al Mejor Debutante del 88. En Lausanne, algo nervioso y quizá poco natural, Forstner defendió la canción con solvencia, pero llamó la atención también por su traje de color lila, al que algunos malévolos comentarios culpan de que el resultado no fuera mejor por poner en duda su orientación sexual. Sin embargo Austria consiguió, después de trece años, volver al Top 5, puesto que aún hoy no ha sido mejorado; Forstner grabó versión en inglés ("Song of Love"). Dos años después probó de nuevo suerte, en el festival de Roma'91, con una canción-guiño al país anfitrión ("Venedig im Regen") y con un atuendo aún más singular, pero la suerte le dio la espalda por completo porque acabó último con cero puntos.




NÚMERO 6

Canción: Rock me (Muéveme)
Intérprete: Riva
País: Yugoslavia
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: La edición de 1989 supuso el éxito de Yugoslavia tras 28 años de participaciones con el conjunto Riva, pero quizá con una canción catalogada por la crítica como la peor de todos los años. Desde 1981 llevaba participando Yugoslavia en el Festival de Eurovisión con variadas ausencias. La situación política en el país no era la más adecuada a finales de los 80’s pero el país balcánico se volvió a presentar al certamen. Solo que esta vez lo hacía como uno de los favoritos indiscutibles para hacerse con la victoria. Y es que en 1989 se llevó a cabo la primera Europredicción, encuesta realizada a nivel europeo para determinar quien pudiera alzarse con el tirunfo en los meses previos a la celebración del concurso. Las apuestas daban por ganadora a Yugoslavia representada por el grupo Riva (encabezado por la solista Emilija Kokic) y el festivalero tema “Rock me”. En Lausana, les tocó actuar en último lugar, en el vigesimusegundo, para cerrar las actuaciones de la noche. Es innegable que contagiaron de ritmo a la sala y a los jurados europeos, con una letra que habla de la necesidad de la cantante por escuchar una canción movida que le haga bailar frente a la belleza pero lentitud de la música clásica. Desde los daneses que actuaron en el lugar número 12 no se escucharon más que baladas y algún tema que aspiraba a tener algo de ritmo pero sin conseguirlo. Así que al legar a la posición 22 y escuchar la alegría de la canción de Riva, el veredicto quedó decidido.




NÚMERO 5

Canción: Vi maler byen rød (Pintaremos la Ciudad de Rojo)
Intérprete: Birthe Kjær
País: Dinamarca
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: Dinamarca llega en la cita de Lausana a su 22ª participación, tras haber conseguido el año anterior un tercer puesto por segunda vez (merced al grupo Hot Eyes y su tema Ka'du se hva'jeg sa') y con un único triunfo que databa de 1963 con la canción "Dansevise" y a otro dúo mixto, Grethe & Jørgen Ingmann. Varias apuestas danesas de los 80 y los 90 guardan una estrecha relación con Keld Heick, Søren Bundgaard y Henrik Krogsgaard, los tres apuestos acompañantes de Birthe Kjær en el escenario del Palacio de Beaulieu. Keld Heick es el letrista de ocho de ellas, entre las que se hallan las tres de Tommy Seebach y las tres de los Hot Eyes; Søren Bundgaard es el integrante masculino del afamado dúo danés que representó a su país en los años 84, 85 y 88, además de compositor de las tres canciones. Y Henrik Krogsgaard fue el director de orquesta de siete canciones danesas entre 1984 y 1992. El tema con que Birthe Kjær de 40 años ganó la final nacional y representó a su país en Lausana se debe a Keld en la letra y a Søren en la música. El color del vestido de Birthe obedecía al título de la canción (Pintaremos la ciudad de rojo), una estimulante llamada a dejar la tristeza y buscar las cosas alegres de la vida, mensaje que consiguieron transmitir con una adecuada puesta en escena y una permanente sonrisa en el rostro de la veterana intérprete, que brindó una de las actuaciones más contagiosamente alegres que hemos visto en Eurovisión. La coreografía y los coros se los hicieron los creadores de la canción (Keld Heick, por cierto, había sido rival de Birthe en la final danesa) elegantemente vestidos con esmókin blanco, y a ellos se sumó a mitad de la canción el mismísimo director de la orquesta Henrik Krogsgaard, que fue sustituido por el director de la organización suiza, Benoît Kaufman Fue compensada con el tercer puesto (por segundo año consecutivo para Dinamarca) y se grabó versión en inglés con el título de "I'm Chasing Butterflies".




NÚMERO 4

Canción: Conquistador
Intérprete: Da Vinci
País: Portugal
Lugar obtenido: 16to. Lugar



Curiosidades: Portugal celebra sus bodas de plata con Eurovisión al llegar la cita de Lausana'89. El palmarés de Portugal en este cuarto de siglo ofrece en lo más alto sólo cinco resultados dentro del top10: dos séptimos puestos (1972 con A festa da vida y 1980 con Um grande grande amor), dos novenos (1971 con Menina y 1979 con Sobe, sobe, balão sobe) y un décimo (1973 con Tourada). El resto, o sea, la mayoría, se hundieron en la segunda mitad de la tabla o directamente en el fondo. El grupo Da Vinci se formó en 1982 con Tei Or (vocalista), Pedro Luís (vocalista y guitarra), Ricardo (vocalista y guitarra), Joacquim Andrade (batería), Sandra Phidalgo (corista) y Dora Phidalgo (corista). En la puesta en escena, alegre y moderna, destacó la presencia en primer plano de la vocalista principal, Tei Or, con melena rubia tocada con sombrero y ataviada de negro. Las coristas, Dora y Sandra Phidalgo (de negro y rojo respectivamente) volverían el año siguiente con Nucha. La orquesta estuvo dirigida por Luis Duarte, que ya lo hiciera siete años atrás con Bem Bom. La canción fue versionada al inglés con el título "Love conquistador".




NÚMERO 3

Canción: Nacida para amar
Intérprete: Nina
País: España
Lugar obtenido: 6to. Lugar



Curiosidades: La representación española estuvo a cargo de nuevo por un tema de Juan Carlos Calderón "Nacida para amar" que ejecutó magistralmente la cantante catalana Nina (Anna María Agustí Flores). Y es que, sin apenas experiencia musical, Televisión Española eligió a Nina para que fuera su representante en el Festival de Lausana. Tenía 23 años cuando viajó a Suiza y logró para España la sexta plaza con 88 votos. Un detalle amable fue la presentación que hizo Lolita Moreno de la actuación española tras los arrasadores aplausos provocados por la actuación francesa, al anunciar en un perfecto castellano, aunque con errores de traducción al final: "Y ahora ¡arriba España! La última vez que este país ganó el Concurso Eurovisión de la Canción fue hace exactamente 20 años en Madrid. Este año la representante española se llama Nina, y lo dice ella misma, y además lo canta: Nacida Para Amar." El tema fue versionado por el propio Juan Carlos Calderón para ajustarse al estilo de Luis Miguel, con el titulo de "Amante del Amor" y con una letra completamente diferente.




NÚMERO 2

Canción: Why do I always get it wrong?  (¿Por qué siempre me equivoco?)
Intérprete: Live Report
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: Tras el peor resultado de su historia en 1987 (13° con "Only the light" por Rikki), el Reino Unido consigue de nuevo el segundo puesto dos años consecutivos, y a punto estuvo, como otras veces, de ser el ganador: el grupo Live Report quedó a siete puntos del conjunto yugoslavo Riva aunque recibió un 12 más. "Why do I always get it wrong" es una balada de corte roquero muy conseguida que habla sobre el fracaso amoroso, con un cierto aire de pieza central de banda sonora; sus creadores, dos miembros del grupo, son Brian Hodgson (texto) y John Beeby (música); ambos tocaron la guitarra en el escenario de Lausana. Live Report (inicialmente Midnight Blue) es un sexteto integrado por Ray Caruana (vocalista), Brian Hogdson (guitarra), John Beeby (guitarra), Peter May (batería), Mike Bell (teclados) y Maggie Jay (teclados). Caruana puso su potente voz (fue comparado con Joe Cooker) al servicio de este intenso tema que partía como favorito y tuvo que conformarse con el segundo puesto. La BBC conseguía así el 2º puesto por duodécima vez.




NÚMERO 1

Canción: J'ai Volé la Vie (He robado la Vida)
Intérprete: Nathalie Pâque
País: Francia
Lugar obtenido: 8vo. Lugar



Curiosidades: La designación interna de Francia de cara a la edición de Lausana recayó en una niña belga que desde los seis años venía recibiendo formación musical (danza, jazz, interpretación) y había ganado varias competiciones infantiles. Nathalie Pâque estaba punto de cumplir doce años (había nacido el 11 de mayo de 1977 en Rocourt, en la provincia valona (francófona) de Lieja. Era, pues, cinco días menor que el otro niño del festival de Lausana, el israelí Gili Netanel, que el mismo día de la gala cumplió sus doce años. Se da la circunstancia de que, hacía tres años, otra niña belga, que representaba a su propio país, ganaba Eurovisión: era Sandra Kim, que contaba entonces con trece años de edad (dato que se ocultó en su momento para hacerla mayor) y conseguía el primer triunfo para Bélgica con la canción J'aime la vie, un título que también en el 89 se quiere evocar. Y viente años atrás, en el festival de Madrid'69, otro niño cantaba en francés bajo bandera monegasca (Jean Jacques). En 1990 la UER reguló la edad mínima para poder participar en el Festival (16) y además creó el Eurojunior en 2003.

J'ai volé la vie es una balada de corte clásico con un texto escrito por Sylvain Lebel que habla del impulso personal para aprender a vivir (Crecí como ortiga salvaje / Sobre cortezas de alquitrán / No sé de dónde vienen las imágenes / Que se clavan a mis ojos / Ni de dónde sube esta rabia / De cantar lo que yo quiero / Yo robé la vida, sí, lo reconozco / No sé ni a quién ni dónde ...) y con una partitura compuesta por Guy Mattéoni & G. G. Candy. A Mattéoni lo habíamos visto al frente de la orquesta en 1979 y en 1988; ahora firmaba la composición de la música y también se ocupaba de la dirección orquestal. Lo más comentado fue la imagen que lució la joven representante francesa, con una enorme melena pelirroja suelta y aleonada y un traje azul metalizado de pantalón y chaquetilla con volante. No obstante, su voz tenía más de mujer que de niña y su interpretación fue segura y enérgica.

Sin embargo su actuación provocó la queja de numerosas organizaciones de Derechos Humanos y defensores de los niños en Bélgica e Israel por su corta edad, por lo que la UER tomó serias medidas y puso un mínimo de edad para poder participar en el Festival, a 16 años la edad mínima para el año siguiente.

(Fuente: Aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada