sábado, 11 de mayo de 2013

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XLVII)



2007

El LII Festival de la Canción de Eurovisión fue celebrado en la ciudad de Helsinki, Finlandia, después de que el grupo de heavy metal Lordi ganara el Festival de 2006. El evento, que consistió en una semifinal realizada el 10 de mayo de 2007 y una final, el 12 del mismo mes, fue celebrado en el Hartwall Areena, con una capacidad de 14.000 espectadores.

El evento fue auspiciado por la empresa de telecomunicaciones TeliaSonora y, al igual que en ediciones previas, por Nobel Biocare. Los animadores elegidos para el evento, en tanto, fueron la popular presentadora de televisión Jaana Pelkonen y el actor y músico Mikko Leppilampi.

El evento contó con la participación de 42 países miembros de la Unión Europea de Radiodifusión, organizadora del festival, lo que supuso la mayor cifra de países hasta el momento, superando el límite establecido de 40 televisiones. Esto se debió a la incorporación por primera vez de Georgia, República Checa, Serbia y Montenegro (estos dos últimos habían participado juntos hasta 2005) y la reincorporación de Austria y Hungría; Mónaco, en tanto, fue el único país participante en 2006 que decidió retirarse. Azerbaiyán no pudo participar a pesar de sus intenciones, puesto que la emisora AzTV aún no había sido aceptada como miembro activo de la UER.

El sistema de selección se mantuvo como en los últimos años. Los diez mejores países del festival anterior más el Big Four (Alemania, España, Francia y el Reino Unido) se clasificaron automáticamente a la final, mientras los restantes 28 países participaron en una semifinal, donde se clasificaron los diez mejores a la fase definitiva. En cada una de las rondas, cada uno de los 42 países entregó de 1 a 8, 10 y 12 puntos respectivamente a los 10 participantes más votados por el público a través de llamadas telefónicas o SMS.

Finalmente, Serbia ganó por primera vez este festival gracias a la interpretación del tema Molitva por parte de la cantante Marija Šerifović. El segundo lugar fue alcanzado por la drag queen ucraniana Verka Serdyuchka y Dancing lasha tumbai, seguida por el trío pop ruso Serebró y Song Nº 1.

Cuatro intérpretes ya habían participado previamente en el Festival de Eurovisión: Edsilia Rombley lo había hecho por los Países Bajos en 1998, mientras que el islandés Eiríkur Hauksson participó en 1986 y la macedonia Karolina Gočeva, en 2002. Finalmente, la representante de Chipre, Evridiki, se presentó en 1992 y 1994.

33 de las 42 canciones fueron interpretadas en idioma inglés, muchas de las cuales mezclaron este idioma con los propios idiomas nativos o como parte de una canción en múltiples lenguas. Por otro lado, dos canciones (las de Letonia y Chipre) fueron interpretadas completamente en idiomas que no son oficiales en sus países (italiano y francés, respectivamente).

La final del Festival de Eurovisión 2007 se celebró el 12 de Mayo de 2007. El evento se inició con una presentación artística coronada con la aparición de Lordi y su tema ganador de la pasada edición Hard Rock Hallelujah. Tras esta ceremonia de obertura, se dio inicio a la presentación de los 24 países participantes.

El show además contó con la participación de la comediante Krisse Salminen, el grupo Apocalyptica y del Cirque du Soleil. Luego de la presentación de todos los intérpretes, se dio inicio a la votación tras las campanadas realizadas por Santa Claus, que según la tradición vive en la Laponia finlandesa.

Tras los resultados de la votación, tanto de semifinales y finales, se levantó una fuerte polémica debido a las grandes diferencias en los resultados entre los países de Europa Occidental y Europa Oriental. De los diez países más votados, todos se ubicaban geográficamente al oriente del continente y eran países miembros del Bloque Soviético o de la ex Yugoslavia, a excepción de Grecia y Turquía, más cercanas al grupo occidental a pesar de su ubicación. Finlandia, generalmente alejada de esta clasificación dual, alcanzó la posición 17.º y Suecia fue el país occidental más alto, en el 18.º lugar. El tema de Alemania terminó en la posición 19.º, siendo el representante del Big Four que terminó en la mejor posición. Finalmente, y al igual que en los años anteriores, España (20.°), Francia (22.°) y el Reino Unido (23.°) terminaron dentro de los cinco peores clasificados.

Estos resultados generaron gran controversia. Por un lado, se acusó que el Festival se ha ido orientalizando, en desmedro de los países que originaron el concurso, y por otro lado, que las votaciones están extremadamente influenciadas por razones políticas más que por musicales. Algunos países protestaron sobre esta situación.

El diario alemán Bild comentó irónicamente que Europa Occidental pagaba altas sumas de dinero para un concurso en el que aparentemente no tenía ninguna oportunidad de ganar, mientras que se incluía una entrevista a Nicole Hohloch, la única ganadora de Eurovisión de dicho país, en la que decía que "es claro que los países del Este participan de un sucio tráfico de puntos cada año (por lo que) Alemania debería retirarse de la competición". La situación incluso fue debatida en el Parlamento del Reino Unido, donde el liberal demócrata Richard Younger-Ross denunció que el actual sistema de votación "atenta contra las relaciones entre los pueblos de Europa".

En respuesta, tanto la UER como otros medios de comunicación incluso de países occidentales respondieron que estas críticas estaban provocadas más por racismo y discriminación que por verdadera preocupación por la competición. Algunos elementos en contra de las críticas es que prácticamente se habrían obtenido los mismos resultados contando únicamente los votos desde el Oeste y que la canción ganadora obtuvo puntos de todos los países exceptuando a Andorra, Estonia, Lituania, el Reino Unido y Turquía. Svante Stockselius, director de la UER, dijo que quizás la solución sea que Occidente envíe "buenas y modernas canciones, como lo hacen los países orientales".

Entre tantas buenas canciones que dejó el Festival de 2007, nos ha resultado muy difícil armar un Top de entre todas ellas. Entre los temas que se quedaron a un paso de entrar en nuestra selección destacan las propuestas de Turquía, España, Noruega y Rusia. Vale la pena volver a escucharlas.

Mientras tanto, los diecisiete mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:



NÚMERO 17

Canción: Flying the flag (for you) (Izando la Bandera por ti)
Intérprete: Scooch
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 23er. Lugar



Curiosidades: Scooch es un grupo dance formado en Reino Unido en 1999 que comenzó su andadura tras ganar un concurso en el programa de la BBC Live and kicking. Los integrantes del grupo son dos chicas, Natalie Powers y Caroline Barnes, y dos chicos, David Ducasse y Russ Spencer. Cuatro compositores se acreditan en la autoría del tema Flying the flag (for yo), Paul Tarry, Andrew Hill, Russ Spencer & Morten Schjolin, entre los que aparece uno de los integrantes de Scooch (Spencer, el que hace de capitán). La canción nos traslada a un vuelo de tres minutos por los cielos de Europa, con frases que cualquier pasajero está acostumbrado a escuchar dentro de un avión.

Durante la semana de ensayos, la delegación británica cambió numerosas veces la coreografía y otros aspectos de la actuación. Finalmente ofrecieron algo parecido a lo que habían hecho en la final británica, es decir, aparecer vestidos con uniformes de personal de aviación y utilizar diversos elementos presentes en cualquier vuelo (asientos, maletas, puertas de control, carritos, mercancías, señalizadores) además de muchas banderitas y muchos movimientos de brazos.

A los cuatro miembros del grupo les acompañaron dos chicas coristas que representaban en la escenografía a los pasajeros. Y no faltó el guiño a los Buck's Fizz (cundió el apelativo The New Buck's Fizz para referirse a Scooch) en una de las botellas que en la actuación ofrece David Ducasse. Semejante performance fue ignorada por toda Europa excepto por Malta e Irlanda, que le dieron su 12 y su 7 respectivamente. Con los 19 puntos conseguidos, el Reino Unido empató en el puesto 22º y penúltimo con Francia, sólo por delante de la colista Irlanda, en uno de los peores resultados de su historia.



NÚMERO 16

Canción: Dancing Lasha Tumbai (Bailando el Lasha Tumbai)
Intérprete: Verka Serdyuchka
País: Ucrania
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: Aunque nacido en Ucrania, la persona que se esconde bajo esta drag queen vive prácticamente en Moscú, en donde se hizo famoso como animador de saraos y presentador de televisión. Llevaba años intentando representar a Rusia en Eurovisión y nunca lo consiguió. Por eso, como representante de Ucrania fue la revolución de Helsinki 2007 y los medios de comunicación no dejaron de perseguirla. Algunos periódicos ucranianos calificaron de “frívola y decadente” la decisión de enviar a la Serdyuchka. Una gran mayoría de la población consideraba “vergonzoso” que una drag queen representara al país en Eurovisión. Además, la confusión de la frase “lasha tumbai” (mantequilla batida, en mongol) con “Russia goodbye” en la letra de la canción y la imagen de transexual alocada del intérprete crearon una fuerte controversia en la nación exsoviética. Incluso los nacionalistas tomaron las calles pidiendo la expulsión de Verka del concurso, al pensar que su participación en el Festival solo traería mala reputación para Ucrania. Lo curioso es que fue elegida por votación popular.

Por otro lado, el séptimo puesto de Tina Karol en Atenas con el tema Show me Your Love, provocó que Verka (Andriy Mykhailovych Danilko, 1973) estuviera directamente clasificada para la final del 12 de mayo. “Ni pienso siquiera que voy a ganar, me parece algo imposible, lo que quiero es simplemente mostrarme de forma bien llamativa”, reconocía el día de su designación el intérprete. En el escenario de Helsinki le tocó salir justo detrás de la representante serbia, que a la postre sería la ganadora del festival, con un estrafalario vestuario plateado, gafas, medias blancas y una enorme estrella en la cabeza. Fueron tres minutos de pura diversión en los que Verka y sus acompañantes hicieron reír y moverse a todos los hogares europeos. El resultado fue esperado para muchos y sorprendente para otra gran mayoría. Ucrania alcanzó la segunda posición de la tabla con 235 puntos, recibiendo votos de todos los países menos del jurado de reserva que tuvo de dirimir en Albania por problemas con el televoto.



NÚMERO 15

Canción: Yassou Maria (Hola, María)
Intérprete: Sarbel
País: Grecia
Lugar obtenido: 7mo. Lugar



Curiosidades: Sarbel Michael nació en Londres en 1982, de padre chipriota y madre libanesa. Creció y se formó musicalmente en la capital británica, y comenzó su carrera profesional en 2004, con versiones que popularizó en Grecia, Chipre y Líbano. Yassou Maria se debe a la colaboración de varios músicos, el escritor Mack y los compositores Alex Papakonstantinou y Marcus Englöf, que trabajan habitualmente desde Estocolmo para cantantes suecos, griegos y de otras nacionalidades (Helena Paparizou, Anna Vissi, Cheb Khaled, Aurelie Konate, Cameron Cartio, Teens o Bon Jovi).

El texto nos describe en inglés el entusiasmo que siente un muchacho por la María del título, una hermosa chica de labios rojos que vuelve locos a todos los hombres con sus bailes y su belleza, y que es comparada (como la Diva israelí del 98) nada menos que con Afrodita y Cleopatra. Claro que lo de menos en este tipo de canciones es la letra, pues se trata de invitar a mover el esqueleto (shake it up, repite el cantante una y otra vez, como ya hiciera Sakis Rouvas en su canción de 2004) con ritmos más o menos frenéticos y movimientos más o menos sexys en escena.

La delegación griega, que actuó en el escenario de la gran final después de tres baladas (eslovena, húngara y lituana), quiso aprovechar el contraste que le brindaba la ocasión y ofreció una estudiada coreografía llena de ritmo y animación que no rehusó al golpe de efecto final (las bailarinas enmarcaron a Sarbel dentro de un gran corazón elaborado con una cinta azul). Aunque Sarbel no cuidó en exceso la parte vocal, agotado tal vez por tan extenuantes bailes. El número atrajo la atención del televoto de 25 países y con 139 puntos metió de nuevo a Grecia en el top10, lo cual en los años que corren se ha vuelto carísimo, sobre todo para carteras occidentales. Un 7º puesto que sería mejorado por Kalomira en el festival de Belgrado'08.



NÚMERO 14

Canción: Dança comigo (vem ser feliz) (Baila Conmigo, ven a ser feliz)
Intérprete: Sabrina
País: Portugal
Lugar obtenido (Semifinal): 11er. Lugar



Curiosidades: Dança comigo es un creación de dos veteranos escritores y cantantes, Tó Maria Vinhas, que tuvo varios éxitos en los años 80 (O passarinho, Formiga, formiguinha o Mademoiselle), y Emanuel, uno de los más reconocidos cantantes de música popular portuguesa, como muestra el más de medio millón de copias vendidas de su disco Pimba pimba en 1995.

Nacida en Setúbal en 1983 como Teresa Villa-Lobos, Sabrina comenzó a cantar a los dieciséis años, dedicándose con igual entusiamos a sus dos aficiones de adolescente, la música en los karaokes y el fútbol sala. Entre 2003 y 2006 perteneció a la girlband Teenagers y en 2007 comenzó su carrera en solitario, a manos de Emanuel, que fue quien le propuso el nombre artístico de Sabrina.

La canción se afilia claramente a la música latina de verbena y festejo popular, con un texto bastante convencional y saber añejo. En la versión cantada en Helsinki, el texto sumó al portugués algunas frases sueltas en otros tres idiomas (español, francés e inglés) con la probable intención de llegar a más públicos televotantes (Danse avec moi, je suis heureuse dans tes bras / Te quiero tanto, eres mi sueño, mi encanto / Let's dance together, I wanna take you to the moon).

Fue la 17ª canción de la gala, entre las canciones checa y macedonia y por poco no le tocó estar al lado de la canción noruega, bastante similar hasta en el título. Sabrina, muy guapa, de blanco corto con flecos, estuvo acompañada por el bailarín Nélson Araújo y las coristas Ana Gonçalves, Ana Ferreira y Cláudia Soares. Como la delegación maltesa, la portuguesa incluyó grandes abanicos en su coreografía, que resultó alegre y vistosa, aunque poco original.

Había de ser en las votaciones el mejor resultado portugués desde la instauración de la semifinal. De los 88 puntos recibidos, destacan el 12 de Andorra, los 10 de Francia y Polonia, los 8 de España y Suiza y los 7 de Bielorrusia, Alemania y Moldavia; fueron quince países los que incluyeron en su veredicto la canción portuguesa, que la dejaron en el decimoprimer lugar de la semifinal, es decir, a una posición de entrar a la gran final.



NÚMERO 13

Canción: Valentine Lost (El Enamorado Perdió)
Intérprete: Eiríkur Hauksson
País: Islandia
Lugar obtenido (Semifinal): 13er. Lugar



Curiosidades: Islandia fue el último país que llegó a Eurovisión antes de la ampliación de los 90. Debutó en 1986, en la 31ª edición celebrada en la ciudad noruega de Bergen, con el trío ICY y el puesto 16º, que se repetiría en sus dos siguientes actuaciones; luego llegó su primer farolillo rojo con el único cero de su trayectoria y por fin en 1990, en su quinta participación, un puesto de arriba, el 4º, gracias a Stjórnin y el tema Eitt lag enn.

Uno de los integrantes del grupo ICY en el año del debut islandés, era Eiríkur Hauksson (1959), que volvería cinco años después (1991) en otro grupo y bajo bandera noruega; era el grupo Just 4 Fun, que ocupó la 17ª posición con el tema Mrs Thompson. En 1987 Eiríkur Hauksson compitió de nuevo en la final nacional, integrando el grupo Módel, que cantó Lífið er lag y obtuvo el segundo puesto. Al fin, veinte años después logró el triunfo en solitario y ganó el pasaporte para representar a Islandia en Helsinki'07, eso sí, pasando por la semifinal.

La canción ganó la selección nacional en su primera versión en lengua islandesa, con el título Ég les í lófa þínum, que quiere decir "Leo la palma de tu mano", con una letra completamente distinta debida a Kristján Hreinsson que hablaba de amor y deseo. Para Eurovisión, la canción pasó a manos de otro letrista, Peter Fenner, quien escribió Valentine lost con hermosas metáforas sobre el fracaso en el amor y en la profesión de un rockero, al que se presenta como un tigre enjaulado y un cantante en un escenario vacío cuya salvación puede venir gracias al rock'n'roll.

Lo que no cambió fue la música, obra de Sveinn Rúnar Sigurðsson, quien ya escribiera también la música de Heaven, el tema que interpretó Jónsi en el festival de Estambul de 2004. Era un gran tema, desde luego, pero las pocas veces que Islandia ha presentado grandes baladas (1987, 2004, 2007) no consiguió el favor de los jurados ni del televoto, incluso cantando en inglés. Una lástima, porque Valentine lost es una muy hermosa balada enraizada en el rock, con una música potente, una canción que vale por sí misma, sin necesidad de aderezos coreográficos ni complementos de cara a la galería.

La delegación islandesa actuó en quinto lugar, entre dos países que sí pasaron a la final, Bielorrusia y Georgia. Eiríkur estuvo acompañado por el grupo de rock Svenster Bling Band: cuatro guitarristas que se hacen llamar Massi (Axel Þórir Þórissson), Sibbi (Sigurbjörn Þór Þórsson), Rocco (Stefán Steindórsson) y Gunzo (Gunnar Þór Jónsson), más el batería Benediktus (Benedikt Brynjólfsson). Y lo hicieron sin colorines ni circos ni delirantes coreografías, en el extremo opuesto de la representación islandesa del año anterior, con la controvertida Silvia Night y su singular Congratulations, y curiosamente, ambos terminaron en el puesto 13º.



NÚMERO 12

Canción: Hear my Plea (Oye mi Súplica)
Intérprete: Aida & Frederik Ndoci
País: Albania
Lugar obtenido (Semifinal): 17mo. Lugar



Curiosidades: Albania no se clasificó para la final de Helsinki por su eliminación en la semifinal de Atenas 2006 (Luiz Ejlli con el tema Zjarr e ftohte quedó 14º con 58 puntos). Era su primera ausencia de una final. Y lamentablemente tampoco lo haría en Helsinki (tras quedar 17ª con 49 puntos).

El FIK (Festivali i Këngës, Festival de la Canción), nació en 1962 y ha sido uno de los acontecimientos musicales del año a lo largo de varias décadas en el país albanés; a partir de 2004 se convirtió en la plataforma de selección para el Festival de Eurovisión. La edición de 1989 la ganó Frederik Ndoci con Toka e diellit (La tierra del sol), que entonces contaba con 31 años de edad (había nacido en Shkodra en 1958, en el seno de una familia italo-albanesa). Tras haber consolidado una gran carrera en el extranjero, especialmente en Italia y Estados Unidos, Ndoci volvió a competir en el FIK y volvió a conseguir la victoria, cantando con su mujer, Aida Ndoci, logrando el pasaporte para le semifinal de Helsinki. Hoy día es un consagrado cantante caracterizado por la versatilidad de su voz y la composición e interpretación en varios idiomas (incluido el español).

La canción Balada e gurit fue defendida en inglés y un par de estrofas en albanés con el título Hear my plea, con Frederik como solista y Aida como backing singer pero con un papel estelar y separado del coro de tres voces masculinas que les acompañó en escena, además de la violinista Joana Kaimi. El texto de Hear my plea es una plegaria del emigrante que se vio forzado a abandonar su tierra y la música conjuga elementos folk con aires de gran balada dramática en la que el violín desempeña una papel principal.

Undécima actuación de la semifinal, tuvo lugar entre las delegaciones holandesa y danesa. Fue una puesta en escena sobria y elegante, con todos los hombres de azul muy oscuro y negro y las dos mujeres de amarillo, destacando el vestido de larga cola de Aida. La canción sonó menos ethno y más brillante que en la final albanesa gracias a los arreglos y permitió al matrimonio Ndoci lucir sus espléndidas voces, aunque la reducción a tres minutos de la versión original mermó considerablemente la participación de Aida. No obstante, la canción no gozó del favor de los espectadores. Sumó 49 puntos recibidos de once países y quedó en la posición 17ª, lejos de las posiciones finalistas. Entre los que mejor la puntuaron estuvieron Macedonia con un 10 y Grecia con un 8.



NÚMERO 11

Canción: Leave me alone (Déjame en paz)
Intérprete: Hanna Pakarinen
País: Finlandia
Lugar obtenido: 17mo. Lugar



Curiosidades: Hanna Pakarinen nació en Lappeenranta el 17 de abril de 1981, muy cerca de la frontera rusa. Siempre estuvo interesada por el mundo de la música, y comenzó su andadura artística tocando en pequeños grupos locales de rock por la noche, mientras de día trabajaba conduciendo una carretilla elevadora en una fábrica de papel. Su suerte cambió en el año 2004, cuando formó parte de la primera edición del concurso Idols en la televisión finlandesa, el cual ganó, lo que le permitió firmar con la discográfica Sony BMG. A partir de ahí todo fue éxito, llegando siempre a disco de oro o platino, siendo la cantante finesa que más discos vende en lengua inglesa, y siendo una de las personalidades más queridas de su país. Su participación en el Festival de Eurovisión le permitió darse a conocer en el resto de Europa y del mundo. Leave me alone es obra de Martti Vuorinen y Miikka Huttunen, quienes contaron con la colaboración de la propia intérprete en la letra de su única experiencia eurovisiva.

La noche del 12 de mayo, ante el bullicio de la gente y por la emoción y responsabilidad de jugar en casa, Hanna se mostró serena durante toda la actuación, cantando muy bien sin desafinar, cosa que sí hizo en las rondas de la selección nacional. Entre humo y fuegos artificiales comenzó Hanna su actuación con un fondo de tonos azules, pasando a motivos tribales y árboles siniestros en los momentos fuertes de la canción, y al color naranja fuego del final de la canción, donde hacen aparición de nuevo los fuegos artificiales.

Vestida completamente de negro, con un corsé y una falda del mismo color, que dejaba ver parte de sus piernas, con detalles metálicos en un lado del vestido, parecía vestida para una boda siniestra. Muy metida en su papel, transmitió los sentimientos que quería mostrar, conectando con los espectadores que veían el festival desde sus casas. Estuvo acompañada por dos guitarristas, un batería y un teclista, que le hacían también los coros. Éstos eran Jaakko Kääriäinen, Jyrki Alanen, Mikko Määttä y Risto Niinikoski. Fue votada sólo por diez países y recibió un total de 53 puntos, destacando los 12 de Suecia e Islandia y el 7 de Andorra como puntuaciones más elevadas, que la dejaron en el puesto 17º, un puesto que, con ser malo, es el segundo mejor de la década tras el primero de 2006.



NÚMERO 10

Canción: Comme ci, comme ça (Así, así)
Intérprete: Evridiki
País: Chipre
Lugar obtenido (Semifinal): 15to. Lugar



Curiosidades: El 30 de enero de 2007 la televisión chipriota hizo pública, en una rueda de prensa, su decisión interna sobre quién representaría a Chipre en Helsinki. Sin selección pública (lo mismo que en 2002 y 2003), la cadena optó por una figura eurovisiva consagrada: Evridiki (1968), que se convertía así en la homóloga femenina de Constantinos Christoforou, esto es, en los dos eurovisivos chipriotas por excelencia, cada uno con tres participaciones: él en 1996 (9º con Mono yia mas), 2002 (6º con Gimme) y 2005 (18º con Ela ela); ella, en 1992 (11ª con Teriazume), 1994 (11ª con Ime anthropos ki ego) y 2007, que nos ocupa aquí.

El 23 de febrero la televisión chipriota presentó la canción en un programa especial, una canción sobre la vida rutinaria y aburrida de una pareja de enamorados, escrita en francés por Poseidon Yannopoulos con música de Dimitris Korgialas, que lleva por título Comme çi comme ça y, con su filiación roquera, se aleja del esquema de balada de las otras dos canciones eurovisivas de Evridiki.

Chipre cantó siempre en griego hasta Estocolmo'00, en que el dúo Voice lo mezcló con el italiano; luego vinieron cinco años seguidos en inglés y la sorpresa de 2007 en francés, única vez en toda la trayectoria chipriota. Fue también la única canción en francés de la semifinal de Helsinki, como la canción de Letonia fue la única en italiano.

En Helsinki la delegación chipriota se acreditó con los nombres de la cantante y su pareja, el compositor de la canción, o sea, Evridiki & D.Korgialas, un dúo mixto que vendría a sumarse a los de 1983 (Stavros & Dina), 1989 (Fani Polymeri & Yiannis Savvidakis) y 1997 (Hara & Andreas). Durante el video que precede a la actuación de Evridiki, se puede escuchar al público como grita su nombre: "Evridiki!! Evridiki!!" La música comienza, y lo primero que vemos es la pasarela del escenario que nadie utilizó, salvo los presentadores. El fondo de tonos azules y blancos, y estático al principio, pero que más tarde se pondría a cien por hora. Evridiki y Dimitris Korgialas, a la guitarra, estuvieron acompañados por Dimitris Horianopoulos a la batería, Giannis Skoutaris a los teclados y dos coristas vestidas de una manera muy informal. La imagen era un poco gótica, todos con sombra de ojos, vestidos de negro.

El dúo que protagonizó la tercera actuación de la gala, recibió ocho puntos más que su predecesora Annet Artani en la semi de Atenas, pero ocuparon el mismo puesto, el 15º. Los 65 puntos llegaron de diez países, destacando el inevitable 12 de Grecia, el 10 de Reino Unido y el 8 de Albania.



NÚMERO 9

Canción: Unsubstantial blues (Blues Insustancial)
Intérprete: Magdi Rúzsa
País: Hungría
Lugar obtenido: 9no. Lugar



Curiosidades: Con apenas 21 años, la joven húngara Magdi Rúzsa (Magdolna Rúzsa) fue la intérprete escogida para representar en 2007 a su país en el regreso a Eurovisión. Oriunda de Kishegyes, fue la gran vencedora de un programa de televisión que buscaba un ídolo del pop, en 2006, lo que la convirtió en una gran estrella en su país. Lo que le pasó a Magdi es lo que pasa en los cuentos de hadas. Desde su aparición en televisión, semana tras semana, fue cautivando al público con su voz apasionante. En una de las semifinales del concurso, en la gala dedicada a la música latina, Magdi sorprendió a todos con una canción cantada en portugués, un fado de Amalia Rodrigues (O fado de ser fadista).

El tema elegido es obra de la propia intérprete, que compuso la música y escribió la letra en húngaro bajo el título de Aprócska blues (Un pequeño blues), un tema que expresa el dolor causado por el desamor de la persona que amamos (Oh, sólo estás jugando conmigo / Y no me coges de la mano / Debería irme, pero algo me sujeta / ¡Me duele tanto el corazón! / He de creerlo de una vez / Ya te has ido). La versión en inglés que fue al Festival se tituló Unsubstantial blues y su letra la escribió Imre Mózsik, con el mismo asunto (Eres un hombre superficial que saluda con la mano vacía / Me dejaste sin aliento y sin nada más que perder / Salvo un evanescente blues insustancial).

El videoclip es, probablemente, el más bello de todas las canciones participantes en el Festival de 2007, y uno de los más bellos de siempre. Poético, como la canción, es un videoclip que retrata la ruptura en una relación, con la particularidad de ser visto desde el final hacia el comienzo, en una técnica cinematográfica utilizada en películas como Memento, con Guy Pearce y Carrie-Anne Moss, o Irreversible, con Monica Belluci y Vincent Cassel. Filmado en blanco y negro, porque retrata una separación; sin color, porque así es el dolor. Notable.

El escenario eurovisivo: una carretera vacía. Una parada de autobús. Y ella aparece, descalza, con unos pobres vaqueros y una camiseta blanca, maleta en mano, dispuesta a partir. Magdi comienza a cantar su blues. Con garra. Con sentimiento. Con emoción. En un viaje de introspección acaba por dar pruebas de gran profesionalidad y demuestra que nació para la escena. Con una simplicidad que contrasta con la mayoría de las actuaciones vistas, sin bailes, sin pirotecnia, sin plumas, ella, el escenario y su voz. Un gran momento registrado en la historia del Festival.

Magdi Rúzsa protagonizó la octava actuación de la gala, entre la cantante eslovena Alenka Gotar y el grupo lituano 4Fun. 128 puntos de 24 países la colocaron en el puesto 9º, un buen resultado, aunque no tan brillante como en la semifinal. El país ganador le dio un 12, el país anfitrión le dio un 10 y otros cuatro países le otorgaron el 8 (Dinamarca, Rumanía, Noruega, Suecia y Finlandia).



NÚMERO 8

Canción: Rijeka bez imena (Río sin Nombre)
Intérprete: Marija Šestić
País: Bosnia & Herzegovina
Lugar obtenido: 11er. Lugar



Curiosidades: Tras el éxito de la canción que había presentado el año anterior, la TV bosnia vuelve a presentar un formato que ha proporcionado buenos resultados en el festival: una balada balcánica. Después de Lane moje y de Lejla, ahora una balada balcánica interpretada por una mujer joven: Marija Šestić (acreditada en Helsinki como Maria), nacida en 1987 e hija de Duran Šestić, el autor del himno bosnio, ganadora de numerosos premios y que ya había participado en la final nacional de 2005 (con la canción In this world, 4ª).

Primero, el título, que es el inicio de todo. Y este es bellísimo: Río sin nombre. Místico, misterioso, poético. El título y el poético texto de la canción. Palabras de amor, palabras que se abrazan y que traducen estados del alma. Palabras que van más allá de su propia escritura y que encuentran en la música su materialización. Después, el videoclip, que da color, espacio y luz a la canción. Crea un escenario. Introduce un contexto. Da forma a las palabras, al poema, y hace descubrir la actuación. Y por fin, la actuación. Todo tiene sentido, todo es perfecto. Las luces: verde y azul del mar. El frío, el dolor, la ausencia. La coreografía: las olas que deslizan y que con sus flujos y reflujos son reflejo de la vida. Los movimientos: la serenidad, la esperanza. Más color: el rojo, el calor, el deseo, la pasión. El ritmo que acelera, los brazos que se agitan. El vestido que se desliza en escena. El vestido con volantes, que son las olas. Dorados, como los ríos de lágrimas. Y al final, el abrazo. La intérprete entregada y perdida en los brazos masculinos. No dice nada. No se mueve. Apenas siente. La fuerza, el consuelo. ¿El amor?



NÚMERO 7

Canción: On Top of the World (En lo más alto del mundo)
Intérprete: Edsilia Rombley
País: Países Bajos
Lugar obtenido (Semifinal): 21er. Lugar



Curiosidades: En lo que va del siglo, las apuestas holandesas se han estrellado con el televoto y la trayectoria del país es una de las que más pobre balance ofrece. Fue 13ª en 2000 y 2003, 18ª en 2001 y no concursó por eliminación en 2002. Cuando nacieron las semifinales, la NOS tuvo la suerte de llevar una de las diez canciones que pasaron a la final; fue en Estambul'04, gracias al dúo ReUnion y el tema Without you, que también se estrellaría en la final (20º de 24). A partir de 2005, ni una sola vez ha logrado colarse en la final la TV holandesa.

Edsilia Rombley (nacida el 13 de febrero de 1978 en Amsterdam) fue escogida internamente para representar a su país en Helsinki; la misma Edsilia del festival de 1998 en Birmingham que acabó en cuarta posición y que desde el triunfo de los Teach-Inn con Ding-a-Dong en 1975 nunca nadie ha superado. La final nacional consistió en la interpretación de tres canciones por parte de la cantante, de entre las que ella misma elegiría la ganadora, Nooit meer zonder jou. Las otras dos fueron Meer dan ooit y Een keer meer dan jij. Para el festival se decidió que Edisilia cantara en inglés, por lo tanto la canción fue versionada y se retituló On top of the world.

Edsilia Rombley fue la décima intérprete de la gala de la semifinal de Helsinki, entre los representantes de Moldavia y Albania. Vistió de naranja y estuvo acompañada por un coro de cuatro voces femeninas (Charida Jonkhart, Martine Hauwert, Merel Schaftenaar y Thirza Solcer, que también contribuyeron a la coreografía) y por el guitarrista Bram Blankestijn.

Una pequeña tarima circular sirvió de plataforma para que Edsilia se subiera a lo alto del mundo, como dice su canción, una creación de Tjeerd Oosterhuis, Maarten ten Hove y Martin Gijzemijter en su única experiencia eurovisiva. Fue una gran interpretación de Edsilia, pero el tema no sa salía mucho de una línea convencional un tanto obsoleta y fracasó en las votaciones. Nueve países le concedieron 38 puntos (destacando el 10 de los vecinos de Bélgica y el 8 de Malta) y Edsilia sólo pudo acabar en la posición 21ª, muy lejos de las plazas que daban derecho a la Final.



NÚMERO 6

Canción: Visionary Dream (Sueño Visionario)
Intérprete: Sopho
País: Georgia
Lugar obtenido: 12do. Lugar



Curiosidades: La televisión de Georgia seleccionó internamente a una joven cantante cuya carrera tanto en el mundo de la música como en el mundo de la televisión iba sobre ruedas. Habiendo sido votada por el 63% en una encuesta como mejor cantante de Georgia, Sopho Khalvashi, de 20 años, ya tenía experiencia en varios festivales a los que se había presentado.

La propia televisión organizó una final nacional con cinco canciones cuyos videoclips fueron emitidos a lo largo del mes de febrero para que el público fuera votando por su favorita vía sms o teléfono. Cinco canciones de distinto corte, cuatro de ellas en inglés y una en adjarian, dialecto de la región georgiana de Adjara, de donde proviene Sopho, ofreciendo sonidos y ritmos propios de la cultura georgiana. Curiosamente, sólo se grabó el videoclip previo de una de las canciones, el de My story, que casualmente como todos sabemos ganó la preselección. Del resto sólo se grabó una actuación en playback, ¿casualidad quizás? Nunca lo sabremos. Los cinco temas candidatos al debut georgiano fueron Tell me why, Freedom, My Story, Ac'arul mot'ivebze y Fantasy land.

Aunque muchos relacionaron My Story con algún que otro tema de la discografía de Björk, como también del propio Ray of light de Madonna, la canción es difícil de catalogar pues ofrece una mezcla de estilos y ritmos poco vistos. Con letra de Bibi Kvachadze y música de Beqa Jafaridze, es un tema dance inspirado en el folklore georgiano, cuyo estribillo denota la rareza y originalidad del tema. En definitiva, una canción fresca e innovadora para uno de los festivales con más nivel musical. La canción era un mensaje de esperanza y acercamiento del pueblo georgiano a Europa como bien comentó la propia cantante en la rueda de prensa, demostrando estar muy orgullosa al representar a su país. Tras el triunfo de My Story, se decidió cambiarle el título por el de Visionary Dream, más acorde al mensaje de la canción.

Superada la semifinal con 123 puntos y el 8º puesto, llegó la hora de la Final. Georgia fue uno de los países que más veces cambió de escenario, un total de cuatro estilos diferentes, y algunos con cambios, se emplearon durante los ensayos del país caucásico. Vestida de rojo, la actuación de Sopho jugó con la visualización y la iluminación, quedando perfectamente en la cámara. La intérprete salió acompañada por un grupo de cuatro bailarines (Sukhishvilebi) vestidos con el traje típico georgiano realizando un baile tradicional junto a una lucha de espadas. No destacando mucho durante las votaciones, Sopho tuvo que conformarse con un 12º puesto y 97 puntos, y por consiguiente, no pudo clasificar a Georgia en la final del año que viene. Recibió puntos desde veintidós países, destacando entre las puntuaciones el 12 de Lituania y el 8 de Ucrania.



NÚMERO 5

Canción: Water (Agua)
Intérprete: Elitsa Todorova & Stoyan Yankulov
País: Bulgaria
Lugar obtenido: 5to. Lugar



Curiosidades: La historia de Bulgaria en Eurovisión es corta: en Helsinki'07 llega a su tercera participación, que se convierte en su primera final y en la única hasta la fecha, después de ocho años de presencia ininterrumpida en el Festival desde el debut en 2005 con el grupo Kaffe (19º con el tema Lorraine).

Voda (Agua) es una creación de los propios intérpretes que cambió su título, sólo el título, al inglés para su presentación en Helsinki (Water). Con un texto cuajado de onomatopeyas y expresiones sin significado que se reduce a la estampa de un joven que cabalga cantando junto a un río, el tema se define principalmente por la importancia de percusión y la personalísima voz de Elitsa.

En la semifinal, los búlgaros fueron los encargados de abrirla. A oscuras, con solamente una tenue luz azul, Elitsa (1977) comenzaba a cantar y Stoyan (1966) tocaba el tambor. En el escenario, se proyecta la tensión del agua, de la que habla la canción, hasta que aparece un rayo en escena. Solos en escena, simplemente con sus instrumentos de percusión y un ventilador. En el momento álgido de la actuación, el fondo de agua se transforma en fuego, y las llamas inundan el escenario. Bulgaria conseguía 146 puntos y se convertía en finalista por primera vez con el sexto puesto de la semifinal.

En la final, cambiarían suavemente la realización, para que el momento llamativo de las llamas destaque más, pues en la semifinal está un poco apagado. Elitsa (ahora de rojo) y Stoyan, solos, con sus tambores y sus juegos vocales, recibieron once puntos más que en la semifinal, 157, procedentes de 27 países, con el 12 griego, los 10 español, chipriota y húngaro y el 8 macedonio como puntuaciones más destacadas. Se colocaron en el puesto 5º, que no está nada mal para ser el de su única final.



NÚMERO 4

Canción: Questa Notte (Esta Noche)
Intérprete: Bonaparti.lv
País: Letonia
Lugar obtenido: 16to. Lugar



Curiosidades: Cuando se dio a conocer la apuesta letona para Helsinki, muchos pensaron que se trataba de una imitación del afamado cuarteto Il Divo, pero con menos poder vocal. El grupo Bonaparti.lv es un sexteto de tenores formado para la ocasión con Normunds Jakušonoks, Kaspars Tīmanis y Andris Ābelīte (que eran miembros del grupo Labvēlīgais Tips), Zigfrīds Muktupāvels (solista del grupo Bet Bet), Andris Ērglis (solista de Cacao) y Roberto Meloni (un tenor italiano con residencia en Letonia. Este último formaría parte el año siguiente del grupo Pirates of the Sea, que representó a Letonia en Belgrado'08 con el tema Wolves of the sea).

Questa notte, originalmente escrita en inglés, fue presentada a la final nacional con texto en italiano. Tanto su música como su letra se deben al compositor sueco Kjell Jennstig, con quien colaboraron Francesca Russo y Torbjörn Wassenius (en la parte textual). Los Bonaparti la versionaron en español con el título de Esta noche. Con una agradable balada romántica que habla de la fuerza del amor y con una sencilla puesta en escena basada en el realce de las individualidades en las estrofas frente al del colectivo en los estribillos, los componentes del sexteto letón triunfaron en la semifinal, donde actuaron los últimos de 28 y recibieron 168 puntos (con cinco 12) que les supusieron el quinto puesto entre los diez finalistas. Con sus chisteras, sus fracs con pantalones vaqueros y sus rosas conquistaron al televoto en la noche de la semifinal.

En la gala de la final los letones actuaron en la posición decimocuarta, entre los franceses de Les Fatals Picards y las rusas de Serebro, y pasaron más desapercibidos repitiendo la misma actuación de la semifinal. Bajaron a 54 puntos, no hubo 12 y sólo tres 10 (desde Estonia, Irlanda y Lituania) y ocuparon la 16ª posición. Si en la semi les llegaron puntos de 29 países, ahora sólo llegaron de once, una notable diferencia no muy fácil de entender.



NÚMERO 3

Canción: Cvet z juga (Flor del Sur)
Intérprete: Alenka Gotar
País: Eslovenia
Lugar obtenido: 15to. Lugar



Curiosidades: Cvet z juga es una canción compuesta por el autor y compositor croata Andrej Babić, quien ya había participado en Eurovisión en 2003 (con el tema croata Vise nisam tvoja) y en 2005 (con el tema bosnio Call me) y lo volvería a hacer en 2008 (con el tema portugués Senhora do mar) y en 2009 (con el tema esloveno Love symphony); Babić suma, pues, cinco participaciones y cuatro países distintos, hecho del que pocos compositores pueden presumir.

La canción adquirió en la voz de la soprano Alenka Gotar (1977) su singular aire operístico, un tipo de música que a ningún país le ha aportado buenos resultados en Eurovisión. Es una balada con ritmo que aborda asuntos de amor imposible; la enamorada despide a su amado y le da una flor blanca como recuerdo, pero le deja claro que ella seguirá esperando. El videoclip de promoción, de cuidada elaboración artística, fomentó la parte sensual de la historia, con secuencias de trillado erotismo. La puesta en escena en Helsinki, sin embargo, había de circular por otros derroteros.

La luz, la sensualidad, el erotismo, dieron paso a una azul oscuridad, con una Alenka barroca y oscura también que se guardaba en la mano el punto de luz más original de la noche, y tal vez el menos necesario, porque a la voz de Alenka no le hacían falta efectos especiales. Vocalmente, fue una interpretación muy clásica y tradicional, con la solista en el centro del escenario y su coro de cinco voces mixtas formando semicírculo en la parte trasera (entre ellas estaban la del compositor de la canción y la de Martina Majerle, que participaría el año siguiente junto al cuarteto Quartissimo). No hubo flores en la pantalla gigante, sino un sol nocturno en medio de un cielo azul y algo tenebroso.

No recibió doces ni dieces; de sus vecinos balcánicos obtuvo 33 puntos (la mitad del total) y los únicos occidentales que la votaron fueron Malta, Portugal, España y Bélgica. Al final, 66 puntos y un 15º puesto que supo a poco porque las expectativas eran muy altas. Alenka Gotar, que cantó en esloveno, grabó versión en inglés con el título de Flower of the south. Eslovenia volvería a pisar una final hasta 2011, cuando Maja Keuc superó la semifinal con el mejor resultado del país eslavo a la fecha (la tercera plaza) aunque en la gala final llegó a la decimotercera posición.



NÚMERO 2

Canción: Love or Leave (Ámame o Déjame)
Intérprete: 4Fun
País: Lituania
Lugar obtenido: 21er. Lugar



Curiosidades: La edición de la capital finlandesa supuso para Lituania su octava participación y su sexta final, pero también significó la vuelta a los últimos lugares de la tabla, como ya ocurriera con Lopsiné mylimai en 1994 (25ª y última), Strazdas en 1999 (20ª) y Happy you en 2002 (23ª y penúltima).

El grupo 4Fun hace una música en la que se mezcla el rock'n'roll, el pop y el country. Suelen actuar en festivales de rock y en clubs. Integran el grupo Julija Ritčik (vocalista y autora de la letra y la música de Love or leave), Andžej Zujevič (guitarra), Justas Jasenka (guitarra), Laimonas Staniulionis (teclados) y Rimantas Jasenka (percusión). La banda fue fundada en 2001 por Julia y Laimonas tras abandonar el grupo Road Band. 4Fun había participado, con mediocre resultado, en las selecciones nacionales de los años 2005 (se quedaron en la quinta semifinal con el tema Your vision) y 2006 (se quedaron en la primera semifinal con Kita diena).

El grupo lituano contó con la misma puesta en escena que habían difundido en el clip de presentación: Julia sentada en un taburete con su guitarra (ahora con el cabello recortado y teñido de negro) y sus cuatro compañeros silueteados en la pantalla de fondo tocando sus respectivos instrumentos, en la que fue quizá la única actuación en que la realización de la YLE no mostró la grandeza del escenario en su totalidad.

Entre el blues húngaro de Magdi Rúzsa y el ritmo latino del griego Sarbel, los lituanos quisieron una puesta en escena intimista, original y extraña en sus contrastes y claroscuros, para una balada intimista centrada en las dificultades de ser feliz en el amor (Amas o dejas, no sigas jugando con mi corazón / ¿Cómo he llegado a este juego insensato? / ¿Cómo podría dejar de pensar en ti?). Su actuación en la novena posición se saldó con el puesto 21º y con 28 puntos de cinco países, destacando el 12 de Irlanda y el 10 de Letonia.



NÚMERO 1

Canción: Molitva (Oración)
Intérprete: Marija Šerifović
País: Serbia
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: Serbia debuta en Eurovisión el año 1961, aunque no en solitario, sino formando parte de la República Federal Socialista de Yugoslavia, en compañía de Eslovenia, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Macedonia y Montenegro. Hasta 1992, la Jugoslavenska Radiotelevizija (JRT) se encarga de representar a todos los pueblos yugoslavos en el Festival de Eurovisión, si bien en 1992 el Estado yugoslavo estaba compuesto sólo por las repúblicas de Serbia y Montenegro.

Ambas repúblicas regresan a Eurovisión en 2004. El festival llamado Evropesma era el encargado de elegir al representante de ambas televisiones de aquel Estado llamado Serbia y Montenegro. En 2004 participarían en el Evropesma 24 canciones, 19 serbias (entre las que se encontraba la que a la postre sería la ganadora, Lane moje) y 5 montenegrinas. Serbios y montenegrinos tendrían igual número de participantes en el Evropesma en 2005 y 2006 (participantes que saldrían del Beovizija serbio y del Montevizija montenegrino). En 2005 los jurados montenegrinos no otorgaron ningún voto al tema favorito serbio, con lo que la canción montenegrina Zauvijek moja se alzaba con el triunfo. En el Evropesma de 2006 se repitió la historia, pero en esta ocasión la RTS no aceptó los resultados y Serbia y Montenegro no enviaron ningún tema a Eurovisión. Final traumático para esta pareja. En 2007, la RTS y la RTCG participarían por separado, con suerte bien distinta.

Rota la relación con Montenegro, Serbia participa en solitario en el Festival de Eurovisión por primera vez en su historia en la edición de Helsinki'07. El Beovizija será el encargado de elegir al representante serbio para eurovisión. De 20 temas propuestos, el televoto y un jurado experto (compuesto por tres personas) eligieron como ganadora a una chica de 22 años, Marija Šerifović. Ya lo había intentado dos años antes, interpretando el tema Ponuda y quedando en 7ª posición, lo que le dio derecho a participar en el Evropesma, quedando finalmente 18ª. Marija interpretó en solitario un tema compuesto por Vladimir Graić y Saša Milošević Mare, titulado Molitva. Ella nace el 14 de noviembre de 1984 en la localidad serbia de Kragujevac. Durante generaciones estuvo su familia ligada al mundo de la música. De hecho su madre, Verica Šerifović, es una de las cantantes más conocidas en Serbia.

El 10 de mayo era el día de la semifinal de Helsinki. Competían 28 países y sólo había en juego diez plazas para la final. Serbia actuaba en la posición 15ª, entre los representantes de Polonia y de la República Checa, que no había de convertirse en finalistas. Molitva sumó 298 puntos y pasó a la gran final como la ganadora de la semifinal, con más de setenta puntos de ventaja sobre la segunda clasificada, Hungría.

En la final actuó en el 17º puesto, después de Alemania y antes de Ucrania. Toda Serbia está volcada con Marija y sus compañeras: Suzana Dinić (semifinalista del Beovizija 2007 con Nudim ti srce svoje), Ana Milenković (finalista del Beovizija 2006 y semifinalista en el Beovizija 2007 como integrante del grupo Blah Blah Bend), Ivana Selakov (semifinalista del Beovizija 2006), Sanja Bogosavljević (finalista del Beovizija 2006 y semifinalista en el Beovizija 2007 como integrante del grupo Blah Blah Bendy, como Ana Milenković) y Ksenija Milošević (excelente violinista que ya participó en Eurovisión el año 2006 acompañando a Hari Mata Hari en Atenas, interpretando Lejla en representación de Bosnia y Herzegovina); actualmente las cinco forman el grupo Beauty Queens, que participó en la selección serbia de 2008 con el tema Zavet compuesto por Vladimir Graić, el mismo compositor de Molitva (logró el 3er puesto).

La delegación de Bosnia y Herzegovina actuó en primer lugar. Daba comienzo la final. Sobre el Hartwall Areena de Helsinki iban desfilando uno a uno los participantes. Rock, pop, folk, blues, mayoría de lengua inglesa con pinceladas balcánicas (serbocroata, macedonio, esloveno), latinas (castellano e italiano) y el humor francés. Canción 16ª: Alemania. Roger Cicero. Frauen regier'n die Welt, o sea, las mujeres dominan el mundo. Regresa el idioma alemán a Eurovisión. Canción 17ª. Regresan los serbios a Eurovisión. Serbia, en solitario. Seis mujeres. Cantan en serbocroata. Una plegaria.

Emocionante balada de raíces balcánicas, que comienza con un ritmo sosegado pero que poco a poco va creciendo en intensidad hasta llegar a su punto culminante, éxtasis que no se corresponde con el final de la canción, pues esta termina con el sosiego del principio, lo que provoca algún que otro aplauso precipitado. Si en la opinión de muchos la ausencia de una orquesta en Eurovisión es una desgracia, más todavía cuando una música tan bella debe ser escuchada enlatada. Una orquesta en Helsinki interpretando esta canción habría multiplicado su belleza.

Aunque la puesta en escena de la final no varió con respecto a la semifinal, sí lo hizo con respecto al Beovizija. Sobre el escenario del Hartwall Areena, Marija Šerifović no estaba sola. Cinco mujeres la acompañaban. A pesar de la elegancia en el vestuario, eran evidentes las diferencias. Calzado deportivo, camisa por fuera y corbata desanudada de Marija. Sus compañeras, con zapatos de tacón y traje impecable.

Dos claves en la actuación. La primera, el color rojo. El color de la pasión. El escenario, las luces que se encienden y apagan, son rojas. Como las sombras que se mueven, como la voz que conmueve, como la plegaria que perturba. Como las bandas que portan en el pecho. Como el corazón del broche. Como el corazón en la mano. El corazón. La segunda clave. Ese corazón que se crea cuando dos manos se enlazan, se unen. Se buscan, buscan hombros que consolar en la soledad y también en la desesperación. Y finalmente tu nombre, mi plegaria. El corazón en un puño.

La hora de la verdad. Serbia parte entre los favoritos, pero nunca se sabe. Comienzan las votaciones. Comienza Montenegro. Primeros 12 puntos para Serbia. 7 de Bielorrusia, otros 7 de Armenia. Serbia está arriba y será uno de los países que disputen la victoria. El cero andorrano se compensa con el 12 austriaco. Siguen llegando los votos de casi toda Europa. Sólo Turquía, Lituania y Estonia se olvidan de Marija. Faltan tres países. Serbia cuenta con 244 puntos, por 222 de Ucrania. La victoria parece segura, pero viene la votación del Reino Unido. Ucrania recibe 8 puntos, Serbia nada. Continúa la emoción. Penúltimo país: Macedonia. Dos puntos para Ucrania, doce para Serbia. Primera participación en solitario, primera victoria. Doce puntos más de Hungría para terminar. Marija lo ha logrado. Serbia ha ganado la 52ª edición del Festival de Eurovisión.


Fuente: Los artículos fueron tomados de aquí y de aquí.



Bonus: PREMIOS EDÉN a lo más destacado de los artistas eurovisivos en las siguientes categorías:


Premio “YO, LA PEOR DE TODAS”: República Checa (mal debut para un país que solo consiguió one point en la semifinal quedando a la cola de los 28 participantes).

Premio “SHOWGIRLS” (verdadero espectáculo femenino en el escenario): Chipre (el regreso de Evridiki).

Premio “VESTIDA PARA MATAR” (si Barbara Dex viera esto…): Ucrania y Suiza.

Premio “BAILA CONMIGO” (a la propuesta más bailable): las chicas de Noruega y Portugal, y los chicos de Grecia y Turquía.

Premio “DIRTY DANCING” (el baile “caliente”): las propuestas de Grecia, Polonia y España.

Premio “PEPI, LUCI, BOM Y OTRAS CHICAS DEL MONTÓN” (el girl power al ataque): las chicas de Rusia.

Premio “LA TIENDITA DE LOS HORRORES” (a la delegación más freaky): Israel y Rumania.

Premio Especial “VIVA LAS VEGAS”:
Alemania y la propuesta de Roger Cicero al estilo Sinatra.

Premio Especial “LAS LOCAS AVENTURAS DE PRISCILLA”: a las drag queens de Dinamarca y Ucrania.

Premio Especial “AL SERVICIO DE LAS DAMAS” (a la chulería mediterránea): ese contoneo de caderas del intérprete de Grecia.

Premio Especial “ORGULLO Y PREJUICIO”: (a un tema tan gayfriendly) Bélgica, Austria y Francia.

Premio Especial “DESDE RUSIA CON AMOR”: Georgia y su canción estilo Björk.

Premio Especial “EL NACIMIENTO DE UNA NACIÓN: Serbia, debut y triunfo.

Premio “MEMENTO/AMNESIA”: Reino Unido (si con colegialas cantantes no ganaron el año pasado, menos con aeromozas en plan de vuelo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada