lunes, 6 de mayo de 2013

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XLVI)


2006

El LI Festival de la Canción de Eurovisión tuvo lugar en el pabellón cubierto del Complejo Olímpico de Deportes de Atenas, Grecia. La semifinal se celebró el 18 de mayo de 2006 y la final el 20 de mayo de ese año. La organización corrió a cargo de la radiotelevisión griega ERT.

Los presentadores del esta edición fueron el popular cantante griego Sakis Rouvas –participante en las ediciones de 2004 y 2009– y la presentadora de televisión y actriz greco-estadounidense Maria Menounos. Helena Paparizou, que interpretó la canción ganadora en Kiev el año anterior, volvió al escenario de Eurovisión en Atenas. El evento contó con la intervención especial de Nana Mouskouri, encargada de abrir el intervalo de 10 minutos para el voto telefónico. Se editó un CD y un DVD oficial, así como un libro oficial con información detallada de cada país. Además, por primera vez se grabó el festival en formato de alta definición para los archivos del futuro, aunque en directo se retransmitió en definición estándar, que es la que se incluye también en el DVD oficial.

Seis de los intérpretes seleccionados ya habían competido en ediciones anteriores del festival. La representante sueca Carola Häggkvist participaba por tercera vez tras ser la tercera clasificada en la edición de 1983 y la ganadora en 1991. Para la representante griega Anna Vissi era asimismo su tercera aparición, habiendo participado en 1980 y 1982, por Grecia y Chipre respectivamente.

Fabrizio Faniello había representado ya a Malta en 2001 y la banda Ich Troje a Polonia en 2003. El representante israelí Eddie Butler participó en 1999 como integrante de la banda Eden, y uno de los miembros de LT United, Viktoras Diawara, acudió al festival de 2001 dentro del grupo Skamp.

De los 37 temas participantes, 20 fueron interpretados en inglés, mientras que el resto en general lo hicieron en sus respectivos idiomas oficiales. Bélgica mezcló el inglés con el francés, Macedonia mezcló el inglés con el macedonio, Moldavia el inglés con el español, Polonia el inglés con frases en polaco, alemán, ruso y español. El tema de Mónaco contenía frases en tahitiano, idioma que participaba por primera ocasión. La entrada neerlandesa mezclaba el inglés con un idioma inventado.

En esta edición, las consideradas grandes favoritas según las casas de apuestas, la artista sueca Carola (quien ya ganó en 1991), la belga Kate Ryan, la griega Anna Vissi y la francesa Virginie Pouchain no obtuvieron los resultados previstos. Con el añadido de que Kate Ryan no pasó de la semifinal.

Este fue el año que la delegación lituana consigue la mejor puntuación de su historia eurovisiva en la final, y lo hace con un sexto puesto gracias al grupo LT United con el criticado tema We Are the Winners.

España estuvo representado por el grupo Las Ketchup, que con su tema Un Bloody Mary acabaron en el lugar 21 de las 24 delegaciones participantes en la final.

El ganador del concurso fue el grupo finés Lordi, con su canción Hard Rock Hallelujah, seguidos del ruso Dima Bilán, que dos años después ganó Eurovisión 2008. Se da la circunstancia de que Lordi obtuvo 292 puntos, la cifra más alta obtenida por un ganador en la historia de Eurovisión en ese momento, después superada por Noruega en la edición de 2009. El tema se convirtió en la primera canción hard rock en ganar el certamen, y además resultó ser la primera victoria de Finlandia tras cuarenta y cinco años de espera.

Informamos que los temas de ante tanto competidor, hubo temas muy buenos que se han quedado a un paso de entrar en nuestro Top, como por ejemplo las canciones de Noruega y Ucrania.

Por lo tanto, los quince mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:



NÚMERO 15

Canción: Follow My Heart (Sigo a mi Corazón)
Intérprete: Ich Troje & Real McCoy
País: Polonia
Lugar obtenido (Semifinal): 11er. Lugar



Curiosidades: Ich Troje ya había representado a su país en 2003, acabando en la séptima posición. Para la final nacional del 2006 unió fuerzas con el exitoso grupo alemán Real McCoy de estilo Eurodance, y lograron el boleto a Atenas. El tema es una balada pop con ritmos atrevidos y sonidos muy modernos. De hecho, en la semifinal, la primera parte de las estrofas eran rapeadas en spanglish por el vocalista de Real McCoy, Olaf Jeglitza, desde abajo del escenario, justo delante de las butacas del público. Todo estuvo perfectamente acompañado por las voces de los intérpretes, sobre todo el sonido rasgado del líder del grupo Ich Troje, Michał Wiśniewski, que en esta ocasión eligió el verde para teñir su pelo. Sus trajes fueron quizá demasiado barrocos, por lo que la actuación quedó muy recargada. Al final lograron llegar con 70 puntos al puesto 11 de 23 participantes, a solo 6 puntos de entrar en la final por segundo año consecutivo. Probablemente si Serbia y Montenegro, que no participó en el Festival, no hubiera votado, Polonia habría accedido a la final. Y es que los balcánicos dieron 10 puntos a sus vecinos macedonios (décimo lugar) y nada a Polonia.



NÚMERO 14

Canción: Il était temps (Ya era hora)
Intérprete: Virginie Pouchain
País: Francia
Lugar obtenido: 22do. Lugar



Curiosidades: En la final nacional se eligió a la cantante, pero como el tema con el que ganó no gustaba a casi nadie, incluyendo a la misma intérprete que careceía de trayectoria profesional, se escribió para ella otra canción por parte del compositor Corneille. Il était temps, una balada que cuenta la historia de una mujer sin suerte en la vida, a la que por fin le llega su oportunidad (Ya era hora..., no para de decir, ya era hora de que por fin tuviera una oportunidad, un rayo de luz en la vida) y así puede trasmitir a sus hijos el mensaje de que en toda vida hay en algún momento un rayo de esperanza, se pueda o no se pueda aprovechar.

En Atenas, a Virginie le tocó salir decimonovena, entre las representantes de Ucrania y de Croacia. Vestía traje blanco y estuvo acompañada únicamente de un violonchelista (Matheson Bayley, autor de la versión griega de Stronger every minute, Chipre 2004). La puesta en escena fue bastante simple, lejos de otras mucho más complejas, y pese a su falta de experiencia, Virginie lo hizo bastante bien. Miró mucho a cámara, sonriendo todo el rato (aunque puede que no fuera demasiado apropiado para el tema de la canción), y con un bonito movimiento de brazos. Acabó su actuación con un "Kalispera, merci beaucoup!" y muchos aplausos. El final de las votaciones dejó a Francia en el penúltimo puesto con sólo 5 puntos de dos países (un 3 de Mónaco y un 2 de Armenia).



NÚMERO 13

Canción: Teenage Life (La Vida de Adolescente)
Intérprete: Daz Sampson
País: Rein Unido
Lugar obtenido: 19no. Lugar



Curiosidades: Darren Daz Sampson nació en 1974 en Stockport, Cheshire. Es un cantante y productor de música dance muy conocido en el Reino Unido. Hasta su participación eurovisiva, Daz era muy popular por sus ventas de música dance y sus clásicos con un estilo renovado. Al comenzar la actuación en Atenas, una panorámica general nos deja entrever lo que será la puesta en escena.

Estamos en una clase muy especial. Cinco pupitres y un enorme pizarrón. Nuestras niñas colegialas llevan unos uniformes muy ingleses a la par que particulares. Son cinco. Visten corbatas, chaquetas de rayas, las obligatorias minifaldas y medias y unos sombreros bombines muy ingleses. ¿Pero Daz dónde está? Pues escondido detrás de la pizarra que al ser volteada, nos mostrará su nombre. Va de raperillo malote vestido de pollo amarillo. Y las niñas ya empiezan a reñirnos. El escenario cambia de color a medida que avanza la actuación. Es de colores vivos y de formas geométricas. Las niñas continúan con la coreografía, muy pícara y salada. Son tres morenas y dos rubias. Fueron llamadas las Sampsonites y recibieron duras críticas de algunos sectores de la sociedad inglesa. Clamaban que su apariencia era inapropiada y que despedían una fuerte carga sexual inapropiada para el festival. En su defensa, Daz afirmó que las coristas iban totalmente vestidas así que no había sexo por ningún lado. Mención especial merece nuestra DJ particular, que no apea esa sonrisa que tiene. Se trata de Emily Reed que quedó a tan sólo dos puntitos en el cómputo final de la preselección inglesa de 2003 con su tema Help me. Las niñas están geniales. Sonríen a cámara y van muy compenetradas. Además, el miedo de muchos a un mal directo de sus coros, parece salvado. Salvo un pequeñísimo traspié casi al comienzo, van muy muy empastadas. A veces da la sensación de que sólo canta una.

El momento más emotivo es cuando Daz nos dice que si tratamos bien a los niños no cometerán crímenes y brillarán con luz propia. Ya estamos casi en el final. Con un guiño al resto de participantes, las coristas tiran por el aire muchas banderas de papel que representan a los demás países. La escuela es de todos y todos hemos tenido roces y cariños con maestros y profesores. Con poses femeninas sexys, siguen a Daz por el escenario. La verdad es que la actuación ganó mucho en expresividad de ellas y los movimientos del cantante (apropiados para algunos, lelos para otros). La cosa se acaba. Daz en un primer plano mira al cielo y lanza su última frase. Arropando al solista, las chicas juntan sus pupitres en torno a Daz. El show ha terminado. Ahora los nervios típicos hasta que lleguen las votaciones. Pero al final sólo llegaron 25 puntos desde diez países (con el 8 irlandés como nota más destacada) y el Reino Unido ocupaba el puesto 19º, contribuyendo así a hacer de la primera década del nuevo siglo la peor con diferencia en su trayectoria eurovisiva: cuatro veces debajo del puesto vigésimo y dos farolillos rojos.



NÚMERO 12

Canción: If we all give a little (Si todos damos un poco)
Intérprete: Six4one
País: Suiza
Lugar obtenido: 16to. Lugar



Curiosidades: La televisión suiza quiso para la ocasión formar un grupo con componentes provenientes de diversas partes de Europa con una canción-himno que lograra reunir votos del mayor número de países y se ganara a los espectadores con su mensaje moral. Así los elgidos fueron Claudia (Suiza), Tinka (Bosnia-Herzegovina), Liel (Israel), Andreas (Suecia), Marco (Portugal) y Keith (Malta). El grupo se llamó Six4one (Seis para Todos) y el tema fue escrito por el prolífico Ralph Siegel y Bernd Neinunger, este último había sido el compositor de Cool Vibes, la canción defendida en 2005 por Vanilla Ninja y que le valió a Suiza el octavo puesto en Kiev. “…Si todos damos un poco / Podremos hacer de este mundo un hogar para todos / Si todos damos un poco / Podremos secar un millón de lágrimas / Y algo de esperanza nacerá y eliminará tantos temores…” reza el estribillo de la canción. En la final les tocó actuar en la primera posición, y en las votaciones solo logró una máxima puntuación de Malta, un 6 de Mónaco, dos 4 de Israel y Bosnia-Herzegovina, un 3 de Chipre y un 1 de Portugal.



NÚMERO 11

Canción: Moja štikla (Mis tacones)
Intérprete: Severina
País: Croacia
Lugar obtenido: 12do. Lugar



Curiosidades: La canción, de cuya letra es autora la propia Severina Vučković (1972), está firmada en la parte musical por Franjo Valentić y Boris Novković (el autor e intérprete de Vukovi umiru sami, la canción croata de 2005), aunque lo que más sorprende es la colaboración en la partitura y en los arreglos de Goran Bregović, una de las más importantes figuras de la música de los Balcanes, y cuya carrera es casi inseparable de la del cineasta Emir Kusturica (bosnio de Sarajevo como él), pues ha compuesto las bandas sonoras de algunas de sus más célebres películas (El tiempo de los gitanos, Arizona dream o Underground).

Moja štikla es una canción difícil de definir y, cuando menos, bastante extraña debido a la heterogeneidad de sus elementos. Con una base de folclore balcánico y ritmos orientales, se estructura como un coro infantil (incluso en la coreografía) con onomatopeyas, gritos y repeticiones de diversas series de elementos (números, ingredientes de la comida), pero su texto nada tiene que ver con la infancia: se centra en la personalidad de una mujer decidida, sensual y harta de cierta conducta masculina (de cuyas tópicas actitudes se burla), casi una femme fatale a juzgar por el repetido Por donde mis tacones han pisado no vuelve a crecer la hierba.

A Croacia le tocó actuar en el puesto vigésimo, entre dos baladas de países clásicos de Eurovisión, la francesa y la irlandesa. De entrada, un tanto a favor de la movida apuesta croata. Severina, como en la final nacional, vistió de rojo y lució melena morena y sus emblemáticos tacones; con la falda del traje abierta en la parte delantera (que se quitó al final de la actuación) daba una imagen sexy pero poco glamourosa y no paró de moverse de acá para allá, y eso que mantener el equilibro con semejantes tacones de aguja no debía de ser nada fácil. Su baile recordaba los movimientos de una danza popular, a lo cual contribuyeron sus cuatro jóvenes acompañantes ataviados de traje típico regional. El sexto integrante de la delegación, que se mantuvo sentado tocando un instrumento de cuerda, era Stjepan Večković, el mismo que tocó la gaita el año anterior junto a Boris Novković. La actuación concluyó con los bailarines-coristas aupando a la cantante.

Sin embargo, aquello fue mucho ruido y pocas nueces. Entre otras canciones que apostaron más por la originalidad, la sorpresa, el riesgo, el descaro, el brillo o la calidad musical, Moja štikla pasó casi desapercibida al público europeo de más allá de los Balcanes. Sumó 56 puntos con un 12 (Bosnia-Herzgovina) y tres 10 (ARY.Macedonia, Serbia-Montenegro y Eslovenia) como puntuaciones más altas; los mismos puntos recibió la canción macedonia, aunque sin doces pero con nueve países votantes.



NÚMERO 10

Canción: Everything (Todo)
Intérprete: Anna Vissi
País: Grecia
Lugar obtenido: 9no. Lugar



Curiosidades: Grecia, anfitrión por primera vez del Festival, llega a su 27ª participación tras haber sido top3 en 2004 y top1 en 2005, logros alcanzados en inglés y con las raíces musicales helénicas diluidas en aires pop internacionales. La designación de Anna Vissi obedeció al interés de la cadena griega por presentar un intérprete de altura, una figura de talla internacional con probada experiencia e innumerables éxitos. La cantante chipriota tenía además dos pasos por Eurovisión: representó a Grecia en 1980 con el grupo Epikouri y el tema Autostop (13º) y a Chipre en 1982 con la balada Mono i agapi (5º). La propia Anna Vissi escribió la letra de Everything, a la que puso música su ex-marido, el compositor Nikos Karvelas.

Anna Vissi, una de las divas del año, cercana a los cincuenta años de edad (nació en 1957 en Larnaca), actuó en 16º lugar, entre el británico Daz Sampson y los finlandeses Lordi, sola en el escenario. Vestida de negro y blanco con dudosa elegancia, y cierto aire desaliñado en el aspecto general, protagonizó una actuación teatral y algo excesiva. Si sus miradas a cámara, su entrecortada voz, sus gestos, su final, arrodillada ante el público ateniense y europeo, le favorecieron o no, nunca lo sabremos; tal vez le perjudicó preceder al grupo que arrasaría en las votaciones; tal vez las apuestas se habían vuelto a equivocar... Que quince países de treinta y siete no la votaran no es una buena señal. La representante griega sumó 128 puntos que le valieron la novena posición; destacaron los 12 chipriota y búlgaro, los 10 rumano y belga y los 8 maltés, armenio, alemán y albanés.



NÚMERO 9

Canción: Every song is a cry for love (Cada Canción es un Grito de Amor)
Intérprete: Brian Kennedy
País: Irlanda
Lugar obtenido: 10mo. Lugar



Curiosidades: Irlanda acudió directamente a la semifinal. Justo después de una algo patosa en escena Kate Ryan y su canción marchosa, Brian Kennedy (1966) demostró sus tablas por todo el escenario. Una balada tradicional, pero que tuvo el don de la oportunidad de ser un remanso de paz en aquella posición. Acompañado de Una Healy, Fran King y Paula Gilbert en los coros y a la guitarra de su amigo Callum McColl, Brian desarrolló una puesta en escena sencilla, con guiños constantes al espectador, e inspirado en un leve balanceo.

La luz verde oscura, relajante y fresca, símbolo irlandés por excelencia, inundó el escenario, disimulando los falsos asientos del supuesto teatro griego que conformaba dicha plataforma. Esto le valió una 9ª posición con 79 puntos y el pase a la final. En ella, Brian Kennedy volvió a repetir jugada, con sus mejores cartas. Su complicidad con el público y los televidentes, la sencillez candorosa de su puesta en escena, el dominio absoluto de su voz y el toque majestuoso de la canción hizo que le fueran otorgados 93 puntos y una 10ª posición que les daba el visado para la final en 2007.



NÚMERO 8

Canción: Let me Cry (Déjame Llorar)
Intérprete: Mariana Popova
País: Bulgaria
Lugar obtenido (Semifinal): 17mo. Lugar



Curiosidades: La canción defendida por Mariana Popova (1978) contaría con una versión en búlgaro titulada Ostavi me da plača, y luego de ser elegida en la final nacional se promocionó en un videoclip de fuerte erotismo que fue censurado en algunos países. La representante actuó en el segundo lugar de la semifinal, detrás de Armenia, que si se clasificó, y delante de Eslovenia, que tampoco pasó a la final. Escoltada por tres bailarinas, recrearon movimientos sensuales mientras una luz mostraba sus siluetas. A los lados del escenario, dos coristas (uno de ellos, Vasil Troyanov Boyanov Azis). Mariana parecía nerviosa y fria en escena, no conectaba con el espectador.

La canción Let me Cry es una triste balada sobre el final del amor creada por Elina Gavrilova (letra) y Dani Milev (música), en la única experiencia eurovisiva de ambos. Sólo recibió puntos de ocho países, un total de 36 que la dejaron en el puesto 17º y fuera de la final. Chipre y Albania fueron los que mál alto la puntuaron (con sendos ochos).



NÚMERO 7

Canción: Hard Rock Hallelujah (Hard Rock Aleluya)
Intérprete: Lordi
País: Finlandia
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: Lordi es una banda de heavy metal originaria de Rovaniemi, Finlandia. Destacan por sus trajes de monstruos o demonios que utilizan en los conciertos y en los videoclips, por lo que también son conocidos como "Los monstruos finlandeses". El concepto fue ideado en 1992, sin embargo, la banda no se formó hasta 1996 por Tomi Putaansuu (conocido como "Mr. Lordi"). La banda ha recibido la mayor parte de sus influencias de pioneros del rock como Kiss, además de que la banda se ha visto influida por Alice Cooper y Twisted Sister.

A pesar del estricto control de la banda en relación a sus trajes, y debido a su reciente éxito alcanzado, varios periódicos comenzaron a publicar fotos de los miembros de la banda sin maquillaje. El 15 de marzo del 2006 el tabloide finlandés Ilta-Sanomat publicó una fotografía de Putaansuu (Mr. Lordi) vestido de civil y con su cara parcialmente al descubierto. Lordi se refirió a este hecho como un insulto hacia ellos, y un intento por destruir la "imagen de monstruo" por la que han trabajado por diez años. El 24 de mayo del 2006, el tabloide finlandés 7 Päivää (7 días) publicó una vieja foto de la cara de Mr. Lordi en la página principal, y dos días después otro tabloide, Katso! (¡Mira!), publicó fotos de los otros cuatro miembros de la banda sin su máscara. Ambas revistas fueron fuertemente criticadas por sus lectores por publicar esas fotos, lo que llevó a ambas revistas a publicar disculpas y promesas de no volver a publicar fotos de Lordi sin máscaras.

La presidenta de la unión griega de bares y restaurantes, Niki Kostantinidou, hizo una petición pública a la gente de Finlandia y Grecia para no permitir que Lordi participara en el festival Eurovisión 2006 por considerarlo un grupo satánico. Sin embargo, Lordi respondió a estas acusaciones indicando que sus máscaras y sus trajes forman parte de su identidad musical pero no tienen que ver con el satanismo, y que un grupo de satanistas no escribiría canciones tales como “Hard Rock Hallelujah” o “Devil Is a Loser”. Además de estos problemas, alrededor de dos semanas antes estuvo también en el aire la participación del grupo en el concurso europeo; esto fue debido al alto coste del espectáculo, que incluía fuegos artificiales entre otras cosas, que la cadena pública de radiotelevisión finlandesa, YLE, no podía asumir. Se llegó a hacer incluso una petición popular de dinero para sufragar este gasto, que al final fue asumido entre YLE y varios grupos privados.

Y para sorpresa de muchos Lordi ganó por una diferencia de más de cuarenta puntos con la segunda clasificada, Rusia; en total obtuvieron 292 puntos. La victoria del grupo en Eurovisión no estuvo exenta de polémica, ya que nunca antes había ganado una banda heavy, considerando erróneamente algunos medios a Lordi como "frikis". La celebración finlandesa de la victoria en Eurovisión tuvo lugar el día 26 de mayo en la plaza del mercado, Kauppatori, de Helsinki ante más de 100.000 personas. Fue un gran concierto y entre otros actos tuvo lugar un karaoke multitudinario con la canción ganadora obteniendo un Record Guiness, y la presidenta Tarja Halonen entregó a los componentes del grupo la llave de la ciudad. El 9 de junio se celebró en el Lordi Square una fiesta popular, donde también apareció Lordi. Dicha plaza lleva el nombre de Lordi en honor de la victoria en el Festival de Eurovisión.



NÚMERO 6

Canción: Je t'adore (Te Adoro)
Intérprete: Kate Ryan
País: Bélgica
Lugar obtenido (Semifinal): 12do. Lugar



Curiosidades: Je t'adore es un tema pop pegadizo en cuyos créditos figuran nada menos que cuatro personas: la intérprete más los suecos Niclas Kings, Niklas Bergwall y Lisa Greene, un grupo autodenominado 2N Productions que ha conseguido diversos éxitos en el norte y el centro de Europa. Desde luego, la canción tiene ese sello inconfundible de las factorías nórdicas. Cantada en inglés (sólo el título es francés), expresa la entrega absoluta de una enamorada a su amado (Te adoro, toma mi corazón / Te adoro, cariño, no lo rompas / Me hiciste caer hasta el suelo / Del modo que tú quieras, soy tuya / Te adoro).

A la intérprete belga nacida en 1980 le correspondió actuar en séptimo lugar, entre los cantantes de Albania y de Irlanda. Kate, con corta melena rubia y un largo y llamativo vestido de color naranja que dejaba lucir ampliamente sus piernas, estuvo acompañada por tres bailarines y por un coro de dos voces femeninas (las suecas Jeannet Olsson y Britta Bergström). El vestido, por cierto, elaborado con cristales de Swaroski, se valoró en 14.000 € y más tarde fue vendido con motivos benéficos.

Buscó la delegación belga una puesta en escena original y efectista, a base de palos de micro fluorescentes, fuegos artificiales y el baile conjunto de la solista con sus tres acompañantes. Pero ni la originalidad ni el supuesto efectismo fueron suficientes para que la canción belga recibiera los votos necesarios de cara a llegar a la final. Más bien todo quedó en un número hundido en la mediocridad. Recibió un total de 69 puntos de diecisiete países, con tres 7 como notas más altas (llegados desde Andorra, Malta y Países Bajos) y ocupó el puesto 12º, fuera por lo tanto de la gran final. La canción tuvo versión en francés.



NÚMERO 5

Canción: Twist of Love (Twist de Amor)
Intérprete: Sidsel Ben Semmane
País: Dinamarca
Lugar obtenido: 18vo. Lugar



Curiosidades: Sidsel ben Semmane se convirtió a sus 17 años en la cantante más joven del Dansk Melodi Grand Prix y muy probablemente en la más joven del festival de Atenas. Nacida en Århus en 1988, es hija de padre danés y madre argelina, de la que le viene el apellido.

La canción Twist of love es un tema creado por el compositor danés Niels Drevsholt en su primera experiencia eurovisiva (aunque a la final nacional había acudido anteriormente). Drevsholt recupera los ritmos sesenteros de aquel baile basado en el rock & roll que popularizó Chubby Checker y donde donde las parejas no se tocaban mientras bailaban. El texto, que comienza con fórmula de cuento (Once upon a time...), nos presenta a un tímido y apocado joven llamado Johnny que no sabe cómo conquistar a la chica que ama y que no sabe bailar, pero que la magia del twist lo transformará en el rey de la fiesta.

La delegación danesa, novena en la final de Atenas (entre la alemana y la rusa), estuvo formada, junto a la intérprete solista, por un coro-grupo de baile de cuatro chicas y el bailarín Daniel 'Sonic' Rojas. Con atuendos del mismo color crema, desarrollaron una muy movida coreografía, quizá atropellada a ratos, que encuentra su punto culminante cuando entra Sonic deslizándose sobre el escenario. El televoto de los países vecinos salvó al twist de Sidsel del fondo de la tabla: suecos e islandeses le dieron el 8, los noruegos el 6 y los finlandeses el 3, además un de 1 llegado desde Estonia. 26 puntos y el puesto 18º fue el resultado final de la apuesta danesa de Atenas, lo que obligaba al país escandinavo a pasar por la semifinal de Helsinki'07.



NÚMERO 4

Canción: No, No, Never (No, No, Nunca)
Intérprete: Texas Lightning
País: Alemania
Lugar obtenido: 14to. Lugar



Curiosidades: En Atenas'06 Alemania llega a su 50ª participación en el Festival, liderando el ranking de participaciones dado que de las 51 ediciones sólo ha faltado en una ocasión (1996); es, pues, el primer país que llega a las 50. No no never, defendida por el quinteto Texas Lightning (formado en 1996), ganó la final nacional por encima de Thomas Anders (que fuera integrante de Modern Talking) y la cantante griega que venció en Eurovisión'72 representando a Luxemburgo, Vicky Leandros.

La australiana Jane Comerford (cantante del grupo) fue la encargada de ponerle música y letra al tema. La canción habla de una chica que le habla a otra persona diciéndole que nunca lo dejará solo en los momentos duros, en donde quizás la tristeza le invada. Su amor por esta persona (también es una amistad) es más brillante que las estrellas, más ancho que el mar azul y más profundo que cualquier océano. Todo esto con la promesa de que siempre existe un lugar en donde el amor (o la amistad) pueden vivir tranquilamente. Es quizás una de las letras más precisas sobre el verdadero significado del amor sin hablar de las imágenes típicas; se habla de los problemas que las parejas deben superar, de las irregularidades diarias, de las continuas diferencias.

El tema luego fue acusado por el productor musical Marco Delgardo en el diario Bild de ser una copia del tema de Dinamarca 2001 (Según él, nueve de once notas del coro del tema alemán se parecen a los versos de la canción danesa). Los productores de Rollo y King pensaron hacer una denuncia pero no llegaron a realizarla. Luego de las denuncias de fraude el tema comenzó a escalar posiciones. Primero un tímido 35 puesto en los singles más vendidos y luego el ansiado top 1 que duró varias semanas (algo que sólo habían logrado cuatro canciones eurovisivas: las de Conny Froboess en 1962, Dschinghis Khan en 1979, Nicole en 1982 y Max Mutzke en 2004). Las ruedas de prensas y ensayos eran increíbles. La gente tarareaba una y otra vez el tema y hasta armaron una versión acústica con partes en griego. Se preveía que podía llegar a un buen lugar, hasta el alcalde de Hamburgo Ole von Beust dijo que quedarían terceros o mejor.

La noche del 20 de mayo los Texas salieron al escenario en octavo lugar. Después de las Ketchup y de Fabrizio Faniello apareció el corazón alemán de entre medio de las aguas. Los subtítulos nos informaban de que Jane era su única compositora y letrista. El escenario se oscureció. Con las primeras palabras del tema se encendieron unas luces verdes y las pantallas utilizaban dibujos abstractos de colores verde, amarillo y rojo. Jane salió sentada con su típico vestido rosa y los miembros del grupo alrededor de ella imitando la actuación en la final alemana. El público movía las banderas y saltaba de sus asientos con el coro. Jane jugaba con sensualmente con sus piernas y como no tenían plata para ventiladores tuvo que ondear su vestido ella sola. Llegado el momento cumbre de la canción, uno de sus miembros, seguramente el más joven, pegó un terrible salto mientras otro giraba su violonchelo. A todo esto Jane agitaba su brazo por varios segundos. Quizás dieron una actitud muy pasiva, un poco antigua o quizás fue aplastada por otras propuestas. El caso es que consiguieron tan solo 36 puntos de diez países, con el 7 de Suiza como puntuación más alta. Alemania ocupó así el puesto 14º, al fin y al cabo, el mejor del segundo lustro de la década.



NÚMERO 3

Canción: Tornerò (Volveré)
Intérprete: Mihai Trăistariu
País: Rumania
Lugar obtenido: 4to. Lugar



Curiosidades: Mihai Trâistariu (nacido en Piatra Neamţ en 1979) comenzó su carrera musical a los 16 años, aunque a los 7 años ya tocaba el piano. Formo un grupo llamado Valahia, junto con Dorin Topala, grupo que se mantuvo hasta 2003. En 2004 lanzó su primer single en solitario (Sha-la-la). Ha participado en muchos festivales internacionales y competiciones, incluyendo cinco participaciones en la selección nacional para Eurovisión.

Tornerò es una creación de Cristian Hriscu y Mihaela Deac en el texto (con las estrofas en inglés y el estribillo en italiano) y de Eduard Cîrcotă en la música, los tres en su única experiencia eurovisiva hasta la fecha. Pegadizo, rítmico, chispeante, el tema rumano de 2006 (que incorporó la lengua griega en una versión trilingüe) era uno de los favoritos a priori, debido también a la singular y portentosa voz de Mihai.

Mihai salió a escena con un traje negro que creaba una estética limpia, mucho mejor que la que nos ofreció en su preselección. La puesta en escena trataba sobre cómo dos chicas de apariencias muy distintas se disputaban su amor, mientras otros tres chicos bailaban a su alrededor. Con un directo impactante y un ritmo muy pegadizo, gustó a toda Europa, como se vio en las votaciones. Fue la actuación que cerró la primera mitad de la gala, la 12ª, entre dos delegaciones balcánicas (las actuaciones macedonia y bosnia).

De los 37 países que votaban, sólo dos lo ignoraron en su votación (Países Bajos y Mónaco). Y entre las puntuaciones más altas estuvieron los 12 de España y Moldavia y los 10 de Portugal, Malta, Chipre e Israel (no tuvo ochos). Al final acumuló 172 puntos y ocupó el 4º puesto de la tabla, en el que es de momento el segundo mejor resultado de la TV rumana en Eurovisión.



NÚMERO 2

Canción: Lejla (Leila)
Intérprete: Hari Mata Hari
País: Bosnia & Herzegovina
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: La Televisión de Bosnia y Herzegovina (Radiotelevizija Bosne i Hercegovine) elige internamente a su representante para la 51ª edición del Festival de Eurovisión. Después de una historia más bien mediocre (desde 1993 tan sólo destaca el 7º puesto de 1999), deciden prescindir de su final nacional y encomendar su suerte al grupo Hari Mata Hari, quien ya debió haber representado a su país en 1999, aunque finalmente su canción (Starac i more) sería descalificada. En 2006 la RTBiH apuesta fuerte. A este grupo de reconocido prestigio se une Željko Joksimović, quien se encarga de componer el tema bosnio. El resultado: Lejla.

Željko Joksimović (1972) había compuesto e interpretado el tema que representó a Serbia & Montenegro en 2004, Lane Moje, que obtuvo la segunda plaza. Ivanović y Fahrudin Pecikoza (quien ya había compuesto la letra del tema bosnio de 1993, Sva bol svijeta) son los autores de la letra de Lejla. Ivanović también será el autor de Oro, la canción serbia de 2008. El grupo Hari Mata Hari está compuesto por Hari (Hajrudin) Varešanović (voz), Izudin Kolečić (percusión y ex-miembro de Fazla), Karlo Martinović (guitarra solista) y Nihad Voloder (guitarra rítmica).

En la semifinal de Atenas, los bosnios actuaron en penúltimo lugar. Hari Mata Hari contó en su actuación con el acompañamiento de Ivana Čabraja y Ksenija Milošević (excelente violinista que acompañó también a Marija Šerifović en la victoria serbia de 2007). 267 puntos (2º puesto) dieron a Bosnia & Herzegovina el pase a la gran final:

En la penumbra del escenario se escucha un violín. El perfume del viento. Ksenija. Hari avanza firme sobre el escenario en una noche estrellada. Ivana, Izudin y Karlo permanecen sentados, inmóviles, abatidos. En pie, Nihad, de blanco como sus compañeros. El nombre de Lejla suena por primera vez y los hace reaccionar. Pero sólo es un instante. ¿Podrías amar a otro? Hari regresa al lado de sus compañeros mientras se escuchan de fondo los llantos y sollozos de la música. De repente algo sucede. El tremendo dolor desgarra la voz de Hari. Si mañana piden tu mano, has de saber que yo no estaré allí. Es fácil olvidar la tristeza, y sólo el amor es inolvidable. Sus amigos lo acompañan en la distancia. Violín, acordeón, guitarras, percusión. ¿Podrías amar a otro? Los miembros del grupo se levantan, dejan sus instrumentos y caminan hacia Hari. Cuando llegan a su altura, unen sus brazos. Paloma, mi paloma, llévale lágrimas en vez de una canción. Se separan y retroceden. Me voy como si fuera culpable de haber amado a quien no debía. Hari termina solo. Un grito de luz conmueve y se apodera del escenario, pronunciando por última vez tu nombre. Lejla.

El grupo actuó en 13º lugar. Obtuvieron un total de 229 puntos procedentes de 32 países (ignoraron el tema bosnio Andorra, Letonia, Estonia, Malta y Reino Unido). Bosnia-Herzegovina conseguía en Atenas el mejor resultado de sus doce participaciones hasta entonces; actualmente, y aunque no participará este 2013, sigue siéndolo.



NÚMERO 1

Canción: Never let you go (Nunca te dejaré marchar)
Intérprete: Dima Bilán
País: Rusia
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: Dima Bilán (Víktor Nikoláyevich Belán) nació en 1981 en la ciudad rusa de Ust-Dzheguta. Se dio a conocer en su natal Rusia en el año 2001 y de ahí saltó a la fama. Después de obtener varios premios MTV en su versión europea, fue también conocido en varios países europeos, además de ya ser conocido en las antiguas repúblicas soviéticas y en Europa del Este. En 2004 editó su segundo álbum, Na beregu neba, y además debutó como actor.

En el año 2005, Dima Bilán se presentó a la preselección rusa para el festival de Kiev. Quedó en segunda posición con la canción Not that simple. El año siguiente fue designado internamente por la TV rusa como su representante en Atenas. La canción que defendió se titula Never let you go, casi igual que otras tres canciones eurovisivas (la danesa de 2001, la sueca de 2002 y la griega de 2003) y tuvo su versión en ruso. Su texto se debe a Karen Kavaleryan, quien había escrito el tema ruso de 2002 (Northern girl) y volverá a Eurovisión como autora de otras cuatro canciones de otros países (la de Bielorrusia de 2007 Work your magic, la de Armenia de 2007 Anytime you need, la de Georgia de 2008 Peace will come y la de Ucrania de 2008 Shady lady.

Al texto de Kavaleryan sobre la fragilidad e intensidad del amor (Estamos bailando sobre cristales rotos / No puedo soportarlo más / Nunca, nunca dejaré que te vayas / Eres la persona que estoy buscando / Carne de mi carne, huesos de mis huesos / Amor tallado en la piedra ... / Alma de mi alma, sangre de mi sangre / Amor tallado en mi corazón) le puso música Alexander Lunyev en su única experiencia eurovisiva hasta la fecha.

Rusia había sido 15ª en Kiev'05 (su peor resultado de la década), por lo que debió acudir a la semifinal de Atenas, que Dima Bilan superó con 217 puntos y el tercer puesto, sólo por debajo de los representantes de Finlandia y Bosnia-Herzegovina. La 13ª posición en la que actuó el ruso la reflejó en su camiseta, lo mismo que haría en la final, con el nº 10. En la final, Bilán fue, pues, el décimo cantante de la gala, entre las cantantes danesa y macedonia. Junto a sus dos chicas coristas y sus tres bailarinas clásicas (Olga Starikova, A. Sankina y Alina), Bilán realizó una enérgica interpretación en la que dejó claras sus cualidades vocales y su forma física. Para la historia quedó el momento en que la bailarina Olga sale de las entrañas del piano blanco. Un golpe de efecto rematado con los pétalos rojos que deja caer la propia bailarina.

La actuación de la delegación rusa recibió más puntos que en la semifinal (31) y con un total de 248 se aupó a la segunda posición, a 44 puntos de la ganadora finlandesa y 19 por delante de la tercera clasificada, la canción bosnia. La votaron 35 de los 37 países (todos excepto Suiza y Mónaco), siete de ellos con sendos 12 (Letonia, Finlandia, Lituania, Ucrania, Armenia, Bielorrusia e Israel). Dima Bilán volvería por Rusia a participar en 2008, esta vez superando al segundo lugar conseguido.


Fuente: Los artículos fueron tomados de aquí y de aquí.



Bonus: PREMIOS EDÉN a lo más destacado de los artistas eurovisivos en las siguientes categorías:


Premio “YO, LA PEOR DE TODAS”: Andorra (último lugar en la semifinal de 23 países participantes, sobra decir que las seis veces que participó en el Festival nunca pasó de la semifinal).

Premio “SHOWGIRLS” (verdadero espectáculo femenino en el escenario): Países Bajos, Croacia y Ucrania.

Premio “VESTIDA PARA MATAR” (si Barbara Dex viera esto…): Islandia.

Premio “BAILA CONMIGO” (a la propuesta más bailable): Dinamarca, Croacia y Ucrania.

Premio “MY FAIR LADY” (encantadoras y bellas): las chicas de Noruega.

Premio “LES CHORISTES” (a la apuesta más arriesgada): Letonia, y por supuesto antes del fenómeno Glee.

Premio “DIRTY DANCING” (el baile “caliente”): Moldavia y Macedonia.

Premio Especial “LA CONQUISTA DEL OESTE”: Alemania más country que nunca.

Premio Especial “DEL CREPÚSCULO HASTA EL AMANECER”: a los monstruos de Finlandia.

Premio Especial “AL SERVICIO DE LAS DAMAS” (a la chulería mediterránea): Albania.

Premio Especial “UNA SERIE DE EVENTOS DESAFORTUNADOS”: Cada vez peor España. ¿En serios creían que esto podía ganar?

Premio Especial “HIGH SCHOOL MUSICAL” (el espíritu Disney en el escenario): Reino Unido.

Premio Especial “CUANDO EL DESTINO NOS ALCANCE” (divas que regresaron al Festival): Anna Vissy por Grecia y Carola por Suecia.

Premio Especial “BROADWAY MELODIES”: las obras musicales fueron la inspiración para la puesta en escena de Andorra.

Premio Especial “LA GRAN ESTAFA”: Fabrizio Faniello pensó que volviendo al concurso podría hacer que Malta ganara. Pero el resultado fue peor: one point y último lugar.

Premio Especial “We Are the World” (al homenaje a Michale Jackson): los intérpretes de Suiza.

Premio Especial “DESDE RUSIA CON AMOR”: Al romántico Dima Bilán de Rusia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada