domingo, 2 de marzo de 2014

Y el Oscar es para... ¿Lupita Nyong'o?



Como cada año, EL EDÉN SIDERAL se une a otros miles de sitios de la blogosfera para intentar vaticinar cuál será el resultado oscaril que este domingo conoceremos de la mano de Anne Hathaway en la categoría de Mejor Actriz Secundaria. Como ya es costumbre, este blog se aleja de las predicciones categoría por categoría, y solo se enfoca a reflexionar sobre las actrices puntero en la lista de apuestas de cada año. En el post anterior ya hablábamos sobre las posibilidades de Cate Blanchett en la categoría de Mejor Actriz, así que toca el turno de hablar de la siguiente categoría femenina en esta noche de premios.

Echando mano de las estadísticas, la historia y los gustos personales, analizaremos en dónde se sostiene la certeza de que la recién descubierta Lupita Nyong’o consiga arrebatare la estatuilla dorada a la nueva niña mimada de Hollywood, Jennifer Lawrence. Empecemos pues con el análisis de las posibilidades que la intérprete mexico-keniana tiene en relación con otras de sus compañeras de nominación. Pasen y lean…





Cuesta creerlo, pero como ya se delata por el nombre, la actriz de piel oscura nació en la ciudad de México en Marzo de 1983. Pero no es que su familia sea mexicana, todo lo contrario, tiene ascendencia africana, pues sus padres son de Kenia. Es hija del profesor y senador keniano Anyang' Nyong'o, y nació en una visita que su padre hizo al país invitado a dar una conferencia sobre ciencia política en 1983. Lupita se crio en Kenia, pero luego siendo adolescente regresó a México para aprender el idioma español, y posteriormente fue educada en los Estados Unidos. Estudió Arte Dramático en la Universidad de Yale y hasta el momento había realizado sobre todo interpretaciones en teatro, así como un papel en la serie de televisión sudafricana Shuga en 2009.








Lupita ha recibido su primera nominación al Oscar por su filme debut, 12 Años de Esclavitud (12 Years a Slave), poderoso drama dirigido por el cineasta inglés –también de ascendencia africana- Steve McQueen, que adapta la novela de Solomon Northup y está nominada a 9 premios de la Academia, incluyendo Mejor Película, Director, Guión, Actor, Actor Secundario y Actriz Secundaria. Basada en un hecho real ocurrido en 1850, narra la historia de Solomon Northup (interpretado por Chiwetel Ejiofor), un culto músico negro -y hombre libre- que vivía con su familia en Nueva York. Tras compartir una copa con dos desconocidos, Solomon descubre que ha sido drogado y secuestrado para ser vendido como esclavo en el Sur en una plantación de Louisiana. Renunciando a abandonar la esperanza, Solomon contempla cómo todos a su alrededor sucumben a la violencia, al abuso emocional y a la desesperanza. Entonces decide correr riesgos increíbles y confiar en la gente menos aparente para intentar recuperar su libertad y reunirse con su familia. Lupita Nyong’o se pone en la piel del personaje de “Patsey”, una esclava sometida al yugo cruel y despiadado de un Michael Fassbender tan pletórico como despreciable, que también ha sido honrado con su primera nominación al Oscar.

Como apunta un crítico de Filmaffinity, “ciertamente no es la primera película que trata el tema de la esclavitud en Estados Unidos, pero sí que es una de las pocas que lo retrata sin tapujos, sin adornos, sin suavizar nada, porque es muy dura tanto en sus planteamientos como en sus formas (esas torturas a base de golpes, palizas y latigazos son sencillamente brutales), y además es de las pocas que trata el tema desde el punto de vista de un afroamericano libre y culto…”



De ser una desconocida, Lupita Nyong’o se ha paseado por muchas de las alfombras rojas de los premios de la temporada, llamando la atención por su buen y elegante gusto al vestir y porque ya parte como una de las favoritas para hacerse con el premio de la Academia que a algunas tanto les cuesta conseguir y otras siempre lo tienen más fácil.

La actriz de 1.65 m. de estatura, ha ganado como Mejor Actriz Secundaria o de Reparto, los premios concedidos por los círculos de críticos del Área de Washington, Sudeste, Phoenix, Los Ángeles, Las Vegas, Kansas, Florida, Dallas, Chicago, y Austin, además ha sido premiada en los Festivales de Cine de Palm Springs, Hollywood, y los Hamptons. Ganó el premio de la Crítica Online, el de Image Awards, el del Círculo de Críticos de Londres, el Black Reel Awards, el Critics Choice Awards, el Independent Spirit Award y el Premio del Sindicato de Actores. En la mayoría de los casos, todos los reconocimientos que no ha ganado en otras nominaciones, como el Globo de Oro y el BAFTA, han ido a parar a las manos de Jennifer Lawrence por su papel de esposa intransigente y algo descerebrada en American Hustle (David O. Russell, 2013). Entonces ¿cuáles son las verdaderas posibilidades de que la estatuilla dorada esta noche le pertenezca a la actriz de 30 años? Enseguida lo hablaremos.









¿Por qué Lupita Nyong’o NO debiera ganar el Oscar?


1.- Porque la crítica del momento ama todo lo que hace Jennifer Lawrence, que hasta ahora ha demostrado que además es éxito de taquilla asegurado gracias a su participación en la saga de Los Juegos del Hambre. En la historia oscaril muchas actrices han sido premiadas por papeles similares. Cierto que su personaje tarda mucho en aparecer, pero tras la primera mitad de la cinta, los mejores momentos son para ella, permitiéndole lucir esa faceta de comicidad contenida pero adorable.

2.- ¿Alguien se ha dado cuenta de que esa quinteta también está nominada la Mujer Bonita de los noventa? Parece ser que Julia Roberts ya no causa tanta sensación y poco se ha comentado sobre su cuarta nominación al premio de la Academia. Desde el 93 que Julia no para de filmar al menos una película por año, pero clara está que cada vez se mantiene más y más alejada de los reflectores de Hollywood. Han pasado 13 años desde que ganó el Oscar como Mejor Actriz por Erin Brockovich (2000), gracias a que disminuyó el número de sonrisas, se enfrascó en una biografía se superación femenina y recitó unas cuantas palabrotas en pantalla. Pues bien, el número de maldiciones e histerismo aumenta en August: Osage County, adaptación de una obra teatral -ganadora del Pulitzer- al servicio de Meryl Streep, y que se irá de vacío en sus dos nominaciones si los votantes no le demuestran su afecto a Roberts en esta nueva oportunidad.

3.- Una casi desconocida June Squibb, de 84 años de edad, podría convertirse en la mujer de más edad en ser premiada en la categoría de Mejor Actriz Secundaria. Su participación en Nebraska (Alexander Payne, 2013), en la que interpreta a la esposa de Bruce Dern (nominado como Mejor Actor) y madre de Will Forte, con un personaje de anciana gruñona y a la vez cómica, puede ser la única oportunidad que tiene la Academia de premiar algo de la cinta de Payne, porque aunque compite en 6 categorías, incluyendo Mejor Película, Director, Guión Original, Actor y Fotografía, puede que no salga victoriosa en ninguna de ellas ante el nivel de sus competidoras. Las apuestas sitúan a Squibb como la tercera opción elegible en caso de que las apuestas se dividan entre Nyong’o y Lawrence, y no olvidemos que desde el reconocimiento a Peggy Ashcroft por Pasaje a la India (1984) o Judi Dench por Shakespeare in Love (1998), no se premia a una actriz de más de 60 años en esta categoría. Hace pocos días June Squibb se alzaba con el Satellite Award de la Academia de la Prensa Internacional. ¿Le servirá como empuje en su candidatura?

4.- 12 Años de Esclavitud con seguridad ganará el Oscar a Mejor Película, por lo tanto el triunfo de Lupita Nyong’o no hace falta para apuntalar el triunfo a la cinta de McQueen. Debe tomarse en cuenta que en los últimos 45 años solo tres actrices han salido premiadas en esta categoría por sus películas debut, y esas han sido las niñas Tatum O’Neal por Luna de Papel (1973) y Anna Paquin por El Piano (1993), además de la joven afroamericana Jennifer Hudson por Dreamgirls (2006), y recordemos, esta última se lo ganó a otra mexicana que hizo una mejor actuación que ella: Adriana Barraza en Babel (Alejandro González Iñarritu, 2006).

5.- Si como suponemos, 12 Años de Esclavitud ganará el Oscar a Mejor Película pero no el Oscar de Mejor Actor ni Mejor Actor Secundario, hay un hecho desesperanzador que sobresale en los 86 años de entregas. Y es que, de todas las cintas que han ganado el premio a Mejor Película, solo 4 han ganado también –única y exclusivamente en categorías de actuación- el premio como Mejor Actriz Secundaria: Celeste Holm por Gentleman’s Agreement (1947), Juliette Binoche por El Paciente Inglés (1996), Jennifer Connelly por Una Mente Maravillosa (2001), y Catherine Zeta-Jones por Chicago (2002).








¿Por qué Lupita Nyong’o debiera ganar el Oscar?


1.- Porque con ella ya suman 4 actrices mexicanas nominadas al Oscar, y las tres anteriores (Katy Jurado en 1955, Salma Hayek en 2003 y Adriana Barraza en 2007) se fueron de vacío, así que ¿no es justo ya que también el país vecino cuente con una intérprete oscarizada?

2.- Porque la Academia ha gustado de premiar en esta categoría a actrices extranjeras siempre que tiene la oportunidad. Recordemos que hasta 1959 Wendy Hiller se convirtió en la primera actriz inglesa en conseguir el galardón gracias a Mesas Separadas (1958), y desde entonces otras de la misma nacionalidad ha habido, pero aparte de las nacidas en Inglaterra, en contadas ocasiones los votantes se han inclinado por favorecer el talento de otras latitudes, ahí están los casos de: la griega Katina Paxinou en ¿Por quién doblan las Campanas? (1943); la japonesa Miyoshi Umeki por Sayonara (1957); la portorriqueña Rita Moreno por West Side Story (1961); la rusa Lila Kedrova por Zorba, el Griego (1964); la sueca Ingrid Bergman por Asesinato en el Expreso de Oriente (1974); la irlandesa Brenda Fricker por Mi Pie Izquierdo (1989); la canadiense Anna Paquin por El Piano (1993); la francesa Juliette Binoche por El Paciente Inglés (1996); la galesa Catherine Zeta-Jones por Chicago (2002); la australiana Cate Blanchett por El Aviador (2004); y la española Penélope Cruz por Vicky Cristina Barcelona (2008). ¿Qué nacionalidad le hace falta a esta lista? ¿Quizá una mexicana, o una keniana tal vez?

3.- El Oscar no pone reparos a la hora de premiar en las categorías secundarias a actores y actrices de color, así que Lupita juega con ventaja en su categoría. Ahí están los casos de afroamericanas galardonadas como Hattie McDaniel por su icónico papel en Lo que el Viento se Llevó (1939), Whoopy Goldberg por Ghost (1990), Jennifer Hudson por Dreamgirls (2006), Mo’Nique por Precious (2009) y Octavia Spencer por The Help (2011).

4.- Porque un segundo Oscar tan pronto para Jennifer Lawrence suena a favoritismo, tomando en cuenta que su premio como Mejor Actriz obtenido el año pasado sigue siendo cuestionado, y otra estatuilla consecutiva por una película que lo mismo despierta odios como admiraciones y que, seamos sinceros, tampoco es que ella merezca el Oscar, puede resultar muy chocante y criticable en futuras reseñas oscariles.

5.- Este año la Academia no tiene que saldar deudas en la categoría de Mejor Actriz Secundaria. Julia Roberts y Jennifer Lawrence ya tienen un Oscar más importante que este en casa. Darle el premio a la quinta nominada, Sally Hawkins, por su destacado desempeño como la hermana amorosa pero con escasas aspiraciones de Cate Blanchett en Blue Jasmine (Woody Allen, 2013), no resultaría del todo correcto, entendiendo el nivel interpretativo de las demás aspirantes; así que la estatuilla debiera ser para dos descubrimientos del año: June Squibb por Nebraska o Lupita Nyon’g por 12 Años de Esclavitud. Decisión final que pocos se atreverían a criticar. Pero como los votantes suelen premiar el talento joven casi siempre, con la actuación que más los ha hecho derramar lágrimas y con la que, al ser premiada, estarían expiando indirectamente una historia de abusos y malos tratos hacia otros seres humanos que los amos de aquellas plantaciones de algodón cometieron contra los cientos de esclavos que tuvieron bajo su poder antes de la guerra de secesión.







Si en 2002 la comunidad afroamericana ya tuvo su particular homenaje en los Premios Oscar, y aunque ni en 2003 o 2007 la Academia se atrevió a premiar el talento mexicano, ¿no va siendo hora ya de que esta noche México tenga su gran celebración por el galardón concedido a sus compatriotas? No hay duda de que Alfonso Cuaron fue el director que más arriesgó y que más demostró con su cinta Gravity en el 2013, así que es justo que se le otorgue el premio a Mejor Director, y de igual manera, la Academia tiene que saldar esa deuda con Emmanuel Lubezki en el apartado de Mejor Fotografía; y si además, es digno de premiar el talento interpretativo de Lupita Nyong’o, esta noche debe ser ella la que, envuelta en un elegante vestido de noche, suba emocionada y con las lágrimas a punto de desbordarse de sus ojos para recoger ese premio al que miles de actores aspiran alrededor del mundo, y que de vez en cuando, alguien en verdad merecedor lo consigue. México y Kenia esta noche están unidos con un solo deseo. Crucemos los dedos, y sigamos la transmisión de la 86° Entrega del Oscar, ese particular objeto del que están hechos los sueños…









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada