jueves, 17 de abril de 2014

15 Mitos para ganar Eurovisión (VIII)




MITO 8: Grandes nombres, grandes oportunidades para el triunfo.


Otra mentira más que el Festival Eurovisión echa por tierra. Las grandes divas o los grandes “divos” tampoco son garantía para ganar el festival. Es más, han sido múltiples las veces en que las superestrellas del momento van a Eurovisión y acaban con un palmo de narices, derrotadas tras la segunda mitad de la tabla final de posiciones. Así que el status, la trayectoria o los millones de discos vendidos son poca cosa cuando lo que se presenta sobre el escenario eurovisivo no consigue captar la atención del espectador votante, se hace un mal directo, se arruina con la puesta en escena o simplemente, una original propuesta es incomprendida. 

 Si como ya se ha apuntado en una entrada anterior, el gran divo italiano Domenico Modugno nunca ganó el festival en las tres veces que se presentó (1958, 1959, 1966), y en la tercera de ellas quedó con el marcador a 0 points, en los últimos 25 años del Festival que va de 1989 a 2013, o casi ninguna estrella consagrada como Cliff Richards ha obtenido la victoria (con las excepciones quizá de Carola en 1991, Linda Martin en 1992, y Katrina & The Waves en 1997; Loreen no cuenta porque se hizo mundialmente famosa a raíz de su presentación en el Melodifestivalen de 2012, de cara al concurso internacional). Algunos de los demás podría decirse que eran exitosos y gozaban de cierto reconocimiento en sus respectivos países y algunos circunvecinos, pero para nada era estrellas de fama internacional. Y esto es uno de los puntos fuertes del Festival Eurovisión, ya que puede ganar cualquier hijo de vecino, sin apenas trayectoria musical a sus espaldas, sin necesidad de tener los millones invertidos por su disquera, o miles de fans alrededor del globo. Lo que se consiga tras ganar o no el festival, corre única y exclusivamente por cuenta propia.

Y ahí está la esencia de Eurovisión, un programa de televisión que pretende unir a Europa y aledaños en un concurso de canciones, representadas por figuras noveles o artistas incipientes, les da empuje, promoción, pero también los expone a las miradas, señalamientos y criticas del público más exigente, ese ente voraz que todo lo consume, lo reproduce, lo analiza y lo despedaza, pero que tampoco acaba carreras, todo hay que decirlo.

Y si de ejemplos hablamos, los dejamos con una selección de 7 grandes figuras que tenían el nombre y las tablas para ganar, pero que por causas del destino y la injusticia eurovisiva, quedaron en muy malas posiciones. Para que vean que la fama, no es sinónimo de éxito, y aunque hayas ganado Eurovisión, si te vuelves a presentar, no partes con ventaja alguna, y por supuesto, no importa cuantos grammys hayas ganado, si cantas mal, se te cobra. Pasen y vean.



AÑO 1990

Canción: Shara Barkhovot (Cantando en las Calles)
Intérprete: Rita
País: Israel
Lugar obtenido: 18vo. Lugar





AÑO 2007

Canción: Comme ci, comme ça (Así, así)
Intérprete: Evridiki
País: Chipre
Lugar obtenido (Semifinal): 15to. Lugar





AÑO 2008

Canción: Hero (Héroe)
Intérprete: Charlotte Perrelli
País: Suecia
Lugar obtenido: 18vo. Lugar






AÑO 2010

Canción: Je ne sais quoi (Yo no sé qué)
Intérprete: Hera Björk
País: Islandia
Lugar obtenido: 19no. Lugar





AÑO 2011

Canción: Ding Dong
Intérprete: Dana International
País: Israel
Lugar obtenido (Semifinal 2): 15to. Lugar





AÑO 2012

Canción: Echo (You and I) (Eco, tú y yo)
Intérprete: Anggun
País: Francia
Lugar obtenido: 22do. Lugar





NÚMERO 2013

Canción: Believe in Me (Cree en mí)
Intérprete: Bonnie Tyler
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 18vo. Lugar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada