miércoles, 3 de abril de 2013

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XLI)



2001

El XLVI Festival de la Canción de Eurovisión tuvo lugar el 12 de mayo de 2001 en Copenhague. La cadena pública danesa DR organizó por segunda vez en su historia el Festival, en la sede de mayor capacidad de la historia (acogiendo a 38.000 espectadores), el Parken Stadium de Copenhague, cuya inmensa amplitud no fue una gran ventaja de cara a la realización ni a la iluminación ni siquiera al disfrute del público. A muchos participantes el escenario les pareció demasiado grande, y el ruido que hizo la enorme cantidad de espectadores en directo en la parte de las votaciones dificultó la labor de los presentadores, que tuvieron que repetir en ocasiones algunas presentaciones y tuvieron dificultades para escuchar a algunos jurados.

Los presentadores fueron la periodista Natasja Crone Back y el actor Søren Pilmark. Todos sus comentarios contenían rimas y pareados y estaban llenos de bromas, atrayendo las críticas de mucha gente, especialmente del comentarista de la televisión británica Terry Wogan. Sus constantes opiniones sarcásticas sobre los anfitriones, a los que se refería como "Doctor Muerte" y "Ratoncita Pérez", ofendió tanto a los daneses que la British Broadcasting Corporation se vio en la obligación de disculparse públicamente.

Compitieron 23 países (no se produjo ningún debut), de los cuales partían como favoritos Francia (con la posteriormente famosa Natasha St-Pier), Grecia (encabezada por la cantante que ganaría cuatro años más tarde, Helena Paparizou), la anfitriona Dinamarca (con el trio Rollo King) y Eslovenia (con Nuša Derenda). El ex país yugoslavo se adjudicaba el famoso Europrediction mientras que Francia era catalogada como la Mejor Canción del certamen. Pero había una puerta abierta en las encuestas a dos países que llegaban con temas muy latinos que ya pegaban fuerte en sus respectivos países. Malta, con Fabrizio Faniello, y España, con David Civera, contaban también para la victoria.

El televoto era ya obligatorio, pero tres países debieron hacer uso del jurado por razones técnicas (Bosnia-Herzegovina, Rusia y Turquía), mientras que otros tres emplearon fórmula mixta "jurado y televoto" (Croacia, Grecia y Malta). La gala la abrieron los hermanos Olsen con unos compases de la canción ganadora del año anterior y con la interpretación de su último sencillo Walk right back. El intermedio estuvo amenizado por los exitosos grupos Aqua y Safri Duo.

De los 24 temas participantes, 14 fueron interpretados en inglés. De entre el resto, tres fueron cantados íntegramente en su idioma oficial (España, Israel y Portugal). Alemania, Bosnia, Francia, Grecia, Lituania y Turquía mezclaron su lengua propia con el inglés.

El top3 se completó con tres canciones de las cuatro que fueron interpretadas al final de la gala. Y la ganadora, que fue una auténtica sorpresa, supuso la primera victoria de un país de la extinta URSS y de un cantante de color. Estonia con Tanel Padar y Dave Benton llegaeron al primer lugar y se ganaron el derecho a organizar la siguiente edición; los anfitriones consiguieron su primer segundo puesto de la historia con un record de puntos (177), Grecia logró su mejor resultado de siempre (con un insólito 10 del jurado turco, algo sin precedentes), España ocupó el sexto puesto (que diez años después sigue sin ser superado), Suecia pasó a la historia como el país del primer plagio oficial, y el último puesto lo ocuparon la heptacampeona Irlanda (21º) y dos escandinavos empatados en el 22º y último, Islandia y Noruega.

Revelaremos que a este Top se quedaron a un paso de entrar las canciones de Islandia, Irlanda y Francia.

Así que los diez mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:


NÚMERO 10

Canción: 2 Long (Demasiado Tiempo)
Intérprete: Piasek
País: Polonia
Lugar obtenido: 20mo. Lugar



Curiosidades: A la ciudad de Copenhague llegaba la delegación polaca para asistir por séptima vez al Festival de Eurovisión, después de cinco participaciones consecutivas desde su debut en 1994 y de su primera ausencia por eliminación en el festival del año anterior en Copenhague. La canción que defendió Mietek Szcześniak en Jerusalén'99, Przytul mnie mocno, es hasta la fecha la última interpretada íntegramente en polaco. A partir de 2001, que trajo la primera en inglés, ninguna de las propuestas de la TVP será monolingüe en el idioma nacional.

La designación interna para Copenhague'01 recayó en el cantante de treinta años Piasek, que ya era muy conocido en su país desde que en 1998 lograra un disco de platino con su primer álbum. La cadena polaca apostaba, pues, por profesional de éxito y prestigio, que también había trabajado para la televisión y algunos espectáculos. En cuanto a la canción, ésta es un texto del propio Piasek con música de uno de los compositores más afamados de Polonia, Robert Chojnacki. Es un tema pop up tempo con influencias de la música urbana que describe la figura de un impostor en el amor, alguien que reconoce sus errores y pide otra oportunidad.

A Piasek le correspondió defender su canción en el puesto 18º de la gala, entre las representantes de Eslovenia y Alemania, precisamente los dos países que más puntuarían la propuesta polaca. El cantante, que apareció en escena con una cazadora de piel que se quitó al poco de iniciar la actuación para quedarse en camiseta, estuvo acompañado por un coro de tres féminas que llamó la atención casi más que el propio intérprete por sus largas vestimentas y sus peinados. Con un total de 11 puntos, la canción polaca ocupó el puesto 20º de la tabla, que se convirtió en el peor resultado de la trayectoria de Polonia y en la causa de su ausencia, la segunda, en el festival de Tallinn'02.




NÚMERO 9

Canción: Listen to your Heartbeat (Escucha el latido de tu Corazón)
Intérprete: Friends
País: Suecia
Lugar obtenido: 5to. Lugar



Curiosidades:  El grupo Friends fue fundado en 1999 por Bert Karlsson, el magnate de la música propietario de la discográfica Mariann Grammofon AB. En un principio los miembros del grupo fueron los músicos Stefan Brunzell, Tony Haglund, Kristian Hermanson y Peter Strandberg y las vocalistas Nina Inhammar y Kim Kärnfalk (quien llegó un poco después, sustituyendo a Paula Pennsäter). Se dieron a conocer en el Melodifestivalen de 2000 quedando en el segundo puesto. Bert Karlsson, buscó el triunfo un año después y lo logró, gracias al tema Lyssna till ditt Hjärta que los autores de su propia casa discográfica, Thomas G:Son y Henrik Sethsson, compusieron para el grupo, que ahora era un quinteto tras la marcha de Peter Strandberg.

El tema se convirtió en la 41ª canción sueca de Eurovisión y en una de las que más controversia traería. Primero fue versionado al inglés para su presentación en el Festival de Copenhague con el título Listen to your hearbeat, un schlager con estribillos muy pegadizos, final ascendente y un mensaje positivo: Escucha el latido de tu corazón / Te llevará más alto / Sigue tus emociones / Sé que te harán más fuerte / Escucha el latido de tu corazón / Los sentimientos te guiarán / Mantén tu devoción / Sé que está dentro de ti.

La canción creó una gran polémica ya que se parecía muchísimo a la de la concursante belga del Festival de 1996, Liefde is een Kaartspel. Las acusaciones se produjeron antes del Festival y las sostuvieron los creadores de la canción plagiada (ver Anuario). Los suecos inicialmente rechazaron la acusación, pero después de la insistencia de la SABAM (Société d'Auteurs Belge – Belgische Auteurs Maatschappij), que presionó por una denuncia legal en los tribunales, la empresa sueca Mariann Grammofon decidió pagar los derechos a los compositores (John Terra y Daniel Diitmar), reconociendo la copia, que resulta muy evidente en la música del inicio del nuevo tema y en todos los estribillos. Finalmente en 2004 un juzgado probó dicho plagio. Así, Listen to your Heartbeat se convirtió en la primera canción eurovisiva procedente oficialmente de un plagio.

La UER hizo oídos sordos al asunto y los Friends y su plagiario tema estuvieron en Copenhague. Su actuación fue la séptima de la gala, entre las de los rusos Mumiy Troll y los lituanos Skamp. El quinteto sueco contó con la colaboración vocal de la finlandesa Jaana Vähämäki (que volvería en el coro de Malta 2007). Stefan Brunzell estuvo al piano; Kristian Hermanson y Tony Haglund, a la guitarra; y Nina y Kim pusieron las voces principales mientras lucían sus esbelteces embutidas en cuero rojo. Alcanzaron la cifra redonda de 100 puntos; con lo que consiguieron el cuarto quinto puesto de la trayectoria de Suecia, una posición que llegaría tres veces más en el quinquenio siguiente. Por su parte, las acusaciones no dañaron la carrera de los compositores suecos. Ambos volverían a Eurovisión; Thomas Gustafsson lo haría en cuatro ocasiones, como compositor y letrista de Invincible (Suecia 2006), Ven a bailar conmigo (Noruega 2007) y In a moment like this (Dinamarca 2010), y sólo compositor de I love you mi vida (España 2007); en cuanto a Sethsson, también está en los créditos de la canción danesa de Oslo'10.




NÚMERO 8

Canción: Another Summer Night (Otra Noche de Verano)
Intérprete: Fabrizio Faniello
País: Malta
Lugar obtenido: 9no. Lugar



Curiosidades: Fabrizio Faniello ganó la final nacional como representante eurovisivo. A las puertas se quedó Ira Losco, que competía con tres canciones y que un año después acudiría al Festival en Tallin como representante de la televisión maltesa. El cantante nació el 27 de abril de 1981, y siempre buscó estar implicado en el mundo de la música y el canto, por lo que tomó parte en los festivales para jóvenes talentos. Su valía para cantar siguió prosperando con el paso del tiempo hasta que fue partícipe en varios musicales malteses. Además, al ser un gran deportista, fue miembro de la Asociación de Fútbol de Malta (MFA). En 1998 participó por primera vez en el Malta Song for Europe, la selección del pequeño país mediterráneo para el Festival Eurovisión, quedando en segunda posición. Y luego de su triunfo en 2001, volvería a intentarlo y ganarlo de nueva cuenta en 2006.

En Copenhague'01, Fabrizio lució para la ocasión una camiseta roja de manga larga ceñida al cuerpo y un pantalón negro. Además, en el cabelló presentó un teñido rubio en las puntas, muy de moda entonces aunque ahora parezca bastante hortera. Lo acompañaron en escena, además del guitarrista sentado en un taburete, cuatro bailarinas que dieron colorido a la canción y confeccionaron una puesta en escena algo dinámica. En el aspecto vocal no estuvo mal dentro del margen que le permite su limitada voz. Por lo demás, Anoter Summer Night es un tema típico latino para bailar en verano, compuesto por Georgina y Paul Abela, cuya única competencia se concentró en el representante de España, que lo dejó tres puestos atrás. La delegación maltesa logró acumular al final de las votaciones un total de 48 puntos que la situaron en la novena plaza. Recibió puntuaciones de 14 países, todas ellas muy bajas a excepción del país organizador que le otorgó 12 puntos. Curiosamente solo 10 puntos le llegaron del Mediterraneo y el resto salió del norte de Europa.




NÚMERO 7

Canción: No Dream Impossible (Ningún Sueño es Imposible)
Intérprete: Lindsay Dracass
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 15to. Lugar



Curiosidades: El tema inglés fue compuesto por el legendario Russ Ballard (junto con su colega Chris Winter), autor de una larga lista de éxitos internacionales (cantados por Kiss, Roger Daltry, Santana, Frida y Agnetha de Abba...), y fue defendido por la joven de 19 años Lindsay Dracass. Se trata de una canción pop-dance que funde, en la parte instrumental, los sonidos clásicos del violonchelo con los modernos del teclado electrónico, y en la parte vocal, el canto tradicional (con alguna nota muy aguda no apta para muchos cantantes) junto al rap. El texto habla de la perseverancia necesaria en la conquista de los sueños: con fuerza y fe se puede sobrevivir en la lucha por la vida y alcanzar las metas más difíciles: ... Bailar con los ángeles allí donde el cielo roza el fin del mundo / ... / No hay sueño imposible, no hay sueño imposible / Mientras vives con confianza en tu corazón / En sueños somos intocables / Siempre invencibles / Si crees con el corazón lleno de amor …

Lindsay había sido descubierta en su ciudad natal, Sheffield, por el productor Alan Wood, a los trece años de edad, tras haberla oído cantar en un programa benéfico; desde entonces participó en numerosos conciertos como backing singer en Europa y América. Eurovisión era su primera oportunidad para darse a conocer como solista. Los que habían apostado por ella sabían que tenía una voz muy potente, pero también conocían sus puntos flacos: problemas de visión y de movimiento escénico que podían hacerse notar en su actuación. En el escenario de Copenhague la intérprete solista lució un aspecto antiglamuroso, con su descuidada melena rubia y su chándal y camiseta en colores rojo y negro (como los raperos); una apuesta juvenil y audaz, dirían algunos.

Lindsay, como era de esperar, no brilló en el aspecto coreográfico, pero dejó claras sus cualidades vocales; Terry Wogan, el veterano comentarista de la BBC, comentó al terminar la actuación "She got it! She got the note!" ("¡Lo consiguió! ¡Consiguió la nota!") refiriéndose al agudo final. En fin, fue otro batacazo para el Reino Unido, con 28 puntos y la segunda peor posición de la historia, un decimoquinto puesto. Sólo recibió votos de once países (justo la mitad de los 22 posibles), y la puntuación más alta fue sólo un 4 del televoto vecino, el irlandés. Claro que la cosa podía empeorar para la BBC, y... ¡vaya si empeoró!




NÚMERO 6

Canción: Strings of my Heart (Las Cuerdas de mi Corazón)
Intérprete: Vanna
País: Croacia
Lugar obtenido: 10mo. Lugar



Curiosidades: La cantante croata Vanna cumple sus treinta años en medio de un éxito imparable, simbolizado por sus tres triunfos consecutivos en el festival Zadarfest los años 1999, 2000 y 2001. También en el año 2000 se presenta por primera vez al DORA, el certamen nacional que usa la TV croata como plataforma eurovisiva. Queda en segunda posición, así que en la cresta del éxito, decide volver un año después.

Con Strune ljubavi, que se versionó íntegramente en inglés para Copenhague con el título Strings of my heart, el compositor Tonči Huljić llega por tercera vez a Eurovisión: en el 95 fue Nostalgija, luego vino Marija Magdalena en Jerusalén'9, y en 2001 llegó la canción que defendió Vanna en Copenhague. En 2009 llegaría la cuarta, Lijepa Tena. El tema es una balada con mucho violín que no enseña tanto como otras sus raíces balcánicas, ofreciendo una factura más internacional y un texto en inglés bastante convencional sobre las súplicas amorosas de una mujer a su amante (con el trillado don't break my heart, que aparecía ya en la versión bilingüe original): Quédate y toca suavemente / Las cuerdas de mi corazón / No rompas mi corazón esta noche / No me dejes cuando llore / Quédate y toca suavemente / Las cuerdas de mi corazón ...

En el Parken Stadium de Copenhague la delegación croata fue la décima en salir al escenario, después de la letona y antes de la portuguesa. Vanna, con traje de blusa y pantalón en rosa pastel y melena rubia, visiblemente nerviosa y estática, estuvo acompañada por una violinista, un coro de dos voces mixtas (Fedor Boić y Alenka Milano, quien había estado en el coro de Danijela en 1998 y de Doris en 1999) y una pareja masculina de bailarines-coristas que aparece en la parte final. La edición de Copenhague'01 supone para Croacia su novena participación en Eurovisión y, gracias al 10º puesto logrado tras la ronda de votaciones, pertenece al período de más esplendor de la TV croata en el Festival, un período comprendido entre los años 1995 y 2001 en el cual consiguió seis top10 (es decir, en todos los festivales salvo uno), algo que desde entonces no ha vuelto a ocurrir.




NÚMERO 5

Canción: Wer liebe lebt (Quien vive el Amor)
Intérprete: Michelle
País: Alemania
Lugar obtenido: 8to. Lugar



Curiosidades: Wer Liebe lebt debe su letra a dos mujeres, Eva Richter & Mary Applegate (autora esta última de la famosa The Power of Love en la voz de Jennifer Rush, así como de la canción eurovisiva de Rusia'05 Nobody hurts no one), y su música a dos hombres, Gino Trovatello & Matthias Stingl. Es una envolvente y melodiosa balada sobre el poder del amor en la que destaca su poético texto: Cae la luz del sol estival en tu cuarto / Brillante y cálida, te toma en sus brazos / Y la oscuridad que nubla tus días / Vuelve a iluminarse de repente / El hielo se transforma en fuego / Cuando su magia te toca en silencio / Y súbitamente tu día gris empieza a brillar / Y oyes la melodía / Llena de sentimiento y llena de poesía / Quien vive el amor será inmortal / Quien vive el amor, nunca está solo ...

Por su parte, Michelle nació como Tanja Hewer en febrero de 1972 y en su segunda participación ganó la final previa a Eurovisión y se convirtió en la representante alemana en Copenhague'01. Alemania daba así un giro brusco a su tendencia reciente, marcada por el espectáculo escénico a veces estridente de buenos resultados con el televoto (Guildo Horn, 7º en 1998; Sürpriz, 3º en 1999; Stefan Raab, 5º en 2000) y basaba su apuesta en la sola presencia escénica de Michelle, en su peculiar timbre vocal, en el poder de su balada.

Michele defendió la canción en alemán y en inglés (sólo al final, como habían hecho los representantes de Francia y Turquía). Ella misma grabó la canción íntegramente en inglés con el título To live for love. Michelle estuvo sola en el escenario, con un elegante vestido largo en color rosa que ya había lucido en la final nacional (el presentador de la BBC, Terry Wogan, dijo de ella justo antes de empezar a cantar "A chest to remember", "Un pecho para recordar"). La cantante acompañó su interpretación de insistentes movimientos de brazos y manos y defendió muy dignamente el pabellón nacional.

Dieciséis países la incluyeron en su veredicto. Los más generosos fueron Portugal y España con su 10 y Rusia, que decidió con jurado, con su 8. Al final la canción alemana sumó 66 puntos y quedó en 8º lugar, peor que sus tres predecesoras, pero en un puesto bastante bueno si se atiende a lo que había de venir en los años siguientes. De hecho, se ha mantenido como el mejor resultado alemán (en empate con el de 2004) hasta la victoria de Lena en Oslo'10.



NÚMERO 4

Canción: Everybody (Todo el mundo)
Intérprete: Tanel Padar, Dave Benton & 2XL
País: Estonia
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: La canción Everybody debe su música a Ivar Must y su letra a Maian-Anna Kärmas. Es una simple invitación a la fiesta, con el dúo cantando que "todas las noches son viernes noche" ("Every night's a Friday night"). Dave Benton (Aruba, 1951) ya tenía experiencia previa en el mundo de la música, había sido baterista y corista de artistas consagrados como The Drifters, Tom Jones, Billy Ocean, José Feliciano y los Platters. Además había participado representando a las Antillas Neerlandesas en el Festival OTI de la Canción 1981 con su verdadero nombre, Efren Benita, quedando en el vigésimo lugar. Por su parte, Tanal Pader (Haljala, 1980) comenzó su carrera musical tras ganar un concurso de jóvenes talentos en la televisión de Estonia en 1999, y en el año 2000 había acudido al Festival Eurovisión como corista de la participación de Estonia, Once in a lifetime de Ines, que alcanzó la cuarta posición.

Desde luego que Estonia no partía para nada en los primeros lugares de las apuestas para el triunfo en Copenhague. Es más, se pensaba que podía ocupar los últimos puestos de clasificación. Al dúo –integrado para la ocasión y elegido en el concurso nacional- le tocó actuar en el puesto 20, justo después de la balada alemana y antes del bailable tema de Malta. Fueron acompañados por el grupo de bailarines 2XL haciendo los coros. Desde los primeros segundos del tema, Everybody consiguió levantar al público del estadio danés después de varias actuaciones sin hacerlo. Tanel Padar vistió una camisa azul y pantalones negros, mientras que Dave Benton se arregló un poco más, aunque ofreció también un look informal con camisa roja y traje negro sin corbata. Los bailarines, en los mismos tonos que Padar, permanecieron en un segundo plano realizando una simpática coreografía. Casi como la que ofreció el dúo de cantantes, en constante interacción uno con otro, durante los tres minutos del tema. Todo ello configuró una puesta en escena fantástica que incluso, al final, alentó a los espectadores.

Puede gustar o no, pero el Everybody logró encandilar al público europeo, y ya desde el inicio de las votaciones, con Países Bajos abriendo plaza, les llegaron sus primeros 12 puntos, que luego serían revalidados por 8 países más: Lituania, Letonia, Turquía, Reino Unido, Eslovenia, Polonia, Malta y Grecia. Al final hubo recibido 198 puntos, resultando la ganadora de entre 23 participantes, siendo la primera vez que un país del este continental se hacía con el triunfo eurovisivo. Hoy en día sigue siendo uno de los temas más repudiados por los seguidores del certamen, pero es innegable que marcó el inicio del Festival de Eurovisión como espectáculo.




NÚMERO 3

Canción: Dile que la Quiero
Intérprete: David Civera
País: España
Lugar obtenido: 6to. Lugar



Curiosidades: Llega España en la edición de Copenhague'01 a su 41ª participación en Eurovisión, y lo hace de forma ininterrumpida, sin haber faltado a una sola edición desde que debutara en 1961, un récord en el que no lo supera ningún país. En la edición anterior, la de Estocolmo'00, había repetido Serafín Zubiri ocho años después, con un resultado peor que el de Malmo'92; fue 18º con el tema Colgado de un sueño. Alejandro Abad tampoco no tuvo suerte como cantante cuando representó a España en Eurovisión'94 con su propio tema Ella no es ella, pero su talento como compositor y productor lo ha convertido en uno de los de mayor éxito en el mercado discográfico latino. Dos canciones suyas ganaron el Festival de la OTI en 1993 y 1995 (Enamorarse y Eres mi debilidad; dos de los álbumes más vendidos al comenzar el nuevo siglo (Sueño su boca de Raúl y Lo haré por ti de Paulina Rubio) contenían composiciones suyas. Y su ojo para detectar nuevas voces no le falló cuando reparó en aquel muchacho de 17 años que en 1996 imitó a Enrique Iglesias en Lluvia de Estrellas (Antena 3) y que en 1997 actuó varias veces en Canciones de Nuestra Vida (TVE). Se llamaba David Civera (Teruel, Aragón, 1979) y para él escribió y compuso Dile que la quiero, canción con la que compitió con la mejor de las suertes en la preselección española para el festival de Eurovisión de 2001. Es un tema rítmico, bailable, pegadizo de eso que se ha dado en llamar latin pop o pop latino, una canción alegre y de puesta en escena vistosa cuyo contenido es casi lo de menos.

Sólo dos veces ha actuado España en el puesto 13º y las dos fueron consecutivas. A Serafín Zubiri en Estocolmo'00 no le dio suerte, a David Civera en Copenhague le fue bastante mejor. La delegación española actuó después de la irlandesa y delante de la francesa, en los comienzos de la segunda mitad de la gala. Vestido de negro, como en la final nacional, estuvo acompañado por un coro de tres voces femeninas (Belinda Sánchez, Eva Gomariz y Susana Ribalta) y por dos bailarinas ucranianas (Irina Grusza y Irina Riatchancheva) que se mantuvieron casi todo el tiempo bailando a su lado. El cantante defendió muy bien la canción, con derroche de voz, ritmo, baile, expresividad y simpatía.

Recibió puntos desde dieciséis países, destacando el 12 de Israel (televoto), el 8 de Grecia (jurado y televoto) y los 7 de Países Bajos y Portugal (ambos televoto). Faltaron votos de tres veteranos (Alemania, Malta y Dinamarca) y de tres de reciente incorporación (Rusia, Lituania, Croacia). En total sumó 76 puntos y ocupó la sexta posición, que nadie ha conseguido mejorar hasta la actualidad gracias a su vibrante y enérgica interpretación (sus tres sucesores, Rosa, Beth y Ramón, cosecharon más puntos, pero ocuparon puestos inferiores). La experiencia eurovisiva y el éxito de ventas y popularidad que trajo el álbum Dile que la quiero (400.000 copias) supusieron la consolidación de la carrera de David Civera, de 22 años entonces, probablemente el eurovisivo español más exitoso en el mercado de los últimos años. A finales de 2005 y hasta febrero de 2006 participa como concursante en el concurso de televisión "¡Mira quién baila!", del que resultó ganador.




NÚMERO 2

Canción: Never Ever Let You Go (Nunca jamás te dejaré ir)
Intérprete: Rollo King
País: Dinamarca
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: Dinamarca cumple 30 participaciones en el Festival al llegar la cita de Copenhague'01, precisamente la segunda que organiza la TV danesa tras haber conseguido su segunda victoria en la edición del año anterior en Estocolmo. Dinamarca, como Italia en 1991, cerró el desfile de canciones, tras el dúo griego Antique. La representación danesa corrió a cargo del popular dúo Rollo & King, formado en el 2000 por el rubio vocalista Søren Poppe (maestro de matemáticas y música) y el guitarrista Stefan Nielsen; para la ocasión se les unió una estudiante del Conservatorio a punto ya de graduarse llamada Signe Svendsen (que ya tenía experiencia en hacer los coros a varios artistas daneses, como el grupo Aqua) y el flautista Jarno Varsted. En el coro estaba por novena vez en la actuación danesa de Eurovisión la cantante Lei Moe.

Søren y Stefan venían trabajando juntos desde 1994 (se habían conocido en un colegio como profesores de música) y generalmente Søren escribía las letras y Stefan les ponía la música. En esta ocasión fue al revés: la canción con la que la ganaron la final danesa, Der står et billede af dig på mit bord, llevaba música de Søren y Stefan puso la letra en inglés que finalmente cantaron con el título de Never ever let you go, cuyo texto cuenta las nostalgias mutuas de dos enamorados que desean volver a estar juntos tras una ruptura; la versión original danesa describe la impaciente espera del enamorado ante el ordenador, anhelando que la persona amada se conecte al chat mientras contempla su foto en el escritorio.

La actuación comenzó con los tres integrantes masculinos en escena: Søren el vocalista, Stefan el guitarrista y Jarno el flautista, que no cesó de hacer sonar su armónica. Los recibió una cerrada ovación de los casi 40.000 espectadores del Parken Stadium de Copenhague, que se repitió, más entusiasta, cuando apareció la rubísima Signe cantando ya desde bastidores la segunda estrofa. Cerraron la gala con un número alegre, jovial y contagioso, incluyendo beso de Søren a Signe tras cantar ella la frase "oh baby, kiss me...", que fue muy recibido por el televoto europeo.

Cuando rindió cuentas el portavoz portugués, en mitad de las votaciones, Dinamarca se puso a la cabeza, pero los cuatro doces seguidos a Estonia desde Turquía, Reino Unido, Eslovenia y Polonia la apartaron del primer puesto. Finalmente quedó en segunda posición con 177 puntos. El palmarés de Dinamarca, con dos primeros puestos (1964 y 2000) y tres terceros (1957, 1988 y 1989) se completaba este año con el primer segundo puesto. Tras la experiencia eurovisiva el dúo se disolvió. Søren Poppe intentó iniciar carrera en solitario, pero no logró consolidarla.




NÚMERO 1

Canción: Die for You (Moriría por ti)
Intérprete: Antique
País: Grecia
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: Relativamente desconocidos en Grecia, Helena Paparizou y Nikos Panagiotidis llevaban dos años de éxito sin precedentes en Suecia, donde habían formado en 1999 el dúo Antique y donde habían publicado su primer disco y obtenido ventas y reconocimientos al más alto nivel gracias a una música que fundía el pop disco nórdico con las raíces griegas de ambos. La canción con la que ganaron el pasaporte para Copenhague, Die for you, se debe a la pareja de músicos Nikos Terzis y Antonis Pappas, los creadores del tema griego de 1995, Pia prosefji. Terzis había debutado en Eurovisión en 1993, como backing singer (teclados) de Keti Garbi, y volvería como compositor de la canción griega de 2004 (Shake it) y la bielorrusa de 2005 (Love me tonight). Como compositor y productor, Terzis está detrás de casi todos los discos de Sakis Rouvas.

Con las estrofas en griego y el estribillo en inglés, Die for you era la bienvenida al idioma inglés en la trayectoria de Grecia, así como el adiós temporal a la lengua griega, que no volvería hasta la edición de Oslo'10. La parte musical ofrece una lograda fusión del pop internacional y las raíces de folclore griego. El texto nos lleva una vez más a una intensa declaración de amor: Sólo tú, sólo tú / Todo lo demás es mentira / Sólo tu cálido abrazo / Me mantiene viva / Porque yo moriría por ti / Mírame a los ojos, verás que es verdad / Nunca te mentiría, de veras ...

La delegación griega fue la penúltima en salir al escenario del Parken Stadium, entre el maltés Fabrizio Faniello y los Rollo & King daneses. Junto a Helena, con una especie de mono blanco sin mangas y con la espalda al aire y con su larga melena morena, y junto a Nikos, de negro, sentado con su bouzouki, estuvieron en el escenario cuatro féminas como coristas (entre ellas, las suecas Jenny Petersson, Jeannet Olsson y Shirley Clamp, quien volvería tres veces en el coro sueco -2003, 2004 y 2005- y participará en varias ediciones del Melodifestivalen). Nikos dejó que el protagonismo escénico correspondiera a su compañera Helena, la cual bailó y se contoneó al son del bouzouki y contribuyó notablemente al mayor éxito de Grecia en Eurovisión hasta la fecha.

De las cinco canciones que ocuparon el top5, la griega fue la única que votaron todos los países. Naturalmente llegó el 12 de Suecia y, a falta del de Chipre, que no concursaba, les llegó el 12 de España. Grecia sumó al final de las votaciones 147 puntos, treinta menos que la segunda clasificada (la canción danesa) y cinco más que la cuarta (la francesa), con lo que batía sus records de puntos (94 en 1994) y de posición (5º en 1977 y 1994).


Fuente: Los artículos fueron tomados de aquí y de aquí.



Y ahora, para terminar, un Bonus con los PREMIOS EDÉN que nos hemos inventado para reconocer a lo más destacado de los artistas eurovisivos en las siguientes categorías, pasen y vean...

PremioYO, LA PEOR DE TODAS”: Islandia y Noruega (solo cosecharon 3 votos).






PremioLA CHICA DE ROSA” (o algún color que se le parezca): Alemania.




PremioCANCIÓN DE CUNA PARA UN CADÁVER” (aburridos, aburridos): Turquía y Noruega.





PremioBILLY ELLIOT” (al niño que quería bailar): España y Malta.





PremioSHOWGIRLS” (el encanto femenino en escena): Grecia.




PremioPEPI, LUCI, BOM Y OTRAS CHICAS DEL MONTÓN”: el trío femenino de Países Bajos.




PremioDIRTY DANCING” (por ese baile “caliente”): España y Grecia.





PremioLA TIENDITA DE LOS HORRORES” (¿por qué creen?): Lituania.





PremioMEMENTO / AMNESIA” (o “seguro que nadie se acuerda...”): Suecia, por el plagio.




PremioLES CHORISTES” (o cuando los chicos del coro te roban el show): Polonia y Lituania










PremioVESTIDA PARA MATAR” (si Barbara Dex viera esto…): Eslovenia y Reino Unido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada