sábado, 27 de abril de 2013

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XLIII)



2003

El XLVIII Festival de la Canción de Eurovisión tuvo lugar el 24 de mayo en la ciudad de Riga, en Letonia. La sede del festival fue el Skonto Hall, con 6.000 espectadores. El escenario estaba inspirado en un planeta, al que se le llamó el "planeta de la música". Como novedad, la denominada "green room", la estancia donde los artistas se sitúan para seguir los resultados, quedó a la vista del público al descubrirse el fondo del escenario antes de comenzar las votaciones.

Por segunda vez en la historia el programa estuvo conducido por una pareja de presentadores que ya habían participado con anterioridad en el festival. Y es que, en 1991, el Festival desde Roma fue dirigido por los ganadores italianos del certamen Toto Cutugno (1990) y Gigliola Cinquetti (1964). La pareja de presentadores letones fueron Marie N, ganadora el año anterior, y Renars Kaupers, del grupo Brainstorm, que representó a Letonia en el festival del año 2000.

Fue el último festival que se celebró en una única noche, a partir de 2004 y hasta 2007 se celebraba en dos noches y desde 2008 se celebra en tres. La lista de participantes de 2003 fue la última afectada por el sistema de relegaciones. En concreto seis países relegados en la edición de 2002 regresaron al concurso (Portugal, Irlanda, Islandia, Noruega, Países Bajos y Polonia), y a estos se le unió Ucrania, que participó por primera vez, terminando en el lugar decimocuarto.

Otra novedad fue la introducción en las votaciones de un marcador digital que ordenaba automáticamente la lista de los países participantes según los puntos que iban obteniendo.

Los favoritos para ganar el concurso en las apuestas de pago eran las rusas t.A.T.u. con Ne ver' ne boysia y la española Beth con Dime. El país ganador no se resolvió hasta la última votación, de hecho tres países (Turquía, Bélgica y Rusia) seguían teniendo posibilidades de victoria cuando el último país (Eslovenia) dio sus votos. Los tres países acabaron en una distancia de tres puntos. El Reino Unido (representado por el dúo Jemini y el tema pop Cry Baby) no obtuvo ningún punto por primera vez en su historia. Sertab Erener, la intérprete de Turquía fue la ganadora con la canción Everyway That I Can.

Revelaremos que a este Top se quedaron a un paso de entrar las canciones de Polonia, Israel, Suecia y Chipre.

Así que los once mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:


NÚMERO 11

Canción: Hello from Mars (Hola desde Marte)
Intérprete: F.L.Y.
País: Letonia
Lugar obtenido: 24to. Lugar



Curiosidades: Los integrantes del trío F.L.Y. constituido para la ocasión formaron su nombre con las iniciales del apellido de Martins Freimanis y de los nombres de Lauris Reiniks y Yana Kay. Los tres tenían carreras por separado y así las han continuado luego. Martins y Lauris son los autores de Hello from Mars, una rítmica balada con logrados golpes de efecto y una brillante conjunción de voces en la que el amor verdadero se presenta como un imposible (el día en que el cielo baje a la tierra); en la final nacional se impuso claramente a la canción que defendieron Fomins & Kleins (que sí lograrían la victoria el año siguiente).

El grupo anfitrión tenía una gran canción pop, un escenario futurista y espacial que le venía como anillo al dedo a su saludo desde Marte, pero los envidiosos países europeos no le perdonaron a Letonia haber logrado el triunfo el año pasado y cuando faltaban sólo cuatro portavoces, iban empatados con el dúo británico a cero puntos; para su suerte, el televoto de sus vecinos estonios les dio un 5 que les valió la antepenúltima plaza y la desaparición del humillante cero de su casilla. Acabada la primera década del nuevo siglo, Hello from Mars sigue ocupando lo más bajo del palmarés de Letonia, por debajo del 18º puesto de Arnis Mednis en 2001. Hay quien achaca el fracaso de Hello from Mars a una puesta en escena inesperadamente mediocre; desde luego, es cierto que la actuación previa (el grupo polaco Ich Troje) fue espléndida y contó con una magnífica realización, y la actuación posterior trajo un enorme estallido de originalidad que se aupó hasta el segundo puesto (los belgas y la gallega de Sanomi).



NÚMERO 10

Canción: Monts et Merveilles (La Luna y las Estrellas)
Intérprete: Louisa Baileche
País: Francia
Lugar obtenido: 18vo. Lugar



Curiosidades: La elección de los directivos de la cadena francesa recayó en la cantante, bailarina y actriz Louisa Baïleche (1977), una joven parisina de 26 años con experiencia en diversos géneros relacionados con el espectáculo y la interpretación pero desconocida del gran público. La canción seleccionada es una creación del compositor Hocine Hallaf, con quien Louisa Baïleche venía trabajando. Su título original recoge una locución francesa que viene a ser la española "el oro y el moro", es decir, se usa para ponderar el aprecio de algo o para censurar a alguien que pretende tener más de lo que le corresponde. En el contexto de la canción de Hallaf se refiere a las promesas que los enamorados se hacen cuando creen que su amor es eterno y que sólo el tiempo muestra que rozaban la utopía.

La actuación de Louisa Baïleche fue la decimonovena de la gala de Riga, entre el solista noruego y el trío polaco. En pantalla salió la imagen de Louisa subiendo al escenario del Skonto Hall, mientras la televisión letona daba paso al vídeo de presentación, que mostraba a Louisa sobre las playas letonas bailando, moviéndose entre el viento y hasta dando volteretas laterales con todo su acompañamiento en escena. Vestida de rojo fuerte y con el pelo suelto, lucía un aspecto sencillo, sin joyas ni aderezos, que será recordado por el aspecto desaliñado de su melena a partir de un momento de la actuación. Louisa ofreció una actuación muy sencilla, con su interpretación sentida y perfecta de una de las mejores letras del año, si no la más poética. Los aires norteafricanos de la canción se acentúan al final de la pieza, cuando uno de sus acompañantes toca una especie de bongos. Sin embargo el televoto europeo apenas reparó en la canción francesa. Sólo recibió 19 puntos de cuatro países, con el 8 del público bosnio como puntuación más destacada, que la dejaron en el puesto 18º. Louisa grabó la canción en italiano (Per parlare di noi) y en inglés (The moon and the stars).



NÚMERO 9

Canción: Više nisam tvoja (Nunca más seré tuya)
Intérprete: Claudia Beni
País: Croacia
Lugar obtenido: 15to. Lugar



Curiosidades: Više nisam tvoja supuso la primera de las cinco participaciones que suma hasta le fecha el músico croata Andrej Babić, uno de los más solicitados por televisiones de allende las fronteras. Entre sus participaciones eurovisivas destaca como compositor en 2008 de la música de la canción portuguesa Senhora do mar, que cantó en Belgrado Vânia Fernandes. Su primera creación para el Festival fue también su primera presencia en el escenario como corista de Claudia, coro en el que coincidió con Martina Majerle (la misma que años después representaría a Eslovenia con Quartissimo). A un texto bastante convencional sobre el fracaso amoroso (Hace mucho que me perdiste, mucho tiempo ya / Ya no soy tuya, y no soy la única / Que tiene que sufrir en el amor / Buena o mala, siempre seré sólo mía) le puso una partitura pegadiza y pegajosa que favorecía una atractiva puesta en escena, como atractiva era la intérprete, Claudia Beni, que además lució la imagen más sexy de la noche, con minifalda y minitop en blanco, rojo y negro. Su figura y sus movimientos al compás de la canción y de sus compañeros de escenario subieron la temperatura en el Skonto.

Claudia Beni nació el 30 de mayo de 1986, así que cumplió sus diecisiete años en la semana previa al festival. En 1999, con tan sólo doce años, participó por primera vez en el Dora; fue como integrante del grupo Teens con la canción Miris ljubavi que quedó 14ª de 24; con el mismo grupo y con otra canción de Babić (Hajde reci sto) compitió en el Dora de 2000, esta vez con mejor resultado (4º puesto de 26). La croata fue la octava delegación de la noche en Riga, entre las de Portugal y Chipre. A Claudia la acompañaron cinco coristas-bailarines (los antes mencionados más Ana Kabalin, Saša Hajdinić y Amira Hidić) que la ayudaron a desarrollar la misma coreografía con que habían ganado la final nacional. Fue un conjunto vistoso que no encontró demasiado apoyo en el televoto europeo. Sólo recibió 29 puntos de seis países (con el 8 esloveno como puntuación más elevada) y quedó en el 15º puesto. La canción tuvo tres versiones: la bilingüe del directo de Riga y las monolingües en serbocroata y en inglés (I can't be your lover).



NÚMERO 8

Canción: One More Night (Una Noche Más)
Intérprete: Esther Hart
País: Países Bajos
Lugar obtenido: 13er. Lugar



Curiosidades: La TV de los Países Bajos, que no pudo concursar en 2002 por la baja clasificación de Michele con Out on my own (18ª con 16 puntos) en el festival de Copenhague'01, vuelve a optar por la lengua inglesa para la edición de Riga, como viene haciendo hasta hoy. One more night, cuyos autores ya se habían estrenado en Eurovisión con el tema One good reason en 1999 (con la que guarda notables parecidos musicales), es una canción pop, convencional en cuanto a su enfoque del tema amoroso (no me dejes, sigue conmigo, otra noche, otro día más– viene a decir) con numerosas repeticiones del estribillo, que se beneficia de unos buenos arreglos y de unos eficaces coros.

Esther, que estaba a punto de cumplir 33 años, llevaba años en el mundo de la música como profesora de conservatorio y de una academia de rock; de su voz dicen que tiene timbre de mezzo-soprano de amplia gama, que le permite dar un toque muy especial a su repertorio pop, funk o soul. A ella le tocó abrir la segunda tanda de actuaciones en Riga (actuó en el 14º lugar, entre los representantes de Israel y Reino Unido) y lo hizo vestida de cuero dorado (algún cronista malicioso la comparó a una bola de árbol navideño) y acompañada por cuatro bailarines-cantantes nada uniformados. La interpretación de Esther Hart nos brindó una de las mejores voces de la noche, junto a la de la portuguesa Rita Guerra. Entre sus coristas estaban Roger Happel (acompañante de Edsilia en 1998) y Dedre Twiss (una de las tres coristas del grupo The Toppers en la semifinal de 2009). El televoto europeo dejó la canción holandesa en mitad de la tabla, en el puesto 13º, pero fue la interpretación más apreciada por los profesionales.



NÚMERO 7

Canción: Let's get happy (Seamos Felices)
Intérprete: Lou
País: Alemania
Lugar obtenido: 12do. Lugar



Curiosidades: El tema alemán es obra de los compositores Ralph Siegel y Bernd Meinunger, sin duda uno de los binomios más prolíficos en el festival, y de nuevo, son los auténticos protagonistas de Let's get happy, que Lou Hoffner (1963) interpretó en Riga. Quince colaboraciones han participado en Eurovisión, con canciones míticas como Dschinghis Khan, Papa pingouin, Theater, Johnny Blue, Ein bißchen Frieden, Wir geben 'ne Party o Reise nach Jerusalem han salido de su trabajo conjunto.

Alemania inauguró un trío de canciones que partían como amplias favoritas: Alemania, Rusia y España. La polémica que t.A.T.u. habían levantado por saber cómo iba a ser su puesta en escena salpicó de ansiedad la eficaz interpretación de Lou, previa al tsunami ruso, y de excesivo relajo, como cuando ya ha pasado la cresta de la ola, la actuación española. Quizás la elevada expectación por el dúo ruso rebajó la atención a la alegre canción germana, que quizás no destacaba por su originalidad, pero sí por su ritmo, su desparpajo y su brillante estribillo.

La actuación de Lou tuvo cierto toque ambiguo: la banda vestida a imitación de los colores del arcoíris, la imagen tan socialmente femenina como masculina de Lou, y frases ambiguas como let's be gay en una canción sin más intención que alegrar la fiesta. Los medios pronto se lanzaron a usar el incorrecto y manido adjetivo de "festivalera", partiendo como favorita, y recordando a Dana Internacional nuevamente como guiño a la comunidad gay. Unos tópicos que finalmente no cumplieron las expectativas de la delegación alemana. Un total de 53 puntos procedentes de trece países (destacando el 10 de Suecia y el 8 de Irlanda) dejaron la canción alemana en el puesto 11º, en empate con la irlandesa.



NÚMERO 6

Canción: We've got the world (El Mundo es Nuestro)
Intérprete: Mickey Joe Harte
País: Irlanda
Lugar obtenido: 11er. Lugar



Curiosidades: We've got the world es una balada up tempo creada por Martin Brannigan y Keith Molloy que refiere la importancia del ser amado como razón principal de la existencia (Pregúntame por qué / Giran el sol y la luna / Pregúntame por qué / Mis pies nunca tocan el suelo / La verdad es que / Tú me quitas la respiración). Brannigan es un músico muy prestigioso cuyas canciones han interpretado cantantes como Boyzone, B*witched, Westlife, Bryan Adams o Clannad, entre otros. Entre los cantantes de la selección nacional que no llegaron a la fase final estaban las jóvenes Sarah Brophy, Susan McGowan y Catriona McGinty, que tuvieron el honor de acompañar a Mickey Harte (1973) como coristas en la gala de mayo. Éste salió al escenario con traje oscuro y camiseta blanca y roja y con su guitarra verde, y las tres chicas mencionadas protagonizaron un sensual balanceo muy acompasado al ritmo de la canción. Harte cantó con profesionalidad y simpatía, con la emoción contenida a duras penas por la muerte de su padre pocos días antes del festival. Doce países votaron la canción irlandesa, destacando el 12 británico y los 8 portugués y chipriota. Con un total de 53 puntos empató en el puesto undécimo con la canción alemana (ésta no recibió ningún 12), un resultado suficiente para participar como finalista en la edición de Estambul, al haber quedado un miembro del big4 (España) entre los diez primeros. La canción fue número uno en las listas de su país (llegó a ser disco de platino).



NÚMERO 5

Canción: Dime
Intérprete: Beth
País: España
Lugar obtenido: 8vo. Lugar



Curiosidades: Tras las catorce galas de la segunda edición de Operación Triunfo, que desembocaron en el triunfo de Ainhoa Cantalapiedra por delante de Manuel Carrasco y de Beth Rodergas, TVE organizó el 10 de febrero la gala de elección de la canción para el festival de Riga, con los tres primeros clasificados del concurso como intérpretes. Cada uno de ellos defendió tres temas; que fueron siendo eliminados por el televoto y jurado, hasta que finalmente se anunció el resultado, que dejó fuera de Eurovisión a la ganadora de OT al darle la victoria al tema de la tercera clasificada, Beth Rodergas (Suria, 1981).

Dime es un tema creado por el dúo Andermay, esto es, Jesús María Pérez y Amaya Martínez, una pareja de vizcaínos que se han mantenido como intérpretes entre los años 2000 y 2009, año en que anunciaron su dedicación sólo a la composición y a la producción. Los Andermay compusieron una canción muy pegadiza, de filiación latino-pop con rasgueo de guitarra española y con sonidos discotequeros internacionales, sobre un texto que refiere el deseo de la vuelta tras la ruptura amorosa (Dime qué es lo que puedo hacer / Cómo te puedo tener en mi vida / Vamos a olvidar el ayer / Y a comenzar otra vez, sin mentiras).

En los meses que precedieron al festival Beth tuvo una actividad frenética de preparación, ensayos, rodaje del clip promocional (una postal turística con los monumentos más emblemáticos de Barcelona), ruedas de prensa, etc. En cierta entrevista declaró que Dime era la canción que menos le gustaba de las tres que interpretó, pero que estaba trabajando por hacerla suya. Sin embargo, en la mayoría de los charts y encuestas de páginas webs europeas se consolidó como una de las máximas favoritas de la edición.

La noche del 24 de mayo Beth apareció en el escenario del Skonto de Riga acompañada por tres chicas (Brigitte Hernández, Judith Del Monte y Vanessa Guillén) y dos chicos (Jesús Caramel y Toni Rodríguez) que pusieron en escena una coreografía muy elaborada de impactante efecto visual (en las antípodas de la improvisación del año anterior). Todos iban de blanco, aunque las camisetas de los chicos eran plateadas. Beth lucía unos pantalones de piel blanca y un top realizado con más de 250 metros de hilo metálico (con 56 horas de trabajo multiplicadas por las cinco personas que lo tejieron) y que se pegaba a su piel de forma muy sexy, dejando el vientre descubierto; las rastas de su pelo las había recogida en artística coleta. Les falló la interpretación vocal: tanto la solista como las coristas tuvieron problemas de afinación y de acople de sus voces.

El resultado trajo una nueva decepción para los seguidores españoles. Un puesto por debajo del conseguido por Rosa el año anterior no lo imaginaba casi nadie, considerando que era mejor canción y que en todas partes la daban favorita. Un total de 81 puntos llegados de trece países (con los 12 de Portugal e Israel y el 10 de Bélgica como puntuaciones más elevadas) dejaron la canción española en el 8º puesto en empate con la islandesa. Un par de meses antes del festival, Beth había declarado que no era el mejor momento para representar a España; tal vez por el apoyo de su gobierno a la guerra emprendida por Estados Unidos contra Irak. Tras el certamen dijo que posiblemente mucha gente vote por razones extramusicales, lo cual también podría explicar en parte el cero de los representantes del Reino Unido. No obstante, el octavo puesto de Beth no ha sido superado hasta el momento.



NÚMERO 4

Canción: Ne ver', ne boysia (No creas, no temas)
Intérprete: t.A.T.u.
País: Rusia
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: Yulia Olegovna Volkova y Elena Sergeevna Katina son las dos integrantes del más controvertido dúo femenino que ha pasado por el Festival. Su primer sencillo (All the things she said), publicado en el año 2000, había causado furor en muchos países y llegó a colocarse número 1 en países como Australia y Reino Unido, donde nunca un intérprete ruso había logrado tal honor. La canción refería los sueños homoeróticos de una adolescente y creó una especie de marca de la casa para la posteridad. Por si fuera poco, en febrero de 2003 se divulgó la noticia de que Yulia había sufrido un aborto en una clínica de Moscú. Además, las dos chicas rusas o más bien los promotores de su equipo de imagen, habían preparado el terreno para la publicidad y la polémica desde mucho antes de la noche del 24 de mayo: renuncias a cantar en directo en los ensayos (pretextando problemas vocales de una de ellas), amenazas de escenas fuertes en escena (desnudos, erotismo lésbico), desplantes y broncas en las ruedas de prensa. Por si acaso la TV letona tenía preparado el vídeo de los ensayos.

Rusia, que participaba por séptima vez ya en el Festival, contaba con el segundo puesto de Alsou en 2000 y miraba esta ocasión como idónea para conseguir la primera victoria. Los medios de toda Europa hablaban de la presencia de las t.A.T.u. en Eurovisión. El clip promocional que divulgaron las televisiones del continente mostraba a las cantantes en actitudes, cuando menos, de jugueteo lésbico. Parecía que todo importaba menos la canción, de la cual apenas se hablaba.

Ne ver', ne boisia es un tema rock internacional cantado en ruso cuya letra y arreglos resultan bastante más interesantes que toda la parafernalia que la rodeó. El texto del conocido músico australiano Mars Lasar está inspirado en el lema carcelario ruso "No confíes, no temas, no pidas" convertido en una suerte de eslogan para la vida contemporánea. La música la puso Valeriy Polienko, responsable del primer éxito internacional del dúo ruso citado más arriba.

Desde el primer momento el tema se divulgó en ruso y sin versión inglesa. Hay que recordar que las canciones rusas de los tres años anteriores habían sido interpretadas en inglés. Cuando al fin les llegó la hora de cantar Ne ver', ne boisia en el Skonto Hall de Riga, nada estuvo fuera de control y nada de lo temido ocurrió: con sus vaqueros y sus camisetas blancas con un gran número 1 en negro, las t.A.T.u. cantaron, desafinaron, deambularon por el escenario, se cogieron de la mano, se arrodillaron y se dieron un tímido beso; su meditada rebeldía provocó entusiasmos, indiferencias y rechazos. Con una iluminación sin colorines, con predominio de tonos oscuros, las rusas contaron en escena con tres de sus músicos habituales, que son Troy MacCubbin (guitarra), Sven Martin (teclados) y Steve Wilson (batería).

La victoria se les escapó por muy poco: ganó Turquía, seguida de Bélgica a dos puntos y un punto más abajo quedaron ellas, en la votación más ajustada de los últimos años. Sus 164 puntos procedían de 23 países, destacando cinco 12 (de Croacia, Ucrania, Letonia, Estonia y Eslovenia), cuatro 10 (Turquía, Chipre, Israel y Grecia) y dos 8 (Austria y Alemania); no las votaron ni Irlanda ni el Reino Unido. El resultado fue impugnado por la cadena rusa, alegando que la votación de Irlanda era de un jurado que había emitido sus votos tras ver vídeos de los ensayos y no del televoto nacional. Días después la UER desestimó la alegación y la ÉRT irlandesa anunciaba que con el televoto, que no pudo validarse por fallos técnicos, la canción rusa también se habría quedado sin puntos desde Irlanda.



NÚMERO 3

Canción: Open your heart (Abre tu Corazón)
Intérprete: Birgitta Haukdal
País: Islandia
Lugar obtenido: 8vo. Lugar



Curiosidades: Birgitta Haukdal Brynjarsdóttir nació en julio de 170 en la pequeña localidad de Húsavík, en la costa norte de Islandia. En 1999 entró a formar parte del grupo Írafár como vocalista, dando comienzo así a su carrera musical. Después de varios sencillos, la banda publicó en 2002 el álbum Allt sem ég sé, que llegó a ser disco de platino. Su gran año fue 2003, cuando, además de la representación de su país en Eurovisión, recibió el premio a la mejor intérprete del año en su país. Su primer intento por ir a Eurovisión fue en 2001, pero le salió bastante regular: quedó en penúltimo lugar de ocho candidatos cantando a dúo con el eurovisivo Eyjólfur Kristjánsson (Eyfi, 1991) el tema Aftur heim. Después de su triunfo en la final de 2003, llegarían otros dos intentos, los años 2006 (4ª con la canción Mynd af þér) y 2008 (quedó fuera del top3 con el tema Núna veit ég que defendió en dúo con Magni Ásgeirsson).

Segðu mér allt, que se transformó para Riga en Open your heart, la cuarta canción en inglés de la TV islandesa, tiene un texto escrito por la propia intérprete en colaboración con S. I. Baldvinsson, coautor también de la letra de All out of luck (1999) y escritor de reconocido prestigio en su país. Es un hermoso y sencillo canto a la amistad y a la sinceridad en el amor (Abre tu corazón, muéstrame tu dolor / También forma parte de ti / Cuéntame tus sueños, tus esperanzas, tus temores / Basta que me abras los latidos de tu corazón / Tiéndeme la mano, estoy a tu lado). La música la compuso Hallgrímur Óskarsson.

A Islandia le correspondió el honor de abrir la gala de la última edición sin semifinales del Festival y la que es hasta la fecha la más numerosa, con veintiséis participantes (ya lo había hecho en el festival de Dublín'88). Birgitta salió con top y pantalones en color blanco y con su larga melena recogida hacia atrás con una gran flor, blanca también, en la parte derecha. La acompañaron los músicos Vignir Snær Vigfusson (guitarra), Herbert Viðarsson (guitarra) y Jóhann Bachman Ólafsson (batería) y un coro de dos voces femeninas (la mencionada Regína Ósk y Margrét Eir). Fue una actuación marcada por la sonrisa y el optimismo contagioso de Birgitta. Dieciséis de los veinticinco países incluyeron la canción islandesa entre sus diez favoritas, con los 12 de Malta y Noruega y el 8 de Turquía como máximas puntuaciones. Con un total de 81 puntos, compartió el 8º puesto con la canción de España. Era el cuarto mejor resultado de la TV islandesa y al final de la década sólo sería superado por el 2º puesto de 2009.



NÚMERO 2

Canción: Sanomi
Intérprete: Urban Trad
País: Bélgica
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: No cabe duda de que una de las grandes sorpresas que deparó el resultado del festival de Riga'03 fue la excelente clasificación de Bélgica, un segundo puesto a sólo dos puntos de la recién estrenada en lo más alto del palmarés, Turquía. Máxime, cuando los belgas sólo habían entrado una vez en el top10 desde su único triunfo en 1986 (fue en Birmingham'98 con Melanie Cohl y Dis oui, que acabó en sexta posición).

En la cita de Riga cumple Bélgica su 45ª participación en el Festival. Para ello, la RTBF decidió prescindir de selección pública televisada y procedió con designación interna de intérprete y canción. Ésta recayó en el grupo Urban Trad, una banda fundada hacía tres años por el músico Yves Barbieux que se caracterizaba por hacer una música de inspiración tradicional (folk más new age) apta para todos los públicos y que había conseguido un gran éxito con su primer álbum (One-o-four), el cual animó al creador a hacer de Urban Trad un grupo visible en conciertos y no sólo de estudio. El mismo Yves Barbieux escribe y compone Sanomi, cuya letra se desarrolla en un idioma inventado (para darle más universalidad, dice él) y su música refleja todas las características de la banda: instrumentación tradicional y una agradable y pegadiza melodía.

Unas semanas antes del festival saltó a los medios la información difundida desde la productora Universal Music (que tenía los derechos del grupo) de que una de las vocalistas había sido excluida por su participación en actos neozazis (en agosto de 1996, en un homenaje en Amberes al líder nazi Rudolf Hess) con el fin de no dañar la imagen del país. Su puesto como vocalista principal sería ocupado por Verónica Codesal, nacida en Bélgica de padres gallegos.

Emparedado entre las actuaciones de los dos últimos ganadores (entre Letonia y Estonia), el grupo belga sale al escenario del Skonto en el 22º lugar de la gala. De todos los miembros del grupo, los seis que actúan son las vocalistas Verónica Codesal y Marie-Sophie Talbot y los músicos Yves Barbieux (gaita), Didier Laloy (acordeón), Dirk Naessens (violín) y Cédric Waterschoot (bajo). Entre todos brindan al público y a los teleespectadores una de las actuaciones más vistosas de la gala, con las dos vocalistas confiriendo a su lenguaje imaginario un apoyo gestual muy expresivo, y sin complicadas coreografías, que dejó muy buen sabor de boca en quienes estaban a punto de votar. Excepto desde Malta, Croacia y Suecia, a Sanomi le llegaron puntos de todos los países y con un total de 165 le pisó los talones al Everyway that I can de Sertab Erener, para quedar finalmente en segunda posición.


NÚMERO 1

Canción: Everyway That I Can (De cualquier modo que pueda)
Intérprete: Sertab Erener
País: Turquía
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: La hazaña turca acaeció en las bodas de plata de la TRT con el Festival, pues la de Riga era su 25ª participación. Hasta entonces había acumulado pésimos resultados (ya el año de su debut, 1975, fue farolillo rojo), con sólo dos ocasiones entre los nueve primeros (9º en 1986 y 3º en 1997). Al comenzar la temporada de las preselecciones europeas de cara a Riga'03, la TRT, que era de las pocas cadenas que mantenía año a año su selección pública, informó que por primera vez se iba a proceder con designación interna de intérprete y canción, tal vez por el hecho de que las canciones de los tres años precedentes no habían logrado los resultados esperados pese a haber sido interpretadas en turco y en inglés. La decisión no pudo tener mejores consecuencias.

La cantante que aceptó la invitación de la cadena turca era una veterana profesional de la música de 38 años de edad y con seis álbumes en el mercado. Se trataba de Sertab Erener (Estambul, 1964), quien, por cierto, había mostrado interés en el Festival unos cuantos años atrás, como prueba su participación en las finales nacionales de 1989 y 1990. En la selección de 1989 contaba con 24 años y compitió con el nombre de Sertab Altin y en compañía del grupo Klips; con la canción Hasret quedaron terceros. En la de 1990, ya como Sertab Erener, fue 6ª entre 15 con la canción Sen benimlesin.

La canción fue compuesta por la propia intérprete en colaboración con Demir Demirkan, que era el autor de la letra, y con los arreglos de Ozan Çolakoğlu. Everyway that I can no fue inicialmente bien recibida en el país; demasiado racial, opinaban unos; demasiado pop, decían otros, y además, cantada íntegramente en inglés sin una sola palabra en turco. Tampoco en Riga partía como favorita. Un texto sobre la fuerza para mantener la relación amorosa (Acércate y dime lo que no encuentras aquí / Quiero darte todo lo que echabas de menos / Si te dejas llevar y me dejas amarte / Con todos mis medios / Intentaré que vuelvas a amarme) sirve de soporte verbal a una mezcla de ritmos autóctonos y música pop actual.

Tras la delegación irlandesa y antes de la maltesa, en el cuarto puesto del desfile de canciones, llegó el turno a Turquía, que sorprendió desde el primer instante y fue objeto de una explosiva acogida. La canción fue retocada para el festival, con el fin de hacerla más apropiada para la aguda voz de Sertab y más vistosa para el público y los teleespectadores al incluir unos bailes basados en la danza del vientre. Con sus cuatro bailarinas y una espectacular coreografía que dio un nuevo sentido al uso de los velos, la interpretación enérgica, entregada y hasta rabiosa (a tono con el mensaje de la canción) de Sertab no tuvo respiro.

Las votaciones fueron ajustadísimas hasta el mismo final. Antes de que diera sus votos el último país, Eslovenia, iba ganando Bélgica con 162 puntos, le seguían Turquía con 157 y Rusia con 152. Cualquiera de los tres podía ganar. El televoto esloveno dio sólo un 3 a la canción belga (sería segunda con 165), un 10 a la turca (subiría a lo más alto de la tabla con 167) y un 12 a Rusia (que sería tercera con 164). Turquía conseguía así su primer triunfo en Eurovisión, con puntos desde toda Europa excepto de Irlanda, Rusia, Letonia y Estonia. Everyway that I can fue un gran éxito en varios países (fue disco de platino en Grecia) y tuvo versión bilingüe anglo-turca titulada Sen üzülme diye. Recientemente ha sido versionada por los islandeses Euroband & Selma.


Fuente: Los artículos fueron tomados de aquí y de aquí.


Bonus: PREMIOS EDÉN a lo más destacado de los artistas eurovisivos en las siguientes categorías:


Premio “YO, LA PEOR DE TODAS”: Reino Unido (su primer 0 Points)



Premio “DIRTY DANCING” (el baile “caliente”): Croacia



Premio “SHOWGIRLS” (verdadero espectáculo femenino en el escenario): Turquía, Croacia, Rusia





Premio “LA COSA MÁS DULCE” (a la canción más cursi): Malta



Premio “MY FAIR LADY” (encantadora y bella): las chicas de Islandia y Países Bajos




Premio “VESTIDA PARA MATAR” (si Barbara Dex viera esto…):  la dominatrix de Grecia y las garras de Bosnia-Herzegovina.




Premio “LA CHICA DE ROSA” (o cualquier otro color que se le parezca): al trio femenino de Eslovenia.



Premio “LA TIENDITA DE LOS HORRORES” (a la delegación más freaky): Austria.



Premio “MEMENTO/AMNESIA”: Irlanda (o seguro que nadie nota que mi canción es parecida a la ganadora danesa del año 2000)



Premio Especial “ORGULLO Y PREJUICIO” (al tema más gay de Festival): la delegación de Alemania.



Premio Especial “AL SERVICIO DE LAS DAMAS” (chulería mediterránea): Chipre.



Premio Especial “UNA SERIE DE EVENTOS DESAFORTUNADOS”: a los imparables gallos de Beth, la representante de España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada