sábado, 13 de abril de 2013

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XLII)


2002

El XLVII Festival de la Canción de Eurovisión se celebró el 25 de mayo de 2002, en el complejo Saku Surhall de Tallin, Estonia. Los presentadores fueron la cantante Annely Peebo y el actor Marko Matvere. El pabellón y escenario de Tallín, pese a albergar a unos 5.000 espectadores, se quedaba lejos de la capacidad de las dos últimas sedes en Estocolmo y Copenhague. Fue el primer festival celebrado en uno de los países de Europa Oriental incorporados al certamen a partir de los años 90. Las tarjetas de este año 2002 estaban basadas en cuentos infantiles y al final llevaban una leyenda sobre las virtudes de la población estona.
 
En 2002, la Unión Europea de Radiodifusión volvió al sistema simple usado en 1994 y 1995 para determinar qué países participarían en el concurso. Los países con menos puntuación (sin contar Francia, Alemania, España y el Reino Unido, que formaban el Big Four) del año anterior fueron excluidos, omitiendo tantos países como fuera necesario para reducir el número de participantes a 24. Por tanto se clasificaron los 17 primeros clasificados de la edición de 2001 y siete países fueron relegados. En principio a Portugal le correspondía una plaza, pero Portugal declinó participar por problemas internos, y fueron sustituidos por Letonia, que acabaría ganando el concurso. Marie N fue la ganadora de este Festival, con la canción I wanna, desbancando a las máximas favoritas, Afro-Dite (Suecia) y Corinna May (Alemania).
 
Entre los 24 intérpretes sólo uno de ellos era repetidor (uno de los integrantes del grupo chipriota One, Constantinos Christoforou, había participado por Chipre en 1996 y luego volvería en 2005).
 
Esta edición tuvo una audiencia según la UER y televisión estona de 166 millones de espectadores, alcanzando los mayores índices en Malta (con más de un 90% de seguimiento), Suecia y España. En este último país, además, se convirtió en el espacio más visto desde que existían las estadísticas de audiencia, creando gracias al concurso de selección, Operación Triunfo, un gran eco informativo y fenómeno de masas en España alrededor de Rosa López y su Europe's living a celebration, quien pasó como "un huracán" de ilusiones por Tallin adjudicándose finalmente la 7ª posición, y quien significó el renacer del festival en la nación ibérica.
 
Revelaremos que a este Top se quedaron a un paso de entrar las canciones de Austria, Dinamarca, Bosnia & Herzegovina, Bélgica y ARY Macedonia.

Así que los diez mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:


NÚMERO 11

Canción: S.A.G.A.P.O. (T.E.A.M.O.)
Intérprete: Michalis Rakintzis
País: Grecia
Lugar obtenido: 17mo. Lugar



Curiosidades: Michalis Rakintzis es un cantante griego nacido el 3 de abril de 1961 en Atenas. Estudió Ingeniería Mecánica en Gran Bretaña. En los años ochenta formó parte del grupo de rock más famoso de Grecia por aquella época, Scraptown, llevados por el productor americano Robin Hemingway. Cuando el grupo se separó, Michalis empezó su carrera en solitario, teniendo en 1987 todo un éxito con Moro mou faltso. Luego de obtener el triunfo en la final nacional, Rakintzis tuvo el boleto eurovisivo con la encomienda de superar o al menos igualar el éxito conquistado por el dúo Antique en Copenhague el año anterior, pues habían obtenido el 3er puesto, la mejor clasificación de Grecia en su historia eurovisiva.

En Tallín’02, Michalis Rakintzis salió al escenario acompañado de cuatro compañeros, tres que se encargaban de guitarras y teclados y otro a la batería. Todos ellos lucían unos trajes negros como de estilo futurista y que les daba un aspecto marcial que fue muy comentado. La fuerza de la canción la llevaba en todo momento Michalis mientras que los compañeros le apoyaban vocalmente, repitiendo con cierta insistencia las sílabas finales de algunas partes de la canción, todo adornado en ciertos momentos con una muy simple coreografía que ayudaba aún más a darles ese aspecto marcial del que se hablaba. Sin embargo, la propuesta no convenció a los votantes de Europa. Cuando iniciaron los votos, Chipre, el primer país en votar, les concedió sus 12 puntos, pero luego solo llegó 1 punto de Croacia, un 8 de Rusia y hasta casi el final un 6 de Rumania. Con 27 puntos ocuparon el lugar 17 de 24 países participantes. Al año siguiente, nuevamente llegaría otra posición igual pero a partir del 2004 Grecia vivirá los mejores años de su participación en el Festival siempre dentro del TOP 10 y un triunfo, hasta el 2012, por supuesto, donde volvió a ocupar la decimoséptima posición.



NÚMERO 10

Canción: Samo Ljubezen (Solo Amor)
Intérprete: Sestre
País: Eslovenia
Lugar obtenido: 14to. Lugar



Curiosidades: Después de obtener sus mejores resultados en 1995 y 2001 (el séptimo lugar), la televisión eslava organizó otra final nacional en la que ganaron, por un solo punto de diferencia con la segunda clasificada, el grupo Sestre (Hermanas), integrado por un trío de jóvenes hombres travestidos. La polémica nacional comenzó. Eslovenia es un país predominantemente católico, por lo que aparentemente la RTSLO quiso revocar la opción del grupo para evitar que acudieran al Festival. Rápidamente los grupos activistas desplegaron una bandera arcoíris masiva delante de la oficina central de la Televisión pública. Otros optaron por marchar por las calles haciendo un llamamiento a las personalidades políticas. Tanto que la controversia se intensificó en todo el país. Los representantes de varias ONG’s hicieron ver al público internacional el nivel de intolerancia manifiesta que existía en Eslovenia. Además destacaron que no se criticaba al tema escogido, sino al aspecto que presentaban sus intérpretes. Según las encuestas, el 51.4 % de los eslovenos sentía que un grupo de travestidos no debería representarlos en Eurovisión.

Por la cobertura de los medios de comunicación, la controversia llegó hasta el Parlamento Europeo. Después de la propuesta contra una nueva votación en el EMA 2002, el Parlamento expresó su preocupación, a principios de marzo, sobre la posible violación en Eslovenia de los derechos a minorías sexuales. Aseguraron que este respeto era un requisito previo para la entrada en la Unión Europea. Por lo tanto la imagen de Eslovenia en Europa estaba quedando muy dañada. Esto llevó a la RTSLO a anunciar que no descalificaría a Sestre y que el trio de travestis acudiría en mayo a Tallín para defender al país en el Festival de Eurovisión.

Después de todo, la polémica y lo diferente de su aspecto provocaron que Sestre fuera uno de los participantes en el certamen que más atención centró desde su desembarco en Tallín. En la gala, les tocó actuar en el puesto 22, justo antes de Letonia, representada por Marie N que también salió disfrazada de hombre y cuya puesta en escena le otorgaría el triunfo del Festival. Sestre se presentó al igual que en la final nacional con uniformes de azafata y los labios pintados de carmesí. Daphne (Srecko Blas), Marlena (Tomaz Mihelic) y Emperatrizz (Damian Levec) realizaron una divertida aunque estática coreografía que llenó tres minutos de canción. Miss Marlena fue quien llevó el peso de la letra, y las otras dos chicas se limitaron a hacer otras voces y movimientos sugerentes. Las máximas puntuaciones que conquistaron fue el 8 dado por Rusia y el 7 de Croacia, así que con bajos puntos de otros 6 países acabaron en la decimocuarta posición, mientras que el año pasado la representante de su país había llegado al séptimo lugar.



NÚMERO 9

Canción: Addicted to you (Adicta a ti)
Intérprete: Laura Voutilainen
País: Finlandia
Lugar obtenido: 20mo. Lugar



Curiosidades: Finlandia había estado ausente en la cita de 2001 en Copenhague debido a la baja puntuación el año anterior de Nina Astrom, con la que volvió el inglés a las interpretaciones finlandesas después de 26 años (la última había sido la de Fredi & The Friends en 1976). Laura Voutilainen nació el 17 de Mayo de 1975 en la ciudad de Jyväskylä, situada en el centro de Finlandia. En los créditos de Tallin, Laura apareció sin su apellido, actuó en la posición número 13, justo después del grupo sueco Afro-Dite y del intermedio (donde los presentadores cantaron sobre el amor) y antes de la representante danesa Malene, que acabaría última. La canción había contado con un logrado clip de promoción, rodado en el interior de un local de copas nocturno donde todos terminan bailando. Vestida con pantalón y peinada a lo garçon, Laura cantó bien, con buena voz (un poco emocionada al final) y bailando y recorriendo todo el escenario buscando las cámaras (se notaba que las dominaba). Mereció el premio de interpretación del festival. Le acompañaba un coro de cuatro voces mixtas, tres femeninas y una masculina (Gary Revell Jr). Pese a todo, la canción no fue muy votada, aparte de los 10 puntos de Suecia sólo recibió puntuaciones bajas de otros cinco países, y Finlandia fue eliminada para el año siguiente.



NÚMERO 8

Canción: Europe's Living a Celebration (Europa Está Viviendo una Celebración)
Intérprete: Rosa
País: España
Lugar obtenido: 7mo. Lugar



Curiosidades: Las ganadora del primer Operación Triunfo de España, Rosa López (1981), fue la representante eurovisiva de este año, teniendo como coro a 3 de los compañeros que habían llegado a la final del programa con ella: David Bisbal, David Bustamante y Chenoa, acompañados de otros dos que se quedaron en el camino, Gisela y Geno. A los primeros el éxito y la fama internacional les llegarían mucho más fuertes y duraderos que a la propia Rosa. Sin embargo, a principios del 2002 no se hablaba de otra cosa en España que no fuera la representación hispana en Eurovisión. Dos compositores de la discográfica Vale Música, los hermanos Toni y Xasqui Ten, fueron los encargados de escribir y componer Europe's living a celebration, una canción donde importaba mucho más el ritmo pegadizo de himno que una letra plagada de sentido figurado que ha dado lugar a varias interpretaciones, entre ellas, la de referirse al propio festival y a la construcción política de Europa, nada menos.

A partir de entonces TVE trató de que el arrollador éxito del concurso OT contagiara a Europa y de que la popularidad de Rosa llegara a muchos rincones antes del festival. Durante las semanas previas, la cadena pública emitió crónicas de los ensayos, de las fiestas, de los problemas de voz de la cantante, cuyas repentina e inoportunas afonías nos ponían el alma en vilo. Llegó el 25 de mayo y TVE rompió todos los récords. El festival de Eurovisión consiguió una audiencia enorme, el momento más visto de la historia de la televisión en España, desde que existían las televisiones privadas (1990) y también desde que existían el barómetro de audiencias (1993); además fue el programa de televisión más visto en España hasta la celebración de la final de la Eurocopa 2008.

La delegación española, con Rosa vestida de negro y sus cinco acompañantes de rojo y negro, fue la quinta en salir al escenario del Saku Suurhall de Tallin, entre las delegaciones griega y croata. Poty, el coreógrafo de OT, les pergeñó una coreografía con más espontaneidad que movimientos complicados. En fin, Rosa cumplió, sin olvidos de letra ni fallos vocales, pero no deslumbró ni dejó asomar todo el potencial de su voz, cosa que tampoco le permitía la canción. Tres países (Suiza, Bélgica y Francia) le dieron el 12, con lo que Rosa se acercó al récord de Betty Missiego en 1979 (cuatro doces) y con los puntos acumulados de otros ocho países, sumó 81 y se colocó en el 7º puesto, uno por debajo del conseguido por David Civera el año anterior (con 76 puntos), los mismos puntos que sumaría Beth el año siguiente (aunque ella quedó 8ª) y seis menos que los que obtuvo Ramón en 2004 (aunque fue 10º). A la vista de lo sucedido con las representaciones españolas del último lustro, donde la palabra decepción se queda corta, aquellos resultados de los chicos y chicas salidos de OT parecen, cuando menos, envidiables.



NÚMERO 7

Canción: Never let it go (Nunca te dejaré ir)
Intérprete: Afro-dite
País: Suecia
Lugar obtenido: 8vo. Lugar



Curiosidades: Las tres chicas de Afro-Dite ganaron el Melodi de su país con su canción Never let it go, escrita y compuesta por el músico natural de Barcelona Marcos Úbeda. Era un trío femenino nada usual por aquellos lares: Resulta que una de sus integrantes, Gladys del Pilar, había nacido en 1967 en Ecuador, fue adoptada por un matrimonio sueco a la edad de siete años, lo cual hizo que fuese a vivir a Suecia. Las otras dos eran suecas de nacimiento, Kayo, nacida en 1964 en y Blossom Tainton, nacida en 1962; esta última es la mayor del grupo. Ha trabajado muchos años en el campo de la música en su país, cantando y bailando en conciertos, espectáculos y musicales. Además es conocida por ser preparador físico de muchos famosos.

Tras proclamarse ganadoras del Melodi y convertidas por lo tanto en las representantes de Suecia en el Festival de Eurovisión de Tallin, comenzaron a promocionar su tema por toda Europa. En los días previos al festival, las Afro-dite se colocaron a la cabeza de todas las apuestas, junto con la canciones alemana y española. Never let it go es un tema pop muy pegadizo y bailable que invita a disfrutar la diversión nocturna en una discoteca y cuyo título es casi homónimo de las canciones griega de 2003 y rusa de 2006 (Never let you go). Les tocó actuar en el puesto 12º, después de la suiza Francine Jordi y antes de la finlandesa Laura. Salieron con unos trajes de brillos plateados similares a los que habían lucido en la final del Melodi. Pero, si allí se comieron el escenario con una actuación llena de fuerza, en Tallin se toparon con sus enemigos los nervios y más de un gallo les impidió repetir la excelente interpretación de la final nacional. Les acompañó un coro de tres voces mixtas, Micke Blomqvist (que repetiría con el mismo cometido los años 2003, 2004 y 2008), Therese Löf (corista también de Carola en 2006) y Emma Holmberg. Sumaron 72 puntos (con el 12 de Bosnia-Herzegovina y los 10 de Dinamarca y Lituania) que les valieron la 8ª plaza, justo por debajo de España.



NÚMERO 6

Canción: Runaway (Huye)
Intérprete: Sahlene
País: Estonia
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: El país ganador del año anterior, llega al Festival de 2002 como TV anfitriona y con una cantante y una canción que muchos consideraban destinada al éxito. Runaway, dice la leyenda eurovisiva, estaba compuesta para Ines, la representante estonia del año 2000, pero en el último momento ésta decidió no presentarse (hecho que no aparece en ninguna web, así que podría considerarse como una leyenda más de Eurovisión) y la canción pasó a manos de Sahlene (Anna Cecilia Sahlin, 1976), una cantante con gran experiencia en el campo eurovisivo, ya que en 1999 había sido corista de Charlotte Nilsson con Take me to your Heaven y, un año después, de la maltesa Claudette con su tema Desire.

Sahlene subió al escenario luego de la actuación de los Prime Minister rusos. Con los primeros acordes de las guitarras eléctricas, Sahlene cruzó la plataforma en forma de lengua que se metía entre el público para situarse justo en el final de ésta. Mientras Ira Losco, Karolina o la ganadora Marie N incluyeron cambios de vestuario o diversos trucos para ornamentar sus actuaciones, Sahlene simplemente se mantuvo parada en el mismo lugar jugando con las cámaras, mientras el público a su alrededor agitaba sus banderas y coreaba su canción. Aplaudió, sonrió varias veces y, en un momento en que la cámara la enfocó desde atrás, saluda al público, todo sobre un escenario en tonalidades azules y estrellas a las cuales "escaparse", como dice el estribillo de su canción. Llevaba puesto un vestido blanco con un llamativo tajo y la acompañaron dos guitarristas, un batería y dos coristas.

El grupo gustó mucho entre los votantes ya que de los 24 países sólo 5 no las votaron (Chipre, Grecia, España, Suiza y Francia), mientras que Suecia y Letonia le dieron el 12, Finlandia y Bosnia Herzegovina el 10, Dinamarca y Turquía el 8, y con el resto de las puntuaciones sumó 111 puntos, los mismos que la británica Jessica Garlick aunque esta recibió sólo un doce. El comentarista español dijo, terminada la actuación: "Eso es defender una canción con garra y provocar al público, lo que ha hecho Sahlene por Estonia". Estonia lograba así el tercer puesto, jugando en casa, y cerraba la mejor etapa de su trayectoria eurovisiva. Le sucedió un 21º puesto en 2003 con el grupo Ruffus y cinco ausencias consecutivas entre 2004 y 2008 por eliminación en las semifinales respectivas (Neiokõsõ en 2004, Suntribe en 2005, Sandra Oxenryd en 2006, Gerli Padar en 2007 y Kreisiraadio en 2008).



NÚMERO 5

Canción: I Wanna (Yo quiero)
Intérprete: Marie N
País: Letonia
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: Marie N (Marija Naumova) ya se había presentado para representar a su país en el festival. De hecho participó en las 3 preselecciones realizadas hasta la fecha, quedando segunda en el año 2000 y tercera en el año 2001. En el 2002 se llevó el gato al agua con el tema I Wanna, compuesto por la misma interprete junto a Marats Samauskis. Pero Eurovisión es sinónimo de sorpresa, y a priori, todos los países partían con las mismas posibilidades de ganar. España, Alemania y Suecia eran las favoritas. Grandes voces como la francesa. Grandes canciones como la suiza. Pero un solo espectáculo. No valieron suspiros de purpurina, ni azafatas de vuelo en horas bajas, ni mulatas suecas envueltas en papel de aluminio. Letonia solamente tuvo que retener la atención del espectador tres escasos minutos para derribar todas las barreras y hacerse con el premio contra todo pronóstico.

Y es que Marie salió al escenario como en su preselección nacional, vestida de caballero, un dandy de traje blanco y de flor en la solapa. No tuvo grandes alardes de voz ni grandes efectos, simplemente interpretó una situación. Intentaba conquistar a una bella bailarina ayudada por dos amigos. Pero la chica le quita el sombrero. Sus amigos se acercan y le quitan la chaqueta... algo raro pasa... los amigos vuelven y le arrancan la camisa... Solo le quedan los pantalones... ¡Pantalones fuera! Ahí tenemos a una mujer embutida en un trajecito rosa que se pegaba a su cuerpo, y cuando parecía que ya nada más podía pasar, llegó ese Ayayayayyyyyy y los bailarines le estiraron la corta falda hasta convertirla en vestido largo de corte sirena. Y así fue como aquel país que estuvo a un pelo de no participar este año, acabó ganando el concurso. Los doces le llegaron de España, Estonia, Israel, Alemania y Lituania; los dieces de Austria, Grecia y Rusia, y otras puntuaciones de casi todos los países excepto de Rumania, que no le dio ningún punto. Pero no le hizo falta, con 176 puntos se colocó a la cabeza y solo se separó del segundo lugar por 12 puntos. Ganó Letonia gracias a su número de cabaret, pero no hay que equivocarse, su directo a nivel vocal fue muy bueno, su interpretación perfecta, y la coreografía adecuadísima. Lo de quitarse la ropa ya es otra cosa aparte, que sí, le hizo ganar puntos, sin duda.



NÚMERO 4

Canción: Gimme (Dame)
Intérprete: One
País: Chipre
Lugar obtenido: 6to. Lugar



Curiosidades: La primera actuación en Tallín le correspondió a los representantes de Chipre, un grupo elegido por la cadena nacional en forma interna, integrado en ese momento por Constantinos Christoforou (1977), como solista, Demetres Koutsavlakis (1977), Philippos Constantinos (1973), Argyris Nastopoulos (1979) y Panos Tserpes (1980). Esta fue la primera boy band chipriota, fundada en 1999 por el compositor Georges Theofanous, quien es autor de todas sus canciones. Christoforou ya había pisado como solista el escenario eurovisivo representando a su país en 1996 (9° puesto) y lo haría de nuevo en 2005 (18°).

Con dos álbumes de exitosas ventas a cuestas, el grupo One llega a Tallín con el tema Gimme compuesto por el propio Theofanous. Su atractivo físico y ganas de marcha fueron directamente proporcionales a la atención de representantes, periodistas y seguidores del festival presentes en Tallín. El grupo partía bien situado en las apuestas de internet, y los chipriotas siempre aparecían en los programas de las televisiones europeas previos al certamen. Su actuación, todos vestidos de negro, destiló energía y tetosterona por los cuatro costados. Ellos se sabían favoritos y se permitieron salir a divertirse en el escenario, por lo que no siempre se mostraron parejos en su coreografía. Al público femenino por supuesto le encantó la actuación, y en la ronda de votaciones logró dos veces la máxima puntuación venida de Grecia y Malta. Con 85 puntos en total terminaron en la sexta posición, la misma que había obtenido Chipre en su debut de 1981 y que nadie más había repetido, aunque sí superado en dos ocasiones con un 5to puesto (1982 y 1997), lo más cerca que han quedado del triunfo.



NÚMERO 3

Canción: Il faut du temps (Je me battrai pour ça) (Lleva su Tiempo)
Intérprete: Sandrine François
País: Francia
Lugar obtenido: 5to. Lugar



Curiosidades: Francia está presente en la 1ª edición del festival de eurovisión, en 1956. En sus 48 participaciones hasta la fecha consigue la victoria en cinco ocasiones: 1958, 1960, 1962, 1969 y 1977. Después de tres fracasos consecutivos, en 1998, 99 y 2000, la cadena France 3 opta por no organizar ninguna final para elegir su tema. Es un comité interno quien selecciona a Natasha St.Pier como representante francesa en 2001. Con una preciosa balada alcanza un meritorio 4º puesto. Y en 2002 decide repetir la exitosa experiencia del año anterior. Encarga a Patrick Bruel la composición de un tema para representar a Francia en Tallinn. Es el propio Patrick quien descubre a la artista que interpretará la canción, una joven desconocida que tenía algunas apariciones en programas de talentos, llamada Sandrine François, nacida en 1980.

Sandrine interpreta Il faut du temps en décimo séptimo lugar, después del rock belga de Sergio & The Ladies y del pop-disco alemán de Corinna May. Una balada entre dos temas movidos, la balada más votada de la edición. Sandrine estuvo sola en el escenario y, en el número más intimista de la noche, dejó que su hermosa voz fuera la única protagonista de la actuación francesa, sin coros ni bailes, con una de las mejores letras de la noche sobre la voluntad de luchar contra las cosas que van mal en el mundo ("He luchado por eso, he guardado en mi voz / todas esas palabras que asustan cuando no las oímos / He luchado por eso, he abrazado con mis propios brazos / a todas esas mujeres que lloran cuando no se las ve"). Sandrine grabó la versión inglesa con el título de After the rain.
 
Por segundo año consecutivo Francia consiguió entrar en el top5 con una hermosa balada. Dieciséis países le dieron puntos, destacando el 12 de Finlandia, los 10 de Reino Unido, Suiza y Bélgica y los 8 de España, Suecia y Bosnia-Herzegovina. En los seis festivales que ha habido desde entonces Francia solo ha vuelto a entrar en el top10 en 2009 (un 8vo. Puesto) y en cambio ha obtenido clasificaciones muy bajas, como los otros miembros del big 4 (los casos extremos son 22ª en 2006, 2007 y 2012, y 23ª en 2005).




NÚMERO 2

Canción: Come Back (Regresa)
Intérprete: Jessica Garlick
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: La cantante galesa Jessica Garlick, nacida en 1981, dio sus primeros pasos en el mundo del espectáculo a la edad de 16 años, cuando ganó un concurso televisiovo local llamado Star for a Night (Estrella por una Noche). Cuatro años después, en 2001, quedó entre los 10 finalistas del exitoso programa de concurso Pop Idol, el reality show que hizo a Gareth Gates y Will Young estrellas internacionales. Jessica Garlick finalmente no fue ignorada, ya que la BBC la invitó a participar en la preselección de Eurovisión 2002 cantado el tema Come back, que fue el elegido por la audiencia y que finalmente ganó.

Come back es una balada mid-tempo que se presenta como una melodía delicada y con mucha fuerza a la vez, las paradas que se hacen en medio del tema para luego retomar el estribillo, junto con las correctas voces de lo que coros que recuerdan a un grupo góspel y aunado a la fuerte, sentida y desgarradora voz de Jessica Garlick, hacen de ella una excelente pieza musical. La canción cuenta la historia de una pareja ya separada, cuando la chica clama ahora por una segunda oportunidad; le pide al chico que vuelva, que seguramente ella estaba confundida y que no cometerá los mismos errores, que siempre lo ha amado, ahora le pide que vuelva, en nombre del amor y de la necesidad que sienten por sí mismos, que vuelva, antes que finalmente se rompa su corazón.

Jessica salió a escena en segunda posición esa noche en Tallin, vestida de forma retro y hippie, con un top y una falda de color marrón con flecos, en sus pies unas botas de corte bajo color rosa, y el cabello castaño, largo y liso como las hojas que caen del otoño, estación que prestó sus colores marrones y amarillos en diversas tonalidades para adornar el ambiente del tema. Fue acompañada por un coro de voces negras en su mayoría, pero ataviadas de tonos claros en su exterior, tres féminas delante y dos varones detrás dándoles su apoyo, haciendo apología a esta historia de amor, el chico que queda amando en el olvido y la chica que sigue adelante confundida pero pide a gritos su regreso.

Con una fuerte y hermosa vocalización, la intérprete quedó en el tercer puesto, con lo que llevó a su país al mejor resultado desde el Where are you? de Imaani en 1998 (último 2º puesto del Reino Unido hasta la fecha). No era de imaginar lo que sucedería en los años siguientes, empezando por el farolillo rojo con cero puntos de 2003 y los puestos de bottom que hubieran dejado fuera a la BBC en varias ocasiones de no ser miembro del big4.



NÚMERO 1

Canción: 7th wonder (Séptima Maravilla)
Intérprete: Ira Losco
País: Malta
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: Ira Losco nació el 31 de julio de 1981 en Sliema, Malta. Su carrera musical empezó en 1997, cuando perteneció al grupo infantil Tiara. Grabaron una canción llamada Teleport me, y un album llamado Hi-Infidelity en 2001, que incluía su gran éxito, la canción Bastekball. En 2001 publicó su primer album en solitario, Butterfly. Fue a los 20 años cuando le llegó la oportunidad eurovisiva, luego de haberlo intentado los dos años anteriores.

El escenario se volvió otoñal para recibir a Ira Losco. Los colores marrones, ocres y naranjas lo inundaron todo. Ira lucía un vestido pantalón blanco como de encaje, sin mangas, que dejaba al descubierto su espalda, y de muy buen gusto. Era la vigésima canción de la gala, entre la turca y la rumana. 7th Wonder se debe a un tándem cada año más consolidado, el letrista Gerard James Borg y el compositor Philip Vella, creadores de Desire (2000), On again off again (2004), Vertigo (2007) y Vodka (2008). Acompañó a Ira un coro de cinco voces, totalmente estonio, y que habían participado como coristas de eurovisivos estonios: Airi Allve (corista de Estonia en 1997), Liisi Koikson, Kaire Vilgats (corista de Estonia 2000), Dagmar Oja (corista de Estonia 2006), y el caso más espectacular, Jelena Juzvik, que aquella noche salió dos veces a escena como corista, para Estonia con Sahlene, y para Malta con Ira Losco (luego volvería para el coro de Estonia 2006).

Ira cantó bien durante toda la canción, y estuvo sensual y pizpireta, con movimientos medidos y una sorpresa, cuando se mete la mano en el bolsillo del traje y sopla un puñadito de confeti a la cámara. Acabó su actuación en la pasarela anexa al escenario principal, la cual recorrió andando entre las banderas de los allí presentes, siendo muy aplaudida al final de su actuación. Y al final llegó otra sorpresa. Malta fue votada por todos los países excepto por uno, Rumanía (que tampoco votó a la ganadora), y alcanzó la segunda posición, a doce puntos de Letonia. Ira Losco ostenta así el mejor resultado de Malta junto al de Chiara en 2005, aunque con menos puntos (192 por 164).


Fuente: Los artículos fueron tomados de aquí y de aquí.


 
Bonus: PREMIOS EDÉN a lo más destacado de los artistas eurovisivos en las siguientes categorías:


Premio “YO, LA PEOR DE TODAS”: Dinamarca (farolillo rojo con solo 7 puntos).



Premio “DIRTY DANCING” (el baile “caliente”): los strip… chicos de Chipre.



Premio “SHOWGIRLS” (no puedes dejar de verlas): Suecia y Letonia.




Premio “MY FAIR LADY” (encantadora y bella): Malta.





Premio “VESTIDA PARA MATAR” (si Barbara Dex viera esto…): Reino Unido y España.




Premio “LA CHICA DE ROSA” (o cualquier otro color que se le parezca): Letonia.




Premio “CANCIÓN DE CUNA PARA UN CADÁVER” (aburridos, aburridos): Israel y Rumania.




Premio “LES CHORISTES” (o cuando las chicas del coro te roban el show): Alemania.




Premio Especial “G.I. JOE” (tropa de élite en Eurovisión): los chicos de Grecia.




Premio Especial “LAS LOCAS AVENTURAS DE PRISCILLA”: a las Drag Queens representantes de Eslovenia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada