domingo, 17 de febrero de 2013

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XXXVII)



1997

El XLII Festival de la Canción de Eurovisión fue celebrado el 3 de mayo de 1997 en el Point Theatre de Dublín, Irlanda con 3.500 espectadores. Los presentadores fueron el cantante Ronan Keating (integrante del famoso grupo Boyzone) y la presentadora Carrie Crowley, evidenciando frente a las cámaras la gran diferencia de altura entre ambos.

Estamos ante el considerado por muchos como mejor año de la Historia del Festival de la Canción de Eurovisión. La cuadragésimo-segunda edición anual del Concurso europeo de canciones ha pasado a los anales de la historia por ser innovadora, moderna, original, y sobre todo con un nivel musical apenas superable.

Con un escenario inspirado en el nuevo mundo de las telecomunicaciones, la transmisión comenzó con saludos de un puñado de consagrados artistas que pisaron eurovisión participando o conduciendo el evento en años anteriores. Eimear Quinn (ganadora del año anterior), Céline Dion (ganadora de 1988), Johnny Logan (doble ganador en 1980 y 1987) y Morten Harket (presentador en 1996).

Por el original y conseguido escenario del Point Theatre dublinés pasaron grandes estrellas, magníficos artistas, y admirables interpretes, que llenaron de calidad musical con sus temas el recinto irlandés y los millones de casas europeas que disfrutaron de tan magnánimo evento. Hubo muchísima variedad de estilos, y grandes canciones, con unos arreglos orquestales que embellecieron los temas hasta un punto difícil de igualar.

Las novedades más significativas del año son la experimentación del televoto, la repetición al final de breves pasajes de todas las canciones como recordatorio, un nuevo sistema de eliminación, de forma que todos los países puedan participar al menos una vez cada dos años, y la aparición del llamado big4 (la condición de finalistas permanentes de los cuatro socios de la UER con más participación en la financiación de la misma, Alemania, España, Francia y Reino Unido).

En la parte técnica, se permite por primera vez la utilización de música grabada, lo que lleva a varias delegaciones a declinar el uso de la orquesta. Dos años después, una de las constantes esenciales del Festival desaparecerá para siempre (al menos, hasta la fecha): desde Jerusalem'99 ya no hemos vuelto a escuchar música en directo.

Cinco países (Alemania, Austria, Suecia, Suiza y el Reino Unido) utilizaron por primera vez el sistema del voto telefónico como una forma de contrarrestar los bajos índices de audiencia en estos países y de acercar el evento a una audiencia más joven. Los resultados del televoto, fueron en algunos casos, distintos a los entregados por el jurado profesional. Islandia, por ejemplo, recibió 16 de sus 18 puntos gracias a este sistema.
 
Después de la controversia creada el año anterior con el sistema de preselección de países para participar en el festival, se introdujo un nuevo sistema: los países con la media más baja de puntos durante los cuatro años anteriores quedarían excluidos para el festival de este año. De este modo, el número de participantes activos quedaría reducido a sólo veinticinco.

Israel decidió no participar al coincidir la fecha de celebración del certamen con el Día en Recuerdo del Holocausto, siendo cedida su plaza a Bosnia y Herzegovina (terminaría en la posición 18°). También fue la última vez que Italia participa en el festival hasta la edición de 2011.

Y si para la edición de 1996, Portugal se colocó por primera vez en las votaciones entre los favoritos para la victoria, el certamen de 1997 le trajo un nuevo trago amargo en su trayectoria eurovisiva. Su representante Célia Lawson (Antes do Adeus) quedó en una injusta última posición con 0 puntos, empatada con el representante noruego Tor Endresen (San Francisco). Otros países que quedaron muy debajo en la tabla de votaciones fueron Suiza (23°), Países Bajos (22°), Austria (21°) e Islandia (20°).

Si Suecia estuvo representada por un rubio trío masculino (Blond) quedando en la posición 14, Hungría lo hacía con un cuarteto varonil (V.I.P.) que finalizaría en el decimotercer lugar y que tuvo que enfrentarse a las comparaciones con la famosa agrupación estadounidense BackStreet Boys que triunfaba en medio mundo por aquel entonces.

La representación de Eslovenia recayó en Tanja Ribič, cantante y actriz casada con el actor, director y músico bosnio Branko Đurić, protagonista del drama bélico Tierra de Nadie (No Man’s Land, Danis Tanovic, 2001), ganadora del Oscar como Mejor Película Extranjera, en la que también actuaba la cantante eurovisiva. Ribič se vio muy influenciada por la ganadora irlandesa del año anterior, y lució un largo vestido blanco entallado y escotado, y defendió una melancólica y pausada balada (Zbudi se / Despierta), que lo mismo despierta elogios como acusaciones de aburrimiento.

Marc Roberts representó a la TV del país anfitrión, interpretando también una balada (Mysterious Woman) al más puro estilo irlandés (sonaba casi igual que la ganadora de 1994), escrita y compuesta por John Farry, sobre la fascinación que ejerce en el narrador una desconocida mujer en un aeropuerto. Excepto los jurados griego, maltés e islandés, todos los demás puntuaron la canción irlandesa, sumó 157 puntos y obtuvo el 2º lugar por cuarta vez en la historia de Irlanda. Aunque 70 puntos le separaron de la canción ganadora.

Resultó difícil para este Blog elegir a las diez mejores canciones que se presentaron aquella noche en Dublín, ya que hubo una gran variedad de buenas apuestas. Así que solo revelaremos que los temas de Eslovenia, Irlanda y Portugal se quedaron a un paso de entrar en nuestro Top 10.

Por lo tanto, los once mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:



NÚMERO 11

Canción: Antes do Adeus (Antes del Adiós)
Intérprete: Célia Lawson
País: Portugal
Lugar obtenido: 24 Lugar



Curiosidades: La cantante portuguesa Célia Maria Fernandes Lawson, conocida simplemente como Célia Lawson (Angola, 1974), formó parte de diferentes bandas desde los 15 años. En 1993, entró a formar parte de la banda V12, una conocida banda de metal. Colaboró también con los Crash, banda de covers de hard-rock. En 1995 colaboró con los Huanine, grupo dirigido por Laura Diogo (exmiembro de la banda eurovisiva Doce). En 1996 participa en el programa Chuva de Estrelas de la SIC donde llegó a la final con la interpretación del tema Don't Let The Sun Go Down On Me en la versión de la cantante Oleta Adams.

En 1997 fue invitada a interpretar el tema Antes do Adeus, de Thilo Krassman y Rosa Lobato de Faria, que venció en el Festival RTP da Canção de ese año. Esa victoria le hizo posible participar en el Festival Eurovisión 1997, donde no consiguió ningún punto y finalizó en último lugar, empatando con el cantante noruego Tor Endresen. Este fue el peor resultado obtenido por Portugal en la historia del Festival, tanto en el número de puntos (0) como en la posición obtenida (24ª). En 1997 editó el álbum "First", grabado bajo la producción de Nuno Carvalho y con temas propios. Entretanto fue la autora de la letra del primer éxito de la agrupación Excesso. En 2002 integró el coro que acompañó a otra cantante eurovisiva, Adelaide Ferreira, durante la gira de ese año.



NÚMERO 10

Canción: Let me Fly (Déjame Volar)
Intérprete: Debbie Scerri
País: Malta
Lugar obtenido: 9no. Lugar



Curiosidades: Desde que regresó a Eurovisión en el festival de Roma'91, Malta no había salido ningún año del top10. La de Dublín'97 era su séptima presencia de la nueva etapa, siempre en inglés, y ya acumulaba un 3er puesto (Little child, 1992), un 5º (More than love, 1994), un 6º (Could it be, 1991), un 8º (This time, 1993) y dos décimos (Keep me in mind en 1995 y In a woman's heart en 1996). Era una estupenda trayectoria y no es de extrañar que los aficionados malteses creyeran que les había llegado la hora de la victoria y la daban casi por segura en 1997. Let me Fly es un tema escrito y compuesto por Ray Agius (compositor del tema maltés del 95), quien también dirigió la orquesta en Dublín, que funde elementos étnicos y aires de música new age y que, en el texto, compara el amor con un vuelo hacia el cielo. 

Por otro lado, Debbie tomó parte en varios musicales locales y festivales, y es también una artista de cabaret en varios clubs nocturnos y hoteles.  Ganadora además de los "Malta Music Awards" en la categoría de 'Mejor cantante femenina' durante dos años seguidos, 1996 y 1997. Actuó con "YADA Dance Company" en sus shows más exitosos: Fire dance (1997), Era, the dance show (1998) y Strait street (2005). La de 1997 no fue su primera experiencia eurovisiva, pues en 1993 había estado en el coro de William Mangion. Aclamada en su país, Debbie viajó a Irlanda confiada en obtener un resultado brillante, pero sólo pudo mejorar por poco el puesto de los dos años anteriores, lo cual provocó una gran decepción entre los aficionados malteses. Ataviada con un largo y vaporoso vestido en tonos azules que parecía sacado de un ropero medieval (y que se llevó el Barbara Dex del año), Debbie dejó lucir su melodiosa voz, acompañada por tres músicos (percusión, guitarra y arpa), uno de los cuales era Philip Vella (a la guitarra), el compositor de cinco temas malteses de la década siguiente (Desire, Seventh wonder, On again... off again, Vertigo y Vodka). Once jurados votaron la canción maltesa, destacando el 12 de Turquía, el 10 de Noruega y los 8 de Grecia y Croacia. Un total de 66 puntos la colocaron en el puesto 9º de la tabla.



NÚMERO 9

Canción: Miért kell, hogy elmenj? (¿Por qué tienes que marcharte?)
Intérprete: V.I.P.
País: Hungría
Lugar obtenido: 13er. Lugar



Curiosidades: La particularidad de la balada del 97 es que venía interpretada por un cuarteto masculino cuyos integrantes decidieron cantar sentados en altos taburetes, algo nada habitual en las puestas en escena de canciones defendidas por grupos. VIP empezó a darse a conocer en los primeros meses de 1997 y al principio hicieron furor en las emisoras de radio del país, que los comparaban con el grupo estadounidense BackStreet Boys, que también triunfaba en esos momentos. Los cuatro integrantes eran jóvenes de veinte y pocos años, con formación musical variada que les permitía escribir, componer y arreglar sus propias canciones. Sus nombres son Gergõ Rácz, Alex Józsa y los hermanos Imre y Viktor Rakonczai. Miért kell, hogy elmenj? es, a priori, más apta para el público internacional que las baladas de los años precedentes. Pero quizá peca de excesiva lentitud, que aún resultó más exagerada por el estatismo de la puesta en escena. Sólo al final se levantaron y dieron algo más de vistosidad a su performance. El tema es obra de Viktor Rakonczai, sobre un texto de Krisztina Bokor Fekete que refiere tópicos asuntos de amor y desamor ("no te vayas, te prometo que voy a cambiar"). Como solistas más destacados cantaron Alex Józsa y Gergõ Rácz, que acompañó a Csézy como backing singer en Belgrado'08. Editaron la versión en inglés con el título de Stay. En el año 2000 el grupo se disolvió y a partir de entonces han seguido carreras por separado Viktor y Gergõ, este último en una exitosa banda llamada Fool Moon.



NÚMERO 8

Canción: Sin Rencor
Intérprete: Marcos Llunas
País: España
Lugar obtenido: 6to. Lugar



Curiosidades: TVE eligió como representante español a Marcos Llunas, que ya había ganado el Festival de la OTI de 1995 con Eres mi debilidad dos años antes. La cadena le invitó a que fuera él mismo el compositor y letrista del tema que cantaría en Dublín; como el propio Llunas ha dicho muchas veces, las canciones que mejor canta un cantante son las que han salido de sus sentimientos, vivencias e imaginación.
 
Hijo del cantante Dyango, Marcos Llunas nació en Madrid en 1971. Comenzó su carrera en 1993, después de concluir sus estudios de piano y solfeo, y dos años después ganó el Festival de la OTI con Eres mi debilidad, lo que le permitió disfrutar de un gran éxito y numerosos premios en Hispanoamérica. Presentarse a un festival musical tan importante con un tema de su propia factura era una prueba de fuego y un riesgo, ya que no sólo se la jugaba como cantante, sino como compositor. Pero Marcos Llunas aceptó la invitación de la televisión pública de España y compuso un precioso tema de desamor, con el sabor agridulce que siempre deja la ruptura de una relación en la que se espera que después de todo perdure la amistad.
 
Con un look moderno a la par que elegante, ataviado con un traje, con americana de corte de la época con botones blancos que le dieron un toque simpático a la seriedad del color negro, y una camisa blanca de cuello grande y amplio, el representante español sucedió en escena al dúo italiano Jalisse y precedió a la cantante alemana Bianca Shomburg. El español se subió a la “pastilla” del Point Theatre vendiendo una imagen limpia y un estilo nada rancio. Cantó con desgarro y fuerza, nos regaló una actuación comedida que nos hizo creer en cada palabra que salió de sus labios. Es ya mítico y memorable en momento en el que antes de decir "siempre habrá algo especial" suspira de rabia. Su capacidad para interpretar el tema ahí quedó demostrada al cien por cien. Estuvo acompañado en escena por los músicos Jordi Bonell, Jordi Portaz (ambos a la guitarra) y David Simó (batería), así como por dos coristas, Mosa García y Eva Gris. La orquesta la dirigió Toni Xuclá.
 
En unas votaciones muy similares a las de 1994, el Reino Unido cogió el liderato en las primeras votaciones y fue acumulando puntos y más puntos hasta batir el récord del sistema que se instauró en 1975, y que sólo ha sido superado a partir del 2004 cuando nacieron las semifinales y la participación de más de 35 países; no sucedió nada especial, exceptuando, si nos referimos a España, el amargor de perder el top5 en la última votación, ya que Islandia dio los 12 puntos a Chipre. Pero el 6º puesto dejó un agradable sabor de boca, ya que recibió unos puntos muy inusuales, venidos de países muy poco dadivosos con las apuestas españolas.



NÚMERO 7

Canción: Niemand heeft nog tijd (Nadie tiene tiempo)
Intérprete: Mrs. Einstein
País: Países Bajos
Lugar obtenido: 22do. Lugar



Curiosidades: Niemand heeft nog tijd es un frenético tema pop escrito y compuesto por Ed Hooijmans, que habla de las prisas de la vida actual ("Porque ya nadie tiene tiempo / Sólo para las prisas / No, ya nadie tiene tiempo / Sólo para pensar en sí mismo"), donde el comienzo de la canción recuerda el agobiante sonido del tictac un reloj. El tema fue defendido por el quinteto femenino llamado Mrs.Einstein, fundado en 1989. Dirigió la orquesta uno de los compositores holandeses laureados en Eurovisión, Dick Bakker, el creador de la ganadora del 75, Ding-a-dong, en una tarea que desempeño igualmente el año anterior en Oslo y el año siguiente en Birmingham. Las cinco holandesas (Linda Snoeij, Marjolein Spijkers, Saskia van Zutphen, Suzanne Venneker y Paulette Willemse) salieron a escena muy conjuntadas, con vestidos de diferente corte pero el mismo tejido (negro, blanco y motivos tribales). Interpretaron su canción con entrega y entusiasmo, al tiempo que ejecutaban una coreografía muy estudiada y tan frenética a veces como el incesante ritmo del paso del tiempo. La canción fue versionada al alemán (Niemand hat mehr Zeit) y al inglés (Running out of time).



NÚMERO 6

Canción: Stemmen i mit liv (La Voz de mi Vida)
Intérprete: Kølig Kaj
País: Dinamarca
Lugar obtenido: 16to. Lugar



Curiosidades: Thomas Lægård, también conocido como Kølig Kaj (nombre con que editó el disco), se aficionó al hip hop y al rap siendo un niño; no le admitieron en cursos de música por su tendencia a improvisar, y desde joven compuso sus propios espectáculos. Aunque después de su paso por Eurovisión desapareció del mundo de la música. El tema que llevó a Dublín es un desenfadado ejemplo de su manera de hacer música, aunque la composición la firma Lars Pedersen sobre un texto del propio Lægård; se trata de una conversación con la telefonista de información (con la voz en el escenario de Christina Juul Hansen): él pretende ligársela, ella le da excusas. La delegación danesa protagonizó la 21ª actuación de la gala, entre las de Rusia y Francia. Les acompañó un coro de dos voces femeninas y dos bailarinas, y supuso una innovación al apostar por el rap (género que ya había aparecido en Dublín'95 a cargo del grupo británico Love City Groove) y contó con una trabajada puesta en escena, con todos los miembros de la delegación muy entregados al conjunto. Dirigió la orquesta Jan Glæsel. Pero no sedujo a los jurados ni a los cinco televotos debutantes de manera especial. Le llegaron votos de seis países, destacando como puntuaciones más altas las recibidas del entorno escandinavo (dos 7 de Noruega y Suecia y un 6 de Islandia). Con 25 puntos acabó en 16º lugar.



NÚMERO 5

Canción: Minn hinsti dans (Mi Último Baile)
Intérprete: Paul Oscar
País: Islandia
Lugar obtenido: 20mo. Lugar



Curiosidades: El último festival celebrado en Dublín tuvo un auténtico broche de oro en la actuación del islandés Paul Oscar, una estrella tan grande en su país como Björk. Páll Óskar Hjálmtýsson, nacido en 1970 como el más joven de siete hermanos, comenzó su dedicación a la música en la infancia y desde entonces continúa en ella como compositor, intérprete, coreógrafo y disc-jockey.

Paul Oscar llegó a Eurovisión con un amplio bagaje de actuaciones iconoclastas y en musicales como Rocky Horror o Jesuschrist Superstar, y no desaprovechó la ocasión para dar a conocer al resto del continente su particular estética. Sorprendió a todos su interpretación sobre un sofá de cuero blanco, rodeado por cuatro bailarinas vestidas de vinilo o látex negro con aspecto de amas dominantes de una sesión de sexo fetichista; rompía con los moldes habituales de Eurovisión y no era, desde luego, una canción de fácil consumo. Compuesta por él mismo con aires de techno-pop (en colaboración con Trausti Haraldsson), alude al baile final de una diva, el canto de un cisne moribundo rodeado de lujo, esplendor y decadencia. La grabó en inglés (My dear) y, en fecha más reciente, en francés (Mon ultime danse). Fue probablemente la puesta en escena más arriesgada y vanguardista de la historia, y tal vez la primera que marcó notables diferencias entre el televoto y el jurado (aparte de los doces alemanes a Turquía). Otros comentaristas añaden que su performance tuvo una insólita dimensión sexual (muchos vieron en ella todo un manifiesto de estética gay) y fue castigada por los convencionales jurados europeos. Islandia quedó eliminada para el festival del año siguiente, pero volvió con fuerza en el 99 y a punto estuvo de conseguir su primera victoria con Selma, que finalmente fue segunda, como lo sería diez años después, en el festival de 2009 en Moscú, gracias a Yohanna y al tema Is it true?.



NÚMERO 4

Canción: Dinle (Escucha)
Intérprete: Şebnem Paker & Grup Etnic
País: Turquía
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: La trayectoria de Turquía en Eurovisión estaba marcada por los malos resultados obtenidos desde 1975, el año del debut en Estocolmo. Tan sólo habían conseguido ser top 10 en una ocasión (en 1986 con el grupo Klips ve Onlar y la canción Halley, 9º puesto). Eran 18 años de permanente olvido en las votaciones por parte de los jurados, con trece veces por debajo del puesto 15º y tres farolillos rojos. Nada hacía presagiar que aquella noche del 3 de mayo se iba a producir un cambio tan drástico. Şebnem Paker fue elegida representante de Turquía en Eurovisión por segundo año consecutivo en una final nacional; acababa de participar en el Festival del año anterior en Oslo, donde logró la 12ª posición y 57 puntos. Dinle es una canción con aires de la tierra, rítmica, marchosa y pegadiza, escrita por Mehtap Alnıtemiz y compuesta por Levent Çoker, quien había compuesto y dirigidoel tema del año anterior Beşinci mevsim. El texto recoge las tribulaciones y los interrogantes de un alma enamorada.

Şebnem Paker actuó en segundo lugar, entre los hermanos chipriotas y el estrellado noruego Tor Endersen. Estaba algo cambiada desde su participación en Oslo (más delgada y operada de la nariz, se dijo). Salió al escenario del Point Theatre acompañada por los cinco miembros del Grupo Ethnic: Ercan Irmak (flauta), Ahmet Koç (laúd), Ali Koç (percusión), Süleyman Alnitemiz (teclados) y Eylem Pelit (batería). El grupo aparece como co-intérprete en la caratula del disco, pero no en los créditos del festival. El público estuvo muy animado durante la actuación e incluso la fue animando con palmas. Las cámaras se recrearon en la sensual y atractiva intérprete, que lució un corto y ajustado vestido negro.
 
La cosa no empezó demasiado bien para Turquía en las votaciones, puesto que ni Chipre ni Noruega la votaron, pero a partir de Austria empezó a recibir y a recibir votos hasta tal punto de conseguir colocarse en la tercera posición al final de las votaciones. Fue muy significativo el hecho de que el jurado de Grecia la votara puesto que el país heleno nunca lo había hecho anteriormente. Por lo inusual, resultó impactante ver a Turquía en el tercer lugar, resultado que le permitía participar en el festival de 1998. Los 121 puntos le llegaron de 18 jurados, cifra que contrasta con la que era récord hasta la fecha (10 jurados, el año anterior). Entre las puntuaciones más destacables figuran los tres 12 (de los jurados de España, Alemania y Bosnia & Herzegovina) y el 10 (de Malta), aparte del 7 sin precedentes de Grecia. No recibió puntos de Chipre, Noruega, Polonia, Dinamarca y Croacia.

Dinle supuso el mejor resultado cosechado por Turquía hasta su triunfo en 2003 y una especie de avanzadilla de lo que iba a suponer la primera década del nuevo siglo para los resultados de la TV turca en el Festival (un primer puesto, tres cuartos y un séptimo, algo impensable para los países veteranos excepto para sus vecinos griegos). Şebnem Paker nació en Estambul en 1977. Desde muy joven recibió una formación musical en ballet y guitarra clásica en el Conservatorio de la Universidad de Estambul, pero su carrera no se consolidó a pesar de sus éxitos eurovisivos. Sólo ha publicado un álbum, de título homónimo al sencillo del festival de Dublín, en el verano de 1997. Se presentó a la final nacional del 98 con el tema Çal, pero sólo pudo ser 4ª. En el año 2000 obtuvo su licenciatura en la Universidad.



NÚMERO 3

Canción: Mana Mu (Madre Patria)
Intérprete: Hara & Andreas Konstantinou
País: Chipre
Lugar obtenido: 5to. Lugar



Curiosidades: Chipre llega en Dublín'97 a su decimosexta participación; desde el debut en 1981 ha participado en todas las ediciones salvo en la de 1988 (su canción, Thimame, fue descalificada por la UER) y hasta le fecha lo mejor de su palmarés es un 5º puesto (Mono i agapi en 1982), un 6º (Monika en 1981), un 7º (Aspro mavro en 1987) y tres 9ºs (SOS en 1991, Sti fotia en 1995 y Mono yia mas en 1996). Todas sus canciones fueron defendidas en lengua griega hasta el año 2000 (cuando el dúo Voice interpretó Nomiza en griego y en italiano). La delegación chipriota estuvo representada por la pareja de hermanos formada por Haras & Andros Konstantinou, que a su vez son hermanos de la compositora de la canción, Constantina, la integrante femenina del dúo chipriota del 83. No consta que siguieran carrera en la música, aunque Hara se presentó a la final nacional el año siguiente (fue octava y última con la canción Fantasy mou).
 
Mana mou es una canción pop con aires griegos que consiste en una apología de la figura de la madre que adquiere en el texto un valor metafórico al aludir a la patria ("Mi madre / Mi dulce patria, conduce hasta mí / Tus sueños, ah madre mía / Inclino mi cabeza al adorarte"), la isla de Chipre, cuya belleza se compara con la de la diosa Afrodita. Hara y Andreas abrieron el desfile de canciones en Dublín (hecho que se repetiría en Tallin'02 con el grupo One). Fueron los cantantes principales, aunque estuvieron arropados en el escenario por cuatro jóvenes más, dos chicos (uno de ellos, Charalambos Brountzos, cuarto clasificado en la final chipriota) y dos chicas (con panderetas incluidas a juego con la indumentaria) que hacían de coro. Al frente de la orquesta estuvo el maestro Stavros Lantsias, como el año anterior en Oslo con Mono yia mas y Constantinos). Prepararon una sencilla pero estudiada y efectiva coreografía, con mucho gusto y que quedó muy bien en escena. El blanco y el negro fueron los colores elegidos para el vestuario; se pudo ver una estética muy cuidada durante toda la actuación. Andreas tocaba el buzuki; los dos coristas masculinos, la guitarra y los teclados; y una de las chicas del coro, la pandereta. Hara llevó la voz cantante, aunque todos tuvieron su pequeño protagonismo vocal en la estupenda realización de la TV irlandesa. Lograron igualar la mejor posición del país hasta entonces conseguida por Anna Vissy en 1982, un quinto lugar, aunque consiguieron 13 puntos más que ésta, un total de 98, procedentes de 18 jurados, con dos máximas puntuaciones venidas de Grecia y de Islandia; los jurados holandés y español les dieron su diez; y sólo fueron ignorados por seis jurados. Gracias a la última votación lograron alcanzar la 5ª posición, ya que fue Islandia la última en votar y con sus 12 puntos, superaron a España y a Francia, quedando estas por detrás. Hasta la fecha Chipre no ha superado el 5º puesto; Lisa Andreas lo igualó en Estambul'04, si bien obtuvo más puntos que el dúo del 87 (170). De los países que debutaron antes de los años 90, es uno de los cuatro que aún no ha conseguido la victoria, junto a Portugal, Malta e Islandia.



NÚMERO 2

Canción: Fiumi di Parole (Ríos de Palabras)
Intérprete: Jalisse
País: Italia
Lugar obtenido: 4to. Lugar



Curiosidades: Cuando parecía que Italia había dicho adiós a Eurovisión con Enrico Ruggeri en 1993, pudimos asistir cuatro años después, en el último festival de Dublín, a una nueva presencia italiana, pero que ahora sí sería –al parecer- la despedida definitiva después de 36 participaciones, al menos, hasta el 2011. Y fue un adiós a lo grande porque la RAI mandó la canción ganadora en Sanremo, cosa que no ocurría desde hacía 25 años, cuando en 1972 acudió a Edimburgo Nicola di Bari con I giorni dell’arcobaleno, y con lo que Fiumi di Parole se convertía en la decimotercera canción vencedora en el festival italiano que acudía a Eurovisión. Hasta este 2013 nuevamente un ganador de Sanremo (Marco Mengoni) representará a Italia en el Eurovisión de Malmö.

Alessandra (natural de Oderzo, en el Treviso) y Fabio (de Roma) se habían conocido en 1990 y dos años después decidieron trabajar juntos con el nombre de un personaje de la serie de TV Los Robinson llamado Jalisse. Participaron en Sanremo los años 95 (Vivo) y 96 (Liberami) antes del que fue su año memorable. La victoria en Sanremo no sólo aportó alegrías al dúo Jalisse: hubo acusaciones de parentesco entre uno de los autores del tema y uno de los responsables del festival italiano, lo cual provocó cierto escándalo, y, por si esto fuera poco, la canción fue acusada de plagio sobre un tema de Roxette titulado Listen to your heart. Las crónicas del certamen italiano dicen que el triunfo más controvertido de la historia.
 
Alessandra Drusian y Fabio Ricci, los integrantes del dúo Jalisse fueron el sexto dúo mixto de la trayectoria italiana, una combinación de intérpretes que reportó a Italia un tercer puesto en 1975 (Wes & Dori Ghezzi y Era) y un quinto en 1984 (Alice & Battiato, I treni di Tozeur). Los otros fueron Al Bano & Romina (por partida doble, 1976 y 1985) y Anna Oxa & Fausto Leali (1989). Alessandra y Fabio eran también los creadores de la canción, una lograda y bella melodía sobre la crisis de pareja; se centra en el cansancio de la mujer ante los pretextos del marido por sus continuas infidelidades y ofrece una potente y atractiva partitura con una estructura musical muy lograda. Ellos, por cierto, se casarían dos años después.
 
Fiumi de Parole era una de las canciones favoritas de la noche y cuando la magnífica voz de Alessandra dominó el Point Theatre parecía que se avecinaba la tercera victoria italiana, máxime cuando la canción tuvo una soberbia interpretación, con el dúo y sus cuatro coristas sobriamente vestidos de negro. La orquesta estuvo dirigida por Lucio Fabbri. En las votaciones la superaron tres canciones. Alcanzó 114 puntos de veinte jurados, destacando el 12 portugués, los 10 esloveno, suizo y croata y los 8 español y polaco; no la votaron Noruega, Estonia, Malta y Francia.
 
Pocos países pueden ofrecer este palmarés:  dos primeros puestos (Non ho l’etá en el 64 e Insieme en el 90), un segundo (Si en el 74), cuatro terceros (Nel blu dipinto di blu en el 58, Uno per tutte en el 63, Era en el 75 y Gente di mare en el 87), dos cuartos (Rapsodia en el 92 y Fiumi di parole en el 97) y cuatro quintos (Al di là en el 61, Se piangi se ridi en el 65, L'amore é un attimo en el 71 y en el 84 I treni di Tozeur).



NÚMERO 1

Canción: Love Shine a Light (Amor, haz brillar una luz)
Intérprete: Katrina & The Waves
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: Reino Unido, un país veterano en el Eurofestival, realizaba la noche del 3 de Mayo de 1997 su 39ª participación que le valió nada menos que su quinto triunfo en Eurovisión y el record de puntuación hasta 2004, en un año que reinó una grandísima calidad musical. Katrina and The Waves  logró un récord de puntuación (que no sería superado hasta el 2004) con una canción que llegó al puesto 3 de las listas inglesas y fue un éxito en países como Suecia o Alemania.

El Reino Unido era favorito aquella noche junto a Irlanda e Italia, pues apostó muy fuerte llevando a un grupo famoso a nivel mundial con una preciosa canción. Actuó en penúltimo lugar y al final fue el que se llevó el gato al agua gracias al magnífico directo que el grupo realizó, junto a unos coros de lujo muy bien conjuntados con la instrumentación. Love, shine a light es un tema efectista sobre la universalidad del amor, con un ritmo pegadizo y envolvente, escrita y compuesta por uno de los miembros de la banda, Kimberley Rew, que no estuvo en escena. Katrina, lejos de divismos y de altas costuras, lució un traje negro con camisa verde que ella misma había comprado en el rastro, según declaraciones de la propia cantante.

Recibió 227 puntos de todos los jurados y televotos, obteniendo un récord de máximas puntuaciones, nada menos que diez doces (cifra que no sería superada hasta el 2005), procedentes de los jurados irlandés, holandés, húngaro, ruso, danés, francés y croata y de los televotos austríaco, suizo y sueco; los 10 le llegaron del televoto alemán y de los jurados polaco, estonio, bosnio y griego; los 8 de los jurados esloveno, italiano e islandés, y los 7 de los jurados chipriota, turco y portugués. Los menos generosos fueron Noruega con un 6, España con un 5 y Malta con un 1.

Alex Cooper, Vince de la Cruz, Kimberley Rew y Katrina Leskanich formaron el grupo Katrina and The Waves en 1981 en Cambridge (Reino Unido). El nombre “Waves” proviene del grupo que Cooper y Rew crearon en los 70, el cual abandonó Rew en 1978 para unirse a otra banda llamada Robyn Hitchcock’s Soft Boys. El nombre del grupo lo tomaron del libro The Waves (Las olas) de Virginia Wolf, de quien Alex Cooper es pariente lejano. Mientras tanto, Cooper se reclutó en el ejército y fue ahí donde conoció a quienes formarían parte del grupo posteriormente: Katrina Leskanich y Vince de la Cruz. Fue en 1983, con el regreso de Kimberley Rew, cuando el grupo nació de verdad. Sacaron varios álbumes en Canadá y fue en verano de 1985 cuando obtuvieron un gran éxito a nivel internacional con el famoso tema Walking on Sunshine, canción que fue posteriormente utilizada en varias campañas de televisión americana y en algunas bandas sonoras.

Y fue en 2005 cuando Katrina quiso volver a Eurovisión y lo intentó nada más y nada menos que por Suecia, participando en el Melodifestivalen, la preselección sueca por excelencia. En un principio, Katrina participó junto a Bosse Lindmark con el nombre Katrina and The New Wave, pero días antes de celebrarse la semifinal hubo un problema con el nombre, ya que los antiguos miembros del grupo no formaban parte, y pasó a llamarse irónicamente Katrina and the Nameless. Con el tema As if tomorrow will never come, logró la tercera posición en la semifinal y un puesto en la repesca, donde no logró pasar a la final. Tras este “fracaso”, Katrina confesó no querer volver a saber nada del festival. Pero en Octubre de 2005, Katrina se encargó de presentar la gala Congratulations junto al letón Renārs Kaupers. Su tema Love, shine a light fue el “himno” de apertura de dicha gala. Sigue siendo muy solicitada por televisiones de todo el mundo, como muestran sus actuaciones en 2007 en la TV australiana, su participación como jurado en la selección belga de 2008 y sus intervenciones recientes en la BBC.
 
 
Fuente: Aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada