sábado, 8 de diciembre de 2012

Anuario Eurovisión, los Mejores Temas (XXXII)




1992

El XXXVII Festival de la Canción de Eurovisión se celebró el 9 de mayo de 1992 en Suecia, por tercera vez en la historia del Festival, y en esta ocasión, la ciudad anfitriona era Malmö. Los presentadores fueron Harald Treutiger y Lydia Cappolicchio. La ganadora del año anterior, Carola, presentó úna nueva canción al inicio del programa, y hacia el final de su interpretación salieron a escena un grupo de edecanes portando las banderas de los 23 países participantes de esta edición. El escenario, inspirado en la historia de la ciudad, estaba presidido por la proa de un barco vikingo con un decorado iluminado de un puente como fondo, referente al Puente de Oresund que comunicaría Suecia con Dinamarca.

Países Bajos, volvía tras su ausencia el año anterior y no declinaba Yugoslavia, en vísperas de su Guerra Civil, que aun compitiendo con ese nombre sólo representó al territorio de Serbia y Montenegro. El triunfo fue para Irlanda que de la mano de Linda Martin y "Why me?" iniciaba así una serie histórica de triunfos.

La edición de 1992 estuvo plagada de cantantes conocidos en sus respectivos países. Michael Ball, segundo por el Reino Unido, los archiconocidos alemanes Wind -que ya particiaparon en 1985 y 1987 y quedaron segundos-, ahora se conformaron con el puesto decimosexto, la israelí Dafna que posteriormente coopresentaría la edición de 1999, Mary Spiteri que obtuvo el tercer lugar para Malta, o la malograda Mia Martini, que en su segunda participación eurovisiva puso a todos los pelos de punta con "Rapsodia". El gran derrotado de la noche fue el sueco Christer Bjorkman, que acabó penúltimo con solo nueve puntos. Francia llevó a un conjunto de música caribeña antillana, los Kali, que dieron la nota éxotica a esta edición. La famosa cantante chipriota Evridiki dejaba de hacer coros por su delegación e iniciaba aquí sus actuaciones como solista en el Festival, volverá en 1994 y en 2007.

Por España Serafín Zubiri se convertía en el primer cantante invidente que pisaba el escenario del Festival de Eurovisión. Con "Todo esto es la música" se tuvo que conformar con la decimocuarta plaza.

Los once mejores temas, a juicio de este Blog, fueron:



NÚMERO 11

Canción: Zusammen geh'n (Irnos Juntos)
Intérprete: Tony Wegas
País: Austria
Lugar obtenido: 10mo. Lugar



Curiosidades: Austria había sido farolillo rojo en siete ocasiones (1957, 1961, 1962, 1979, 1984, 1988 y 1991), la última de las cuales databa del año anterior, en el festival de Roma. Thomas Forstner, quinto en Lausana'89, quedó en el puesto 22º de 22 países sin un solo punto para la canción Venedig im Regen. Por lo que en 1992 la televisión austriaca decidió elegir internamente a su representante y a su canción. Los directivos creyeron encontrar en el segundo clasificado de la final del año anterior, Tony Wegas, el representante idóneo. Para elegir la canción, optaron por recurrir al dúo Joachim Horn-Bernges & Dieter Bohlen, los cuales habían compuesto las canciones alemana y austríaca de 1989. Bohlen había sido uno de los dos miembros del famoso dúo Modern Talking. La canción que compusieron para Tony Wegas (de nombre verdadero Anton Hans Sarközi) es una romántica balada sobre amores mal terminados, con delicadas notas de cuerda y un intenso estribillo. Un enamorado no acepta el final de su relación y expresa su deseo de volver: Ningún océano era demasiado grande para nosotros / Ningún alba estaba demasiado lejos / Creí que nunca me dejarías partir después de tanto tiempo / Tu despedida me duele muy adentro / Pero quizá mañana podamos / Marchar juntos hacia el horizonte / Junto a ti, juntos y firmes... Hubo versión en inglés titulada “God only knows”.
 
Después de la delegación de Luxemburgo y precediendo a las actuaciones que se clasificarían segunda y primera respectivamente (la del británico Michael Balls y la de la irlandesa Linda Martin), llegaba el turno a Tony Wegas, ataviado con una llamativa chaqueta azul y acompañado por cuatro músicos que se situaron juntos, tras el cantante, y una violonchelista que permaneció sentada a su izquierda. Con ella precisamente comienza la interpretación austriaca, bajo la batuta orquestal de Leon Ives. Tras el comienzo suave y emotivo del violonchelo, Wegas fue dando voz y sentimiento a una canción que partía entre las favoritas, en una interpretación que resultó algo envarada. Gustó mucho al jurado irlandés, que le dio su 12, y al británico, que le dio 10 puntos). Tony Wegas volvió a Eurovisión un año después, elegido de nuevo por la ORF como su representante en Millstreet'93, con una canción más cercana a sus raíces gitanas, titulada "Maria Magdalena", canción con la que quedó en decimocuarta posición y que grabó en español. (Fuente: Aq)




NÚMERO 10

Canción: Todo esto es la Música
Intérprete: Serafin Zubiri
País: España
Lugar obtenido: 14to. Lugar



Curiosidades: Llega España en la edición de Malmö'92 a su 32ª participación en Eurovisión, en un año lleno de importantes eventos en el país, como las Olimpiadas de Barcelona, la Expo de Sevilla o la capitalidad cultural de Madrid. Al comienzo de la década, la trayectoria de TVE ofrece en los últimos tres años sendos resultados por encima del top6 (6º de “Nacida para amar” en el 89, 5º de “Bandido” en el 90 y 4º de “Bailar pegados” en el 91) en una estupenda racha que no se ha vuelto a repetir. Así, pues, para la edición de 1992 hubo designación interna de intérprete y canción, como había ocurrido entre 1977 y 1991. El comité de la cadena española seleccionó a “Todo esto es la música”, del cantante invidente Serafín Zubiri, quien había formado parte de la preselección interna el año anterior con la canción “Polvo de estrellas” y en ese mismo año de 1992 participó en la grabación de la banda sonora de la versión en español de la película de Disney La Bella y la Bestia (1991). Zubiri se convirtió en el primer cantante invidente de Eurovisión (luego llegarían el húngaro Csaba Szigeti en Dublín'94 y la alemana Corinna May en Tallin'02, entre otros). Por tercera vez en la historia, a España le tocó abrir el desfile de canciones (las anteriores fueron en 1961 y 1990). El cantante permaneció todo el tiempo sentado al piano, de color blanco, y estuvo acompañado por el guitarrista Ernesto Baquero y por un coro de cuatro voces mixtas. Zubiri, sin embargo, no logró mantener el nivel de los años precedentes y volvió a casa con un 14º puesto, el peor desde el descalabro de Patricia Kraus en 1987. Pese a tan mediocre resultado, el cantante navarro volvería al Festival ocho años después, de nuevo a tierras suecas, con el tema de José María Purón "Colgado de un Sueño", con el que aún quedaría en peor resultado (decimooctavo con 18 puntos). (Fuente: Aquí)




NÚMERO 9

Canción: Visjoner (Visiones)
Intérprete: Merethe Trøan
País: Noruega
Lugar obtenido: 18vo. Lugar



Curiosidades: Merethe Trøan (Trondheim, 1970) tenía experiencia como cantante de musicales, especialmente en las bandas sonoras de las versiones noruegas de películas de Disney, como La Bella y la Bestia (1991). Su relación con Eurovisión empezó el año 85 cuando compitió en la final de su país dentro del grupo Pastel; y aún se presentaría a la final nacional una vez más, en 1993. En Malmö, la delegación noruega participó en la vigesimoprimera y antepenúltima actuación de la noche, entre las de Yugoslavia y Alemania, brindándonos una brillante y conjuntada interpretación, con movimiento escénico de los integrantes del coro y la cantante, miradas de complicidad, gestos de simpatía y algún que otro gorgorito. “Visjoner” es una canción con aires de marcha o de himno compuesta por Robert Morley cuyo texto debido a Eva Jansen habla de sueños de un mundo mejor (...Un siglo está terminando, una nueva era llama a la puerta / ¿El progreso nos ha servido para extraviarnos? / El fuego del pasado contiene brasas ardientes / La naturaleza está herida, los valores están en juego / Ahora nos damos cuenta de los errores del ayer / Pero la esperanza ha prendido, nunca es demasiado tarde...). Al final, como suelen hacer las delegaciones israelíes, solista y coristas se fundieron en un bloque y se movieron al unísono, al compás de la letra (Caminamos juntos de la mano en el sendero de la esperanza / Sólo tenemos este planeta, dejemos que sea un amigo / Muestra el amor a tu compañero). La orquesta estuvo dirigida por Rolf Lövland, quien ya había tenido un gran papel en la trayectoria eurovisiva de su país como autor, compositor y corista de “La det Swinge” (la canción del 85 que dio a Noruega su primera victoria) y volvería a tenerlo como compositor e intérprete de “Nocturne” (la canción del 95 que dio a Noruega su segunda victoria). Además, compuso las canciones noruegas del 87 y del 94 y dirigió la del 93. Lamentablemente el tema solo consiguió 23 puntos y la 18ª posición, lo que a juicio de muchos es, cuando menos, inexplicable. Merethe grabó una versión en inglés (Visions). (Fuente: Aquí)




NÚMERO 8

Canción: Monté la Riviè (Remonta el Río)
Intérprete: Kali
País: Francia
Lugar obtenido: 8vo. Lugar



Curiosidades: Francia es uno de los 7 países fundadores del Festival Eurovisión que participaron en su primera edición, la de 1956. Durante finales de los 50’s y todos los 60’s, la televisión francesa fue una gran potencia dentro del certamen, registrando 4 de sus 5 triunfos a la fecha, debido en buena medida al idioma imperante en esa época. Su último triunfo data de 1977, con Marie Myriam. Así pues, con dos segundos puestos seguidos en 1990 y 1991, devolvieron a la cadena francesa algo de ilusión por el certamen, con la introducción de nuevos ritmos y alejados de las baladas clásicas. En la edición de 1992, el tema “Monté la riviè” se situó en las semanas previas a la realización del festival entre los temas preferidos por sus sonidos étnicos. Kali (Jean Marc Monnerville) y todo su grupo llegó procedente de la isla de Martinica con ritmos y sonidos del Caribe. El cantante, inconfundible por su color de piel y sus rastas, no se separó en todo momento del bajo, y aunque el tema tiene una letra muy profunda (“Entre las rocas y las raíces un día verás el nacimiento del río, remonta el río, oh... Abre bien tus oídos. Escucha cuidadosamente el sonido del agua. Siempre te indicará el camino…”) le faltó fuerza y algún estribillo al que el público se enganchara. Con todo, el tema tiene el honor de ser la primera representación francesa que no está cantada en francés íntegramente, ya que tiene partes en criollo haitiano, idioma mezcla entre lenguaje europeo (sobre todo castellano y francés) con las lenguas de los primitivos habitantes de Sudamérica. (Fuente: Aquí)





NÚMERO 7

Canción: Little Child (Niño Pequeño)
Intérprete: Mary Spiteri
País: Malta
Lugar obtenido: 3er. Lugar



Curiosidades: La final nacional tuvo lugar el 14 de marzo en el Centro de Conferencias Mediterráneo de La Valletta. Compitieron diez canciones procedentes de una semifinal previa que había tenido la curiosa modalidad de dos galas con las mismas veinte canciones, la primera con todos los temas cantados en maltés (12 de marzo) y la segunda, en inglés (13 de marzo); un jurado eligió las diez finalistas. En la final volvió a haber doble interpretación en las dos lenguas del diminuto archipiélago y volvieron a decidir los votos de un jurado experto. El primer puesto fue para Tfajjel ckejken - Little child defendida por Mary Spiteri (1947), que ya había intentado ir a Eurovisión dos veces en la década de los setenta, en 1971 (con el tema Min int) y en 1975 (segunda con Live for tomorrow y tercera con Try a little love today). Y lo volvería a intentar en 1995, en 1997 (tercera con Lovers play with words) y en 2008 (con dos canciones, ninguna de las cuales llegaría a la final).
 
En los créditos de Little child está casi al completo la delegación maltesa de Roma'91 con el tema Could it be. Georgina Abela, entonces cantante, es la compositora; Raymond Mahoney es el autor de la letra de ambas, y Paul Abela, entonces compositor y director, vuelve a llevar la batuta en Malmö. Little child es una clásica y melodiosa balada en cuyo texto una persona adulta se dirige a un niño, tal vez el que lleva dentro, para cantarle la ingenuidad de la infancia y para prevenirle acerca de los riesgos de la vida (...Mírame y enséñame a vivir de nuevo / Pequeño, tu mirada me alegra / Es una respuesta lo que tus ojos dan / Ahora, ves, estoy de nuevo en el camino / Sacando la niña que hay dentro de mí / Sonríe, vive hoy, y deja el pasado atrás / Vívelo todo intensamente, día a día / Y seguramente hallarás / Que el dolor y el mañana / No merecen ni un par de pensamientos...).
 
El escenario de Malmö se llenó de lujo con el derroche de voz y la elegante presencia de Mary Spiteri en la décima intérprete de la gala, entre los representantes de Chipre e Islandia (en una racha de tres insulares seguidos) y estuvo acompañada por un coro de tres voces mixtas que mereció muy poca atención por parte de las cámaras, centradas en el porte y la interpretación de la solista; el coro, formado por los suecos Elisabeth Melander, Staffan Paulsson y Margareta Nilsson, había acompañado a Carola en Roma. Era una de las favoritas y así quedó corroborado en las votaciones. Los jurados se rindieron ante la calidad vocal y musical de la propuesta maltesa, que lideró la tabla en los primeros compases de la votación. Al final ocupó la tercera posición, del primer top3 en inglés de la historia del ESC. Recibió 123 puntos de quince jurados, con cuatro 12 (de España, Suecia, Portugal y Luxemburgo), tres 10 (Bélgica, Irlanda y Yugoslavia) y tres 8 (Islandia, Austria y Dinamarca) como puntuaciones más elevadas. (Fuente: Aquí)




NÚMERO 6

Canción: Nei eða já (No o sí)
Intérprete: Heart 2 Heart
País: Islandia
Lugar obtenido: 7mo. Lugar



Curiosidades: Esta es la séptima aportación de Islandia al Festival, una vez más, como todos los años precedentes y los que han de venir hasta 1997, con un tema en idioma islandés. La letra es del eurovisivo Stefán Hilmarsson, integrante del dúo Beathoven de 1988 y del dúo Stefán & Eyfi de 1991, que hablaba de la incertidumbre en el amor (...¿No o sí? ¿Ahora o entonces? Nunca voy a decidirme / Despierta o dormida, tú siempre estás en mi mente / ¿No o sí? ¿Sigo o desisto? Es difícil encontrar la respuesta / Aunque creo que la encontraré contigo / Tú me harás girar en una ola de aventuras / Si alguna vez nosotros llegamos a ser uno...). El texto propiciaba una partitura alegre, festiva y pegadiza que interpretaron Sigríður Beinteinsdóttir & Sigrún Eva Ármannsdottir. Les tocó actuar en la undécima posición, entre los representantes de Malta y Finlandia. Las rubísimas cantantes fueron protagonistas indiscutibles, con su estudiada coreografía, de una actuación llena de ritmo, simpatía y desenfado, con ese tipo de canción-actuación que no falta en ningún festival. Recibieron 80 puntos de 15 países, destacando el 12 del Reino Unido y el 8 de España, y ocuparon la 7ª posición, una de las más altas de toda la trayectoria islandesa. La canción tuvo versión en inglés ("Time after time"), pero aún no habían llegado los tiempos en que Islandia cantaba en inglés. (Fuente: Aquí)




NÚMERO 5

Canción: One step out of time (Un Paso a Destiempo)
Intérprete: Michael Ball
País: Reino Unido
Lugar obtenido: 2do. Lugar



Curiosidades: Por no haber participado en las ediciones de 1956 y 1958, la BBC presenta dos ediciones menos que las que cumple el Festival en Malmö, 35. Su palmarés, no obstante, es impresionante: cuatro triunfos (1967, 1969, 1976 y 1981), nada menos que doce segundos puestos (59, 60, 61, 64, 65, 68, 70, 72, 75, 77, 88 y 89), dos terceros (1973 y 1980), cinco cuartos (1962, 1963, 1971, 1974 y 1985) y sólo dos veces fuera del top10 (11º puesto en 1978 y 13º en 1987). La canción inglesa no tardó en convertirse en una de las favoritas antes del festival, llena de ritmo y muy pegadiza, en la línea del pop british más emblemático del festival. Como otros temas de la edición de Malmö, el texto de la canción británica habla de amor y desamor, de separaciones no aceptadas (Otra semana, otro día / Cuando llamo estás a millas de distancia / En los brazos de otro / Todos mis amigos me dicen que estoy loco / Noche tras noche esperando / Me dices que estoy equivocado / Me dices que entro demasiado fuerte / Un paso a destiempo...). La delegación inglesa actuó en la posición decimosexta, entre las baladas de Austria e Irlanda. Con una salida muy dinámica, con movimientos que quieren ser sensuales, se presenta en el escenario Michael Ball (1962), famoso intérprete del teatro musical de su país. Con un carisma desbordante, poco a poco fue adueñándose de la escena y dejando claras sus dotes teatrales para la interpretación, apoyado por un estupendo coro de cinco voces mixtas. La orquesta estuvo bajo la batuta del maestro Ronnie Hazlehurst en la séptima de sus siete participaciones desde 1977. Al final sumó 139 puntos, dieciséis menos que la irlandesa Linda Martin, y se convirtió en el decimotercer segundo puesto de la trayectoria británica. Con Malta en el tercer puesto gracias a los 123 puntos recibidos por el "Little Child" de Mary Spiteri, Malmö'92 dio a la historia el primer top3 íntegro en lengua inglesa. (Fuente: Aquí)




NÚMERO 4

Canción: Rapsodia
Intérprete: Mia Martini
País: Italia
Lugar obtenido: 4to. Lugar



Curiosidades: La RAI italiana llega en la cita de Malmö a su 34ª participación en Eurovisión, tras la reciente segunda victoria (lograda por Toto Cotugno en Zagreb'90) y la más reciente organización por parte de la RAI del segundo festival en Italia (Roma'91). De cara a Malmö'92 la RAI invita a una gran figura de la canción melódica italiana que había ganado dos veces el certamen de Sanremo en los años 70, acumulaba un total de diez participaciones en dicho concurso y había logrado el segundo puesto en la edición del 92 con la canción “Gli uomini non cambiano”, una edición ganada por el eurovisivo Luca Barbarossa. Mimi, como la llamaban cariñosamente en su país, ya había representado a su país en Eurovisión con la canción “Libera” (13ª en 1977). El mismo equipo de su canción de Sanremo'92 está detrás de “Rapsodia”, la canción compuesta por Giuseppe Dati en la parte musical, y con letra de Giancarlo Bigazzi, que a su vez había escrito la letra de las canciones italianas de 1971 (L'amore è un attimo), 1973 (Chi sarà con te) y 1987 (Gente di mare).
 
El hermoso texto de la canción retrata la triste historia de dos personas que después de haberse amado durante mucho tiempo y de haberse separado, se reencuentran pasados los años en un café y dialogan sobre su propia vida, su propia película, su propia rapsodia. La RAI no grabó ningún clip promocional, demostrando ya cierta desidia eurovisiva. En el vídeo que envió a la UER se había limitado a superponer el audio de la canción sobre numerosos paisajes y monumentos de Italia. En la gala de Malmö Mia Martini actuó en la posición decimonovena, entre el dúo danés y la solista yugoslava. Sola en el escenario, levemente iluminado con tonos azules, discretamente vestida en gris, blanco y negro, Mia proyectó una imagen de diva en el ocaso, al tiempo que impregnó el Malmomassan con su voz grave y desgarrada. Fue una actuación memorable, de esas que pasan a la historia por la desnudez escénica, por la intensidad de la interpretación. El tema, si se escucha por vez primera sin ver la actuación de la Martini, no dirá mucho al espectador, pero ganará puntos con cada nueva revisión. Así lo creyeron al menos los países que no le concedieron ningún punto a la canción italiana: España, Bélgica, Israel, Luxemburgo, Reino Unido, Irlanda, Dinamarca y Yugoslavia, pese a lo cual acabó en 4to lugar. La carrera de Mia terminó trágicamente en 1995, cuando fue hallada muerta en su piso cerca de Milán el 12 de mayo, un día antes del 40º Festival de Eurovisión en el que Italia se ausentaba por segundo año consecutivo. La versión oficial apunta a "extrañas circunstancias", aunque en Italia siempre ha corrido el rumor de una muerte por sobredosis. Tenía 47 años. (Fuente: Aquí)




NÚMERO 3

Canción: Why Me? (¿Por qué yo?)
Intérprete: Linda Martin
País: Irlanda
Lugar obtenido: 1er. Lugar



Curiosidades: Why me? supuso la cuarta (y última hasta la fecha) participación de Johnny Logan en Eurovisión, en este caso como autor y compositor, lo mismo que en 1984, año en que su canción "Terminal Three" fue también defendida por Linda Martin y logró el segundo puesto. La primera había sido en 1980, como intérprete de What's another year?, y en la tercera, además de escribir y componer, también cantó Hold me now y en ambas se llevó el primer premio. Estamos, pues, ante la personalidad artística musical más laureada de Eurovisión. Why me? es una intensa balada muy bien construida, con ritmo creciente a medida que avanza, que habla de amor y felicidad. El texto refleja los pensamientos de la voz que canta acerca de su amante, y la pregunta de por qué ella es la afortunada para tener su amor (Te miro y me pregunto / ¿Por qué yo? / A veces me quedo despierta y te veo dormir / Y escucho los latidos de tu corazón / Y a veces, cuando te veo tumbado / Me dejas sin aliento / Y deseo decir: / ¿Por qué yo?...). Justo después del británico Michael Ball y antes de la pareja danesa Lotte & Kenny, salió al escenario Linda Martin, mucho más elegante que en Luxemburgo'84, con un vestido largo de terciopelo gris perla que le dejaba un hombro descubierto y con su larga melena pelirroja simétricamente dispuesta. La acompañó un coro de cinco voces mixtas que la arropó muy bien pero que apenas mereció atención por parte de las cámaras. La orquesta estuvo una vez más, y ya iban diecinueve, bajo la batuta de Noel Kelehan (y todavía le quedaban cuatro). La interpretación de Linda Martin fue impecable. La balada podía ser convencional y simplista, pero la experiencia de la intérprete la llevó muy alto, lo más alto posible. Si en su primera participación Linda fue segunda, ahora se llevaba el primer premio al ser su canción la más puntuada y la que más jurados incluyeron en su veredicto, todos menos dos, los de Israel y Francia. Recibió 155 puntos y dejó al cantante británico, al que superó en dieciséis puntos, con un nuevo segundo puesto. Por su parte, Linda Martin igualaba a Lys Assia y Gigliola Cinquetti en el hecho de lograr medalla de oro y medalla de plata; en el siglo XXI se les uniría el ruso Dima Bilan. Johnny Logan salió al escenario cuando se dio a conocer el triunfo de Irlanda, fue entrevistado por el presentador y dedicó el premio a sus padres, además se quedó en los coros para la repetición de la canción ganadora. (Fuente: Aquí)




NÚMERO 2

Canción: Ljubim te pesmama (Te Beso con mis Canciones)
Intérprete: Extra Nena
País: Yugoslavia
Lugar obtenido: 13er. Lugar



Curiosidades: Yugoslavia inició su historia eurovisiva junto a España y Finlandia en el festival de Cannes'61. Pero su recorrido había de ser bastante más corto, ya que a partir de 1993 empiezan a debutar en el Festival como estados independientes las repúblicas que formaban la federación yugoslava. Entre unas cosas y otras, la participación de Yugoslavia en Malmö'92 es la número 27 y la última de la historia con ese nombre. En sus últimos años de participación, Yugoslavia asistiría a la mejor racha de su corta historia eurovisiva, justo antes de su extinción: 4ª en el 87 con "Ja sam za ples", 6ª en el 88 con "Mangup", 1ª en el 89 con "Rock me" y 7ª en el 90 con "Hajde da ludujemo".

En 1991 Yugoslavia vivió el estallido de la guerra de los Balcanes, que había de prolongarse algunos más y cuyos primeros efectos serían la secesión de las repúblicas eslovena, croata, macedonia y bosnio-herzegovina, convertidas todas ellas en repúblicas independientes en los meses siguientes: Croacia y Eslovenia a finales de junio de 1991, Macedonia en septiembre del mismo año y Bosnia-Herzegovina en abril de 1992. En consecuencia, la final yugoslava de cara al festival del 91 en Roma, que tuvo en el mes de marzo, fue la última de la Yugoslavia que debutara en 1961 y que mantuvo así una trayectoria eurovisiva de treinta años. En 1992 la TV de Yugoslavia que acudió al festival de Malmö representaba a un país denominado República Federal de Yugoslavia y que estaba formado por las repúblicas de Serbia y Montenegro, un precedente del país que debutaría con este nombre doble doce años después en el festival de Estambul'04.

Ljubim te pesmama” es una hermosa y melodiosa balada de aires folk escrita por Gale Janković y compuesta por Radivoje Radivojević, ambos en su única aventura eurovisiva. No sin ambigüedad, es un poema de amor y sensualidad, de sueños, separaciones y plegarias: "He pedido a Dios / Que me dé fuerzas / Para perdonarte todo / Para olvidar cuanto antes sea posible / Estas largas plegarias / Estás todavía en mis labios / Te beso con mis canciones / Temidos sueños nos esperaban / Pero nunca nos fuimos a dormir / El alba rompió dos copas / Se embriagó de amor / Cantó mejor que los gitanos / Oh, Dios, ¿lo soñé todo? / Estás todavía en mis labios..." A la representante yugoslava (de nombre verdadero Snežana Berić ) le tocó participar en la vigésima actuación de la noche, tras la italiana Mia Martini. Extra Nena representa a lo que queda en pie en su país, sola en escena y sin director propio (el sueco Anders Berglund llega incluso a acompañarla con el acordeón mientras realiza las labores de director de la orquesta), consigue ser sensual sin enseñarnos un escote pronunciado o las piernas con un mini-vestido. La sensualidad estaba en ella y en su aplomo para acariciarnos con su canción, mientras el mundo se horrorizaba con las guerras fratricidas de su tierra. Para unos fue la última de las intervenciones de Yugoslavia, para otros fue la primera intervención de Serbia & Montenegro pero Extra Nena, como aquellos atletas que compitieron en las Olimpiadas de Barcelona sin país, bajo bandera olímpica, se representó seguramente a sí misma, con una sentida balada a la que su voz da un toque único. Fueron once los países que la votaron, con el 10 de Israel y el 6 de Turquía como puntuaciones más destacadas; y otros once los que no la votaron, como si se hubieran puesto de acuerdo en las mitades. Un total de 44 puntos dejó a Extra Nena en el puesto 13º, uno por delante de España. La cantante grabó la canción en francés (Je t'embrasse par mes chansons), en inglés (We can't have our love anymore) y en italiano (Ti bacio con ogni canzone). (Fuente: Aquí)




NÚMERO 1

Canción: Olou tou kosmou i elpida (Toda la Esperanza del Mundo)
Intérprete: Cleopatra
País: Grecia
Lugar obtenido: 5to. Lugar



Curiosidades: Como Malta, Israel y Turquía, Grecia llegó a Eurovisión en la década de los 70. A pesar de varias ausencias y una trayectoria mediocre con una quinta posición como mejor logro (en 1977 con "Mathema Solfege"), Grecia llega a su decimoquinta participación en la edición de Malmö, revalidando aquel quinto puesto pero con dos puntos más. Así que el éxito de Cleopatra se va a mantener en lo más alto del palmarés griego hasta el nuevo siglo, cuando lo mejoren con creces dos terceros puestos (2001 y 2004) y una victoria (2005). La ERT griega procedió para el festival con designación interna después de varios años seguidos con selección pública, y confió en una serie de profesionales de la música y el espectáculo entre los que se encontraba Sofía Vossu, que había representado a Grecia el año anterior en Roma. La elección del 92 recayó en Cleopatra Pantazi, una carismática cantante griega con amplia experiencia internacional; que ya había competido en la final griega para Eurovisión nueve años atrás (en 1983). El autor de la canción, Christos Lagos, había acompañado con la guitarra a Sofia Vossou el año anterior, y la letra se centra en los interrogantes eternos del ser humano y el papel esencial del amor (Qué significará para mí el futuro / Me asustan las preguntas de mis hijos / Las respuestas que puedo dar son insuficientes / ... / En el amor he encontrado la respuesta / Y toda la luz de la primavera / Y toda la esperanza del mundo / Qué puedo decir sobre de dónde vengo y adónde voy / Qué es lo que enloquece mi mente / Busco una solución para todo aquello que amo...), con una base musical de balada dramática inspirada tenuemente en el folclore helénico y alejada, desde luego, de las fórmulas eurovisivas. Cleopatra grabó versión en inglés titulada "Song for love". (Fuente: Aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada